U.S. Department of Health and Human Services
 

 Versiones Alternativas

 
También puede pedir versiones impresas a través de nuestro catálogo en línea.​

Contáctenos

Centro de Información de Salud

  • Teléfono: 1-800-860-8747
  • TTY: 1-866-569-1162
  • Correo electrónico: healthinfo@niddk.nih.gov
  • Horario de atención: de lunes a viernes de 8:30 a.m. a 5:00 p.m. (hora del este de los EE.UU.)
 

 Cómo obtener más información

 

Nota: Algunas de las opciones para comunicarse con las siguientes organizaciones están disponibles solamente en inglés.

Organizaciones de la enfermedad de diabetes

Muchas organizaciones ofrecen ayuda a los pacientes y a los profesionales médicos. Vea la lista completa Organizaciones de la enfermedad de diabetes (PDF, 293 KB).​​​​​

Cómo prevenir los problemas de la diabetes: Mantenga la boca sana

En esta página:

¿Cómo puede la diabetes afectar la boca?

Un exceso de glucosa, también llamada azúcar, en la sangre debido a la diabetes puede ocasionarle dolor, infección y otros problemas en la boca. La boca incluye

  • los dientes
  • las encías
  • la mandíbula
  • los tejidos como la lengua, el techo de la boca, la parte de abajo de la boca y el interior de las mejillas

Dibujo del perfil de una mujer con un letrero que señala la mandibula. 

La glucosa está presente en la saliva, que es el líquido que mantiene la boca húmeda. Cuando la diabetes no se controla, los niveles altos de glucosa en la saliva ayudan a que crezcan gérmenes dañinos, llamados placa. La placa también resulta de comer alimentos que contienen azúcares o almidones. Algunos tipos de placa ocasionan caries o daño dental. Otros tipos de placa causan enfermedades de las encías.

Imagen de niveles altos de glucosa que equivalen a niveles más altos de placa. 

Si usted tiene diabetes, la enfermedad de las encías puede ocurrir con más frecuencia, ser más grave y tardar más tiempo en sanar. A su vez, la enfermedad de las encías puede dificultar el control de la glucosa en la sangre. Algunos estudios muestran que si se trata la enfermedad de las encías, es más fácil controlar la glucosa en la sangre.

[Volver Arriba]

¿Qué pasa si tengo placa?

Si la placa no se retira, con el tiempo se endurece y se acumula en el borde de la encía. La placa endurecida dificulta el cepillado y la limpieza entre los dientes. Las encías se ponen rojas, se inflaman y sangran fácilmente. Estas son señales de la primera etapa de la enfermedad de las encías, llamada gingivitis.

Cuando la gingivitis no se trata, se puede convertir en periodontitis. En la periodontitis, las encías se separan de los dientes y forman espacios o bolsas que se infectan. El cuerpo combate los gérmenes a medida que la placa se esparce y crece por debajo del borde de la encía. Pero los gérmenes y la respuesta de su cuerpo a esta infección empiezan a destruir el hueso y el tejido que sostiene los dientes en su lugar. Si la periodontitis no se trata, las encías, los huesos y el tejido que sostiene los dientes se destruyen. Los dientes pueden aflojarse y es posible que se tengan que extraer. Si tiene periodontitis, su dentista puede enviarlo a un periodoncista, que es un experto en tratar la enfermedad de las encías.

Dibujo de una vista cercana de los dientes y las encías sanas de una persona. Dibujo de una vista cercana de los dientes y las encías de una persona con periodontitis.
             Encías sanas                                                  Periodontitis

[Volver Arriba]

¿Cuáles son los problemas más comunes de la boca causados por la diabetes?

Esta tabla muestra los problemas más comunes de la boca causados por la diabetes.

 

Problema ¿Qué es? Síntomas Tratamiento
Gingivitis
  • la primera etapa de la enfermedad de las encías
  • encías rojas, inflamadas y sangrantes
  • cepillado y uso de seda dental a diario
  • limpiezas frecuentes por su dentista
Periodontitis
  • una forma más grave de enfermedad de las encías
  • encías rojas, inflamadas y sangrantes
  • encías que se han retirado de los dientes
  • pus entre los dientes y las encías
  • mal aliento que no desaparece
  • dientes permanentes que se aflojan o se separan unos de otros
  • cambios en la forma en que los dientes se acoplan cuando muerde
  • cambios en la forma en que encajan sus dentaduras postizas (dientes artificiales que se pueden retirar)
  • limpieza profunda por su dentista
  • medicamentos recetados por su dentista
  • cirugía de las encías
Algodoncillo
  • el crecimiento de un hongo que naturalmente se encuentra en la boca y que el cuerpo no puede controlar
  • áreas dolorosas, blancas o a veces rojas en las encías, la lengua, las mejillas o el techo de la boca
  • áreas que se han convertido en llagas abiertas
  • tomar el medicamento recetado por su médico o dentista para eliminar el hongo
  • arreglar las dentaduras postizas que no encajan bien
  • retirar las dentaduras postizas parte del día o de la noche y mantenerlas limpias
Boca seca, llamada xerostomía
  • falta de saliva en la boca, lo que aumenta el riesgo de caries y enfermedad de las encías
  • sensación de sequedad en la boca, que puede ocurrir a menudo o todo el tiempo
  • lengua seca y áspera
  • dolor en la boca
  • labios cuarteados
  • llagas o infección en la boca
  • problemas para masticar, comer, tragar o hablar
  • tomar el medicamento recetado por su médico o dentista para mantener la boca húmeda
  • enjuagar con un enjuague bucal de flúor
  • usar chicles o mentas sin azúcar para aumentar el flujo de saliva
  • tomar sorbos frecuentes de agua
  • evitar el tabaco, la cafeína y el alcohol
  • usar durante la noche un humidificador, un aparato que eleva la humedad en el hogar
  • evitar los alimentos condimentados o salados que podrían causar dolor en la boca seca
Síndrome de la boca ardiente
  • un problema doloroso y complejo en la boca
  • se desconoce la causa pero está relacionado con el daño de los nervios, dentaduras postizas que ocasionan dolor, cambios hormonales, boca seca y dieta deficiente
  • sensación de quemazón en la boca
  • boca seca
  • sabor amargo
  • síntomas que pueden empeorar durante el día
  • depende de sus necesidades y de la causa

Otras señales de problemas en la boca incluyen

  • dolor en la boca, el rostro o la mandíbula que no desaparece
  • dientes flojos
  • dolor al masticar
  • cambio del sentido del gusto
  • manchas oscuras u orificios en los dientes
  • una llaga (úlcera) que no cicatriza

[Volver Arriba]

¿Cómo sé si tengo problemas en la boca causados por la diabetes?

Revísese la boca para ver si hay señales de los problemas causados por la diabetes. Si nota algún problema, consulte a su dentista inmediatamente. Algunas de las primeras señales de enfermedad son las encías inflamadas, sensibles o sangrantes. A veces, no hay señales de la enfermedad de las encías. Es posible que usted no sepa que la tiene hasta que tenga un daño grave. Su mejor defensa es ver al dentista dos veces al año para que le haga una limpieza y chequeo.

Dibujo de un hombre inspeccionándose la boca.
Revísese la boca para ver si hay señales de los problemas causados por la diabetes.

[Volver Arriba]

¿Cómo puedo prepararme para una visita al dentista?

Haga planes con tiempo. Antes de la visita, hable con su médico y su dentista sobre la mejor manera de controlar su nivel de glucosa en la sangre durante el trabajo dental.

Es posible que usted esté tomando medicamentos para la diabetes que hagan que el nivel de glucosa en la sangre esté demasiado bajo, lo cual se llama hipoglucemia. Si usted usa insulina u otros medicamentos para la diabetes, tómelos y coma en la forma que normalmente lo hace antes de ir al dentista. Es posible que tenga que llevar los medicamentos para la diabetes y algo de comer cuando vaya al consultorio del dentista.

Si su nivel de glucosa no está bajo control es posible que necesite posponer cualquier trabajo dental que no sea de emergencia.

Si se siente nervioso por su visita al dentista, dígales al dentista y al personal cómo se siente. Su dentista puede adaptar el tratamiento de acuerdo a sus necesidades. No deje que sus nervios le impidan hacerse chequeos regulares. Esperar demasiado para cuidarse la boca puede empeorar las cosas.

Dibujo de un paciente hablando con su dentista.
Dígales al dentista y al personal cómo se siente.

[Volver Arriba]

¿Qué pasa si la boca me queda adolorida después del trabajo dental?

Si la boca le queda adolorida después del trabajo dental, es posible que no pueda comer ni masticar por varias horas o días. Pregúntele al médico cómo puede modificar su rutina diaria mientras la boca está sanando:

  • qué alimentos o bebidas puede consumir
  • si debe cambiar el horario en que toma sus medicamentos para la diabetes
  • si debe cambiar la dosis de sus medicamentos para la diabetes
  • con qué frecuencia se debe chequear el nivel de glucosa en la sangre

[Volver Arriba]

¿Cómo afecta a la boca el tabaquismo?

Fumar empeora los problemas de la boca. Además aumenta la probabilidad de tener enfermedad de las encías, cáncer de la boca o de la garganta e infecciones por hongos en la boca. Fumar también mancha los dientes y causa mal aliento.

El tabaquismo y la diabetes son una mezcla peligrosa. Fumar eleva su riesgo de que desarrolle muchos de los problemas causados por la diabetes. Si deja de fumar,

  • disminuirá su riesgo de un ataque al corazón, accidentes cerebrovasculares, enfermedades de los nervios, enfermedades de los riñones y amputación
  • podrían mejorar su nivel de colesterol y su presión arterial
  • mejorará la circulación de la sangre

Si fuma, pídale a su médico que le ayude a dejar de fumar o llame a 1–800–784–8669 (1−800−QUITNOW).

Imagen de un símbolo de no fumar. 

[Volver Arriba]

¿Cómo puedo mantener la boca sana?

Puede mantener la boca sana si sigue estos pasos:

  • Conserve su nivel de glucosa en la sangre lo más cerca posible a su valor ideal. Su médico le ayudará a fijar este valor ideal para la glucosa y le enseñará qué debe hacer si su nivel de glucosa en la sangre está demasiado alto o demasiado bajo.
  • Aliméntese de forma saludable y siga el plan de alimentación que usted y su médico o dietista han elaborado.
  • Cepíllese los dientes al menos dos veces al día con pasta de dientes con flúor. El flúor protege los dientes de las caries.
    • Trate de cepillarse tan pronto se despierte en la mañana, antes de acostarse por la noche y después de cada comida y refrigerio.
    • Use un cepillo suave.
    • Cepíllese suavemente el borde de la encía.
    • Use movimientos cortos y circulares.

      Dibujo de un cepillo de dientes, dentífrico y seda dental, juntos sobre una mesa. 

    • Cepíllese el frente, la parte de atrás y la parte superior de cada diente. Cepíllese también la lengua.
    • Cambie el cepillo dental cada tres meses o más pronto si el cepillo parece gastado o las cerdas están muy separadas. Un cepillo dental nuevo retira más placa.
  • Tome agua que contenga flúor añadido o pregúntele a su dentista qué enjuague bucal con flúor le recomienda para prevenir las caries.
  • Pregúntele a su dentista sobre enjuagues antiplaca o antigingivitis para controlar la placa o prevenir la enfermedad de las encías.
  • Use seda dental para limpiar entre los dientes al menos una vez al día. La seda dental le ayuda a evitar la acumulación de placa sobre sus dientes. Cuando se pase la seda:
    • deslícela hacia arriba y hacia abajo y luego en curva alrededor de la base de cada diente

      Dibujo de una mujer pasándose seda dental por los dientes. 

    • use secciones limpias de seda a medida que pasa de un diente a otro
    Otra forma de retirar la placa entre los dientes es usando un palillo o un cepillo interdental. Estos son utensilios delgados diseñados para limpiar entre los dientes, que se pueden comprar en las farmacias o supermercados.
  • Si usa dentaduras postizas, manténgalas limpias. Llévelas a ajustar si se aflojan o las siente incómodas.
  • Llame de inmediato a su dentista si tiene alguna señal de problema en la boca.
  • Visite a su dentista dos veces al año para que le haga su limpieza y chequeo. Su dentista le puede sugerir más visitas si cree que usted las necesita.

Dibujo de un dentista examinando los dientes de un paciente.
Visite a su dentista dos veces al año para que le haga su limpieza y chequeo.

  • Siga las recomendaciones de su dentista.
    • Si el dentista le dice que tiene un problema, atiéndalo de inmediato.
    • Siga los pasos o tratamientos que el dentista le sugiera para mantener su boca sana.
  • Dígale a su dentista que usted tiene diabetes.
    • Dígale a su dentista si ha habido algún cambio en su salud o en los medicamentos que toma.
    • Comparta con él los resultados de algunas de sus pruebas de sangre para la diabetes, como la prueba A1C o la de la glucosa en ayunas.
    • Si su diabetes no está bien controlada, pregúntele si necesita antibióticos antes y después del tratamiento dental.
  • Si fuma, consiga ayuda para dejar de fumar.

[Volver Arriba]

Otras publicaciones de esta serie

La serie “Cómo prevenir los problemas de la diabetes” consta de siete libritos que le pueden ayudar a prevenir los problemas causados por esta enfermedad.

Fotos de las carátulas de los siete libritos en la serie Cómo prevenir los problemas de la diabetes. 

Para recibir un ejemplar gratuito de los libritos de esta serie, llame, escriba o mande un fax o correo electrónico al

National Diabetes Information Clearinghouse
1 Information Way
Bethesda, MD 20892–3560
Teléfono: 1–800–860–8747
TTY: 1–866–569–1162
Fax: 301–634–0716
Correo electrónico: ndic@info.niddk.nih.gov

Estos libritos también están disponibles en Internet en Cómo prevenir los problemas de la diabetes: Controle la diabetes (en inglés: www.diabetes.niddk.nih.gov).

Esta información podría contener contento sobre medicinas y las afecciones que estas tratan cuando se toman según las indicaciones. Durante la preparación de esta publicación, se incluyó la información más actualizada disponible. Para recibir información al día, o si tiene preguntas sobre cualquier medicina, comuníquese con la U.S. Food and Drug Administration (Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA por sus siglas en inglés). Llame gratis al 1-888-463-6332 (1-888-INFO-FDA), o visite su sitio web en www.fda.gov (en español: www.fda.gov/AboutFDA/EnEspanol). Consulte al proveedor de atención médica para obtener más información.

[Volver Arriba]


El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quiere agradecer a:
Lynn Grieger, R.D., C.D.E.; Celia Levesque, R.N., C.D.E.; Teresa McMahon, Pharm.D., C.D.E.; Barbara Schreiner, R.N., M.N., C.D.E., de la American Association of Diabetes Educators. Phyllis Barrier, M.S., R.D., C.D.E.; Linda Haas, Ph.C., R.N., C.D.E.; Kathleen Mahoney, M.S.N., R.N., C.D.E.; Randi Kington, M.S., R.N., C.S., C.D.E., de la American Diabetes Association. Jan Drass, R.N., C.D.E., de los Centers for Medicare & Medicaid Services. Jill Ely, R.N., C.D.E.; Sam Engel, M.D.; Pam Howard, A.P.R.N., C.D.E., de los Diabetes Research and Training Centers Albert Einstein School of Medicine. Madelyn Wheeler, M.S., R.D., F.A.D.A., C.D.E., Indiana University School of Medicine. Ok Chon Allison, M.S.N., R.N.C.S., A.N.P., C.D.E.; Barbara Backer, B.S.; James W. Pichert, Ph.D.; Alvin Powers, M.D.; Melissa E. Schweikhart; Michael B. Smith; Kathleen Wolffe, R.N., VA/JDF Diabetes Research Center, Vanderbilt School of Medicine. Ernestine Baker, R.N., F.N.P., C.D.E.; Kris Ernst, R.N., C.D.E.; Margaret Fowke, R.D., L.D.; Kay Mann, R.N., C.D.E., de la Grady Health System Diabetes Clinic. Ruth Bear, R.D., C.D.E.; Dorinda Bradley, R.N., C.D.E.; Terry Fisher, R.N.; Lorraine Valdez, R.N., C.D.E., del Indian Health Service. Charmaine Branchaud, B.S.N., R.N., C.D.E., Red Lake, MN. Resa Levetan, M.D., Del Medlantic Research Center. Luby Garza-Abijaoude, M.S., R.D., L.D., del Texas Diabetes Council, Texas Department of Health

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.


[Volver Arriba]

Agosto 2012