U.S. Department of Health and Human Services
Enfermedad de los riñones
 

 Versiones alternativas

 

You can also order print versions from our online catalog.

Contáctenos

Centro de Información de Salud

  • Teléfono: 1-800-860-8747
  • TTY: 1-866-569-1162
  • Correo electrónico: healthinfo@niddk.nih.gov
  • Horario de atención: de lunes a viernes de 8:30 a.m. a 5:00 p.m. (hora del este de los EE.UU.)
 

 Cómo obtener más información

 

Nota: Algunas de las opciones para comunicarse con las siguientes organizaciones están disponibles solamente en inglés.

Organizaciones de enfermedades renales y urológicas

Muchas organizaciones ofrecen ayuda a los pacientes y a los profesionales médicos. Vea la lista completa Organizaciones de enfermedades renales y urológicas (PDF, 345 KB).​​

La presión arterial alta y la insuficiencia renal

En esta página:

Los riñones desempeñan un papel clave para mantener la presión arterial de una persona dentro de los límites saludables, y a su vez, la presión arterial puede afectar la salud de los riñones. La presión arterial alta, también llamada hipertensión, puede dañar los riñones y provocar insuficiencia renal crónica (CKD por sus siglas en inglés).

¿Qué es la presión arterial alta?

La presión arterial mide la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos. El exceso de líquido en el cuerpo aumenta la cantidad de líquido en los vasos sanguíneos, y hace que la presión arterial aumente. Los vasos sanguíneos estrechos, duros u obstruidos también aumentan la presión arterial.

Las personas con presión arterial alta deben consultar a un médico regularmente.

[Volver Arriba]

¿Cómo daña la presión arterial alta a los riñones?

La presión arterial alta hace que el corazón trabaje más duro y, con el tiempo, puede dañar los vasos sanguíneos por todo el cuerpo. Si los vasos sanguíneos de los riñones se dañan, es posible que dejen de eliminar los desechos y el exceso de líquido del cuerpo. Entonces, puede que el exceso de líquido en los vasos sanguíneos aumente aún más la presión arterial. Es un ciclo peligroso.

Riñón saludable hace EPO tan huesos hacen que los glóbulos rojos que transportan oxígeno. Riñón enfermo hace menos de EPO por lo menos glóbulos rojos y menos oxígeno.
La hipertensión puede ser el resultado de un exceso de líquido en los vasos sanguíneos normales o de la cantidad normal de líquido en vasos sanguíneos estrechos, duros u obstruidos.

La presión arterial alta es una de las causas principales de insuficiencia renal, también llamada enfermedad renal en estado terminal (ESRD por sus siglas en inglés). Las personas con insuficiencia renal deben recibir un trasplante de riñón o someterse a tratamientos de diálisis; es decir, tratamientos regulares para purificar la sangre. Cada año, la presión arterial alta causa más de 25.000 casos nuevos de insuficiencia renal en los Estados Unidos. 1

1United States Renal Data System. USRDS 2007 Annual Data Report. Bethesda, MD: National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Institutes of Health, U.S. Department of Health and Human Services; 2007.

[Volver Arriba]

¿Cuáles son los signos y síntomas de la presión arterial alta?

La mayoría de las personas con presión arterial alta no presenta síntomas. La única forma de saber si la presión arterial de una persona esté alta es hacer que un profesional médico se la mida con un tensiómetro. El resultado se expresa con dos números. El primer número representa la presión cuando el corazón está latiendo, llamada presión sistólica. El segundo número representa la presión cuando el corazón esté en reposo entre latidos, llamada presión diastólica. La presión arterial de una persona se considera normal si permanece en 120/80 o menos, lo cual se suele expresar comúnmente como "120 sobre 8". Si una persona tiene una presión arterial sistólica de entre 120 y 139, o una presión arterial diastólica de entre 80 y 89, se considera que la persona tiene prehipertensión y por eso debería adoptar cambios en el estilo de vida para disminuir su presión arterial y prevenir enfermedades cardíacas y de los vasos sanguíneos. Si una persona tiene una presión arterial sistólica que sea regularmente de 140 o mayor, o cuya presión diastólica sea de 90 o mayor, se considera que la persona tiene presión arterial alta y debería hablar con un médico sobre las mejores formas de bajarla.

[Volver Arriba]

¿Cuáles son los signos y síntomas de la insuficiencia renal crónica (CKD)?

La insuficiencia renal crónica en las primeras etapas, es un problema "silencioso"; es decir, como la presión arterial alta, no da ningún signo ni síntoma. Es posible que una persona tenga CKD sin saberlo, porque no se siente enfermo. La tasa de filtración glomerular (GFR por sus siglas en inglés) de una persona es la medición de lo bien que los riñones pueden filtrar los desechos de la sangre. La GFR se calcula con una medición de rutina del nivel de creatinina en la sangre. El resultado se llama tasa estimada de filtración glomerular (TFGe por sus siglas en inglés).

La creatinina es un producto de desecho formado por la descomposición normal de las células musculares. Los riñones sanos sacan la creatinina de la sangre y la pasan a la orina para eliminarla del cuerpo. Cuando los riñones no están funcionando bien, se acumula creatinina en la sangre.

Un resultado TFGe de menos de 60 mililitros por minuto (mL/min) sugiere la presencia de cierto daño renal. El puntaje significa que los riñones de una persona no funcionan con toda su capacidad.

Otro signo de CKD es la proteinuria, o proteína en la orina. Los riñones sanos eliminan los desechos de la sangre pero dejan las proteínas. Puede que los riñones dañados no logren separar los desechos de una proteína en la sangre llamada albúmina. Al principio, puede que sólo pase a la orina pequeñas cantidades de albúmina; esta afección se conoce como microalbuminuria, un signo de fallos en la función renal. Al empeorar la función renal, aumenta la cantidad de albúmina y otras proteínas en la orina, una afección que se llama proteinuria. Hay indicación de CKD cuando se excretan en la orina más de 30 miligramos de albúmina por gramo de creatinina, con o sin indicación de la TFGe disminuida.

[Volver Arriba]

¿Cómo se puede prevenir el daño renal causado por la presión arterial alta?

El Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre (NHLBI por sus siglas en inglés), uno de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés), recomienda que las personas con CKD reciban cualquier tratamiento que sea necesario para mantener su presión arterial por debajo de los 130/80, incluidos cambios de estilo de vida y medicamentos.

[Volver Arriba]

¿Los medicamentos pueden ayudar a controlar la presión arterial?

Muchas personas necesitan tomar medicinas para controlar la presión arterial alta. Hay disponibles varias medicinas efectivas para tratar la presión arterial alta. Los tipos de medicinas para la presión arterial que los médicos recetan más comúnmente son diuréticos, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ACE por sus siglas en inglés), bloqueadores de los receptores de la angiotensina (ARB por sus siglas en inglés), betabloqueadores y bloqueadores del canal de calcio. Dos de esos medicamentos, los inhibidores de ACE y los ARB, surten un efecto adicional de protección sobre los riñones. Los estudios han demostrado que los inhibidores de ACE y los ARB reducen la proteinuria y retrasan la evolución del daño renal. Los diuréticos ayudan a las personas a orinar y a eliminar el exceso de líquido del cuerpo. Puede que sea necesario tomar una combinación de dos o más medicinas para la presión arterial a fin de mantener la presión por debajo de 130/80.

[Volver Arriba]

¿Cómo se puede controlar la presión arterial?

El NHLBI recomienda cinco cambios de estilo de vida que ayudan a controlar la presión arterial. Las personas con prehipertensión o presión arterial alta deberían

  • mantener su peso en un nivel cercano al normal.
  • comer frutas y vegetales frescos, cereales y productos lácteos descremados.
  • limitar el consumo diario de sal (sodio) a 2,000 miligramos. Deberían limitar el consumo de comidas congeladas y el consumo de alimentos de restaurantes de comida rápida. Deberían leer las etiquetas de información nutricional de los alimentos envasados, para saber cuánto sodio hay en una porción. Para controlar el consumo de sodio, puede resultar útil llevar un registro del consumo de sodio.
  • hacer suficiente ejercicio, al menos 30 minutos de actividad moderada como caminar, andar en bicicleta o nadar, la mayoría de los días de la semana.
  • evitar tomar demasiado alcohol. Los hombres no deberían consumir más de dos tragos por día; dos porciones de 12 onzas de cerveza, dos porciones de 5 onzas de vino o dos porciones de 1.5 onzas de licores fuertes. Las mujeres no deberían consumir más de una porción por día, porque las diferencias en la manera de descomposición de los alimentos en el cuerpo hace que las mujeres sean más sensibles a los efectos del alcohol.

[Volver Arriba]

¿Quiénes corren riesgo de padecer insuficiencia renal relacionada con la presión arterial alta?

Todas las personas corren algún riesgo de padecer insuficiencia renal a causa de la presión arterial alta. No obstante, los africanoamericanos tienen más probabilidades que los caucásicos de sufrir de presión arterial alta y los problemas renales relacionados, incluso cuando su presión arterial sólo está un poco elevada. De hecho, los africanoamericanos tienen seis veces más probabilidades que los caucásicos de padecer insuficiencia renal relacionada con la hipertensión. 2

Las personas con diabetes también corren mayor riesgo de padecer insuficiencia renal. El control precoz de la presión arterial alta es especialmente importante para los africanoamericanos con diabetes.

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), que también forma parte de los NIH, patrocinó el Estudio de Insuficiencia Renal e Hipertensión en Africanoamericanos (AASK por sus siglas en inglés) para encontrar formas eficaces de prevenir la presión arterial alta y la insuficiencia renal en esta población. Los resultados, publicados en la edición del 20 de noviembre de 2002 de la revista Journal of the American Medical Association, demostraron que un inhibidor de ACE resultó ser el fármaco más eficaz para retrasar la evolución de la insuficiencia renal en africanoamericanos. Si bien los inhibidores de ACE ayudan a reducir el riesgo de insuficiencia renal, son menos eficaces en la disminución de la presión arterial en los africanoamericanos que en los caucásicos.

2United States Renal Data System. USRDS 2007 Annual Data Report. Bethesda, MD: National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Institutes of Health, U.S. Department of Health and Human Services; 2007.

[Volver Arriba]

Puntos a recordar

  • Cada año, la presión arterial alta causa más de 25.000 casos nuevos de insuficiencia renal en los Estados Unidos.
  • La insuficiencia renal crónica (CKD) se presenta cuando la tasa de filtración glomerular estimada (TFGe) es inferior a 60 mililitros por minuto (mL/min).
  • Otro signo de CKD es la presencia de más de 30 miligramos de albúmina por gramo de creatinina en una muestra de orina.
  • Las personas con CKD deben intentar mantener su presión arterial por debajo de 130/80.
  • Dos grupos de medicinas, llamados inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ACE) y bloqueadores de los receptores de la angiotensina (ARB), disminuyen la presión arterial y surten un efecto adicional de protección sobre los riñones.
  • Los africanoamericanos tienen seis veces más probabilidades que los caucásicos de padecer insuficiencia renal relacionada con la hipertensión.
  • El control precoz de la presión arterial alta es especialmente importante para los africanoamericanos con diabetes.

[Volver Arriba]

Ensayos Clínicos

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés) y otras organizaciones del Instituto Nacional de Salud (NIH) conducen y ayudan en la investigación de muchas enfermedades y condiciones médicas.

Que son ensayos clínicos, y serian una buena opción para usted?
Los ensayos clínicos son parte de la investigación clínica y a la raíz de todos avances médicos. Los ensayos clínicos buscan maneras nuevas de prevenir, detectar o tratar enfermedades. Los investigadores también usan los ensayos clínicos para estudiar otros aspectos de la atención clínica, como la manera de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas. Averigüe si los ensayos clínicos son adecuados para usted.

Que ensayos clínicos están disponibles?
Para más información sobre los ensayos clínicos que están disponibles y están reclutando visite: www.ClinicalTrials.gov.

Esta publicación podría contener información sobre medicinas y las afecciones que estas tratan cuando se toman según las indicaciones. Durante la preparación de esta publicación, se incluyó la información más actualizada disponible. Para recibir información al día, o si tiene preguntas sobre cualquier medicina, comuníquese con la U.S. Food and Drug Administration (Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA por sus siglas en inglés).  Llame gratis al 1-888-463-6332 (1-888-INFO-FDA), o visite su sitio web en www.fda.gov (en español):  www.fda.gov/AboutFDA/EnEspanol). Consulte al proveedor de atención médica para obtener más información.

[Volver Arriba]


El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quiere agradecer a:
Vito M. Campese, M.D., University of Southern California; Matthew Weir, M.D., University of Maryland; Eduardo Ortiz, M.D., del National Heart, Lung, and Blood Institute

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.


[Volver Arriba]

Febrero 2014​