U.S. Department of Health and Human Services
 

 Versiones alternativas

 

También puede pedir versiones impresas a través de nuestro catálogo en línea.

Contáctenos

Centro de Información de Salud

  • Teléfono: 1-800-860-8747
  • TTY: 1-866-569-1162
  • Correo electrónico: healthinfo@niddk.nih.gov
  • Horario de atención: de lunes a viernes de 8:30 a.m. a 5:00 p.m. (hora del este de los EE.UU.)
 

 Cómo obtener más información

 

Nota: Algunas de las opciones para comunicarse con las siguientes organizaciones están disponibles solamente en inglés.

Organizaciones de enfermedades renales y urológicas

Muchas organizaciones ofrecen ayuda a los pacientes y a los profesionales médicos. Vea la lista completa Organizaciones de enfermedades renales y urológicas (PDF, 345 KB).​​

Lo que usted debe saber sobre las piedras en los riñones

En esta página

¿Qué es una piedra en el riñón?

Una piedra en el riñón es un trozo de material sólido que se forma en un riñón cuando hay niveles altos de ciertas sustancias en la orina. Estas sustancias normalmente se encuentran en la orina y no causan problemas a niveles más bajos.

Una piedra puede permanecer en el riñón o descender por las vías urinarias. El tamaño de las piedras en los riñones varía. Una piedra pequeña puede salir sola, causando poco o nada de dolor. Una piedra más grande puede atascarse en las vías urinarias. Una piedra atascada puede obstruir el flujo de orina y provocar dolor o sangrado intensos.

[Volver Arriba]

¿Qué son las vías urinarias?

Las vías urinarias son el sistema de drenaje del cuerpo para eliminar desechos y el exceso de agua. Las vías urinarias incluyen dos riñones, dos uréteres, una vejiga y una uretra. Los riñones son dos órganos con forma de frijol y tienen el tamaño similar al de un puño. Están ubicados justo debajo de la caja torácica, uno a cada lado de la columna vertebral. Cada día, los dos riñones procesan alrededor de 120 a 150 cuartos de galón de sangre para producir alrededor de 1 a 2 cuartos de galón de orina, compuesta de desechos y el exceso de agua. La orina fluye desde los riñones hacia la vejiga a través de tubos llamados uréteres.

La vejiga almacena orina hasta que la libera mediante la micción. Cuando la vejiga se vacía, la orina sale del cuerpo por un tubo llamado uretra, que se encuentra en la parte inferior de la vejiga.

Ilustración de las vías urinarias con rótulos para los riñones, vejiga, uréteres y uretra. El recuadro muestra cortes transversales de un riñón y la vejiga con piedras.
Piedras renales en el riñón, el uréter y la vejiga

[Volver Arriba]

¿Qué causa la formación de piedras en los riñones?

Las piedras en los riñones son provocadas por niveles altos de calcio, oxalato y fósforo en la orina. Algunos alimentos pueden causar piedras en los riñones en algunas personas. Usted puede ser más propenso a tener una piedra en el riñón si tiene

  • una afección que altera los niveles de sustancias en la orina y puede hacer que se formen piedras
  • antecedentes familiares de piedras en los riñones
  • infecciones reiteradas, o recurrentes, de las vías urinarias
  • bloqueo de las vías urinarias
  • problemas digestivos

También puede ser más propenso a tener una piedra en el riñón si no bebe suficiente líquido o si toma ciertos medicamentos.

[Volver Arriba]

¿Cuáles son los tipos de piedras en los riñones?

Los médicos han encontrado cuatro tipos principales de piedras en los riñones:

  • Los tipos más habituales de piedras contienen calcio. El calcio es una parte normal de una dieta sana. El calcio que no es utilizado por los huesos y los músculos se dirige a los riñones. En la mayoría de las personas, los riñones eliminan el exceso de calcio con el resto de la orina. Las personas que tienen piedras de calcio retienen el calcio en los riñones. El calcio que se retiene se une a otros productos de desecho para formar una piedra. Las personas pueden tener piedras de oxalato de calcio y de fosfato de calcio. Las piedras de oxalato de calcio son más habituales.
  • Se puede formar una piedra de ácido úrico cuando la orina contiene demasiado ácido. Las personas que comen mucha carne, pescado y mariscos pueden desarrollar piedras de ácido úrico.
  • Después de sufrir una infección urinaria, se puede formar una piedra de estruvita.
  • Las piedras de cistina se producen por un trastorno genético, lo que significa que es un problema que se transmite de padres a hijos. El trastorno provoca que se filtre cistina a la orina a través de los riñones.

[Volver Arriba]

¿Qué aspecto tienen las piedras en los riñones?

El tamaño y la forma de las piedras en los riñones varían. Las piedras pueden ser tan pequeñas como un grano de arena o tan grandes como una perla. Algunas piedras incluso pueden llegar a ser del tamaño de pelotas de golf. Las piedras pueden ser lisas o espiculadas y suelen ser amarillas o marrones.

Ilustración de tres piedras en los riñones de diversas formas. Los rótulos de las piedras son: tamaño de una pelota de golf y marrón, pequeña y lisa, y espiculada y amarilla.
El tamaño y la forma de las piedras en los riñones varían. Estas piedras no son de tamaño real.

[Volver Arriba]

¿Cuáles son los síntomas de piedras en los riñones?

Es posible que tenga una piedra en el riñón si

  • siente dolor al orinar
  • ve sangre en la orina
  • siente un dolor agudo en la espalda o la parte baja del abdomen (el área entre el pecho y las caderas)

El dolor puede durar poco o mucho. Puede tener náuseas y vómitos que acompañen al dolor. Si tiene una pequeña piedra que sale por sí misma fácilmente, es posible que no tenga ningún síntoma.

[Volver Arriba]

¿Cuándo debo llamar a un médico?

Debe llamar a un médico si se presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • dolor extremo en la espalda o la parte inferior del abdomen que no desaparece
  • sangre en la orina
  • fiebre y escalofríos
  • vómitos
  • orina que tiene mal olor o es de aspecto turbio
  • dolor al orinar

Estos problemas pueden indicar que usted tiene una piedra en los riñones o una afección más grave.

[Volver Arriba]

¿Cómo se diagnostican las piedras en los riñones?

Para diagnosticar si tiene piedras en los riñones, el médico le hará un examen físico y le preguntará por sus antecedentes médicos. El médico podrá preguntarle si tiene antecedentes familiares de piedras en los riñones y acerca de su dieta, problemas digestivos y otros problemas de salud. El médico podrá hacerle análisis de orina y sangre, y estudios por imágenes para completar el diagnóstico.

  • Los análisis de orina pueden mostrar si tiene una infección o si su orina contiene sustancias que forman piedras.
  • Los análisis de sangre pueden mostrar problemas que producen piedras en los riñones.
  • Los estudios por imágenes se utilizan para encontrar la ubicación de las piedras renales en su cuerpo. Los análisis también pueden mostrar problemas que causaron la formación de una piedra en los riñones.

[Volver Arriba]

¿Cómo se tratan las piedras en los riñones?

El tratamiento de las piedras en los riñones en general depende de su tamaño y composición. Las piedras en los riñones las puede tratar su médico habitual o un urólogo (un médico especializado en las vías urinarias). Tal vez necesite tratamiento si tiene síntomas o si una piedra renal obstruye las vías urinarias. Por lo general, no se necesita tratamiento para las piedras pequeñas. De todos modos, tal vez necesite medicamentos para el dolor. También debe beber mucho líquido para ayudar a que la piedra se desplace. Si tiene vómitos a menudo o no bebe suficiente líquido, es posible que deba ir al hospital para que le administren líquidos mediante una aguja en el brazo.

Si tiene una piedra grande en los riñones o una obstrucción de las vías urinarias, el urólogo puede extraer la piedra o partirla en trozos más pequeños con los siguientes tratamientos:

  • Litotricia por ondas de choque. El urólogo puede usar una máquina con ondas de choque para aplastar la piedra en el riñón. Las ondas de choque pasan de la máquina a su cuerpo. Los trozos más pequeños de la piedra luego pueden pasar por las vías urinarias.
  • Ureteroscopía. El urólogo utiliza un instrumento largo similar a un tubo llamado ureteroscopio, que tiene un dispositivo ocular para hallar la piedra. El instrumento se inserta por la uretra y se pasa por la vejiga hasta llegar al uréter. Una vez que se halla la piedra, el urólogo puede extraerla o puede partirla en trozos más pequeños con energía láser.

Ilustración de la vejiga, uréter y riñón con un corte transversal del ureteroscopio insertado por la vejiga en el uréter, donde una piedra obstruye el flujo de orina.
Ureteroscopía

  • Nefrolitotomía percutánea. El urólogo usa un instrumento de visualización delgado como un cable, que se llama nefroscopio, para localizar y eliminar la piedra. La herramienta se inserta directamente en el riñón a través de un pequeño corte que se hace en la espalda. En el caso de piedras más grandes, también se pueden usar ondas de choque para partir la piedra en trozos más pequeños.

[Volver Arriba]

¿Cómo puedo prevenir las piedras en los riñones?

Para prevenir las piedras en los riñones, debe saber qué las provocó. Tal vez el médico le pida que trate de atrapar la piedra renal cuando la expulsa en la orina. Luego la piedra renal puede enviarse al laboratorio para averiguar de qué tipo es. Si recibe tratamiento en el hospital y el médico extrae la piedra, también se la enviará a un laboratorio para hacer análisis.

Es posible que su médico le pida que recolecte su orina durante 24 horas después de haber eliminado la piedra o de que se la hayan extraído. Así su médico puede medir qué cantidad de orina produce en un día y los niveles de minerales en la orina. Es más probable que desarrolle piedras si no produce suficiente orina todos los días o si tiene un problema con los niveles de minerales.

Una vez que sepa qué tipo de piedra tenía en el riñón, podrá realizar cambios en su alimentación, dieta y nutrición, y tomar medicamentos para prevenir futuras piedras en los riñones.

[Volver Arriba]

Alimentación, dieta y nutrición

Puede ayudar a prevenir las piedras en los riñones al hacer cambios en las cantidades que consume de los siguientes elementos:

  • líquidos
  • sodio
  • proteína animal
  • calcio
  • oxalato

Beber la cantidad suficiente de líquido todos los días es la mejor manera de ayudar a prevenir la mayoría de los tipos de piedras en los riñones. Debe beber entre 2 y 3 litros de líquido por día. Si tuvo piedras de cistina, es posible que deba beber incluso más. Aunque el agua es lo mejor, otros líquidos también pueden servir para prevenir las piedras en los riñones, como las bebidas cítricas.

Ilustración de una mujer parada junto a la encimera de la cocina bebiendo de un vaso. Sobre la encimera hay una jarra de agua y un frasco de píldoras.
Debe beber entre 2 y 3 litros de líquido por día.

Usted puede introducir los siguientes cambios en su dieta según el tipo de piedra renal que tuvo:

Piedras de oxalato de calcio

  • reducir el sodio
  • reducir las proteínas animales, como carne, huevo y pescado
  • obtener suficiente calcio de los alimentos o tomar suplementos de calcio con los alimentos
  • evitar los alimentos con alto contenido de oxalato, como espinaca, ruibarbo, nueces y salvado de trigo

Piedras de fosfato de calcio

  • reducir el sodio
  • reducir las proteínas animales
  • obtener suficiente calcio de los alimentos o tomar suplementos de calcio con los alimentos

Piedras de ácido úrico

  • limitar las proteínas animales

Puede encontrar más información sobre la forma en que los cambios en la dieta afectan la formación de piedras en los riñones en la hoja de datos Diet for Kidney Stone Prevention (Dieta para la prevención de piedras en los riñones) del Centro Coordinador Nacional de Información sobre las Enfermedades Renales y Urológicas (National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse, NKUDIC) en www.kidney.niddk.nih.gov.

Medicamentos

Su médico puede recetarle medicamentos según el tipo de piedra en el riñón que tuvo y los problemas de salud que tiene, que lo hacen más propenso a la formación de piedras.

[Volver Arriba]

Puntos para recordar

  • Una piedra en el riñón es un trozo de material sólido que se forma en un riñón cuando hay niveles altos de ciertas sustancias en la orina. Estas sustancias normalmente se encuentran en la orina y no causan problemas a niveles más bajos.
  • Las piedras en los riñones son provocadas por niveles altos de calcio, oxalato y fósforo en la orina.
  • Es posible que tenga una piedra en el riñón si
    • siente dolor al orinar
    • ve sangre en la orina
    • siente un dolor agudo en la espalda o la parte inferior del abdomen
  • Si tiene una pequeña piedra que sale por sí misma fácilmente, es posible que no tenga ningún síntoma.
  • Para diagnosticar si tiene piedras en los riñones, el médico le hará un examen físico y le preguntará por sus antecedentes médicos. El médico podrá hacerle análisis de orina y sangre, y estudios por imágenes para completar el diagnóstico.
  • El tratamiento de las piedras en los riñones en general depende de su tamaño y composición. Tal vez necesite medicamentos para el dolor. También debe beber mucho líquido. Si tiene una piedra grande en el riñón o una obstrucción de las vías urinarias, el urólogo puede extraer la piedra o partirla en trozos pequeños con litotricia por ondas de choque, ureteroscopía o nefrolitotomía percutánea.
  • Para prevenir las piedras en los riñones, debe saber qué las provocó.
  • Una vez que sepa qué tipo de piedra tenía en el riñón, podrá realizar cambios en su alimentación, dieta y nutrición, y tomar medicamentos para prevenir futuras piedras en los riñones.

[Volver Arriba]

Ensayos Clínicos

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés) y otras organizaciones del Instituto Nacional de Salud (NIH) conducen y ayudan en la investigación de muchas enfermedades y condiciones médicas.

Que son ensayos clínicos, y serian una buena opción para usted?
Los ensayos clínicos son parte de la investigación clínica y a la raíz de todos avances médicos. Los ensayos clínicos buscan maneras nuevas de prevenir, detectar o tratar enfermedades. Los investigadores también usan los ensayos clínicos para estudiar otros aspectos de la atención clínica, como la manera de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas. Averigüe si los ensayos clínicos son adecuados para usted.

Que ensayos clínicos están disponibles?
Para más información sobre los ensayos clínicos que están disponibles y están reclutando visite: www.ClinicalTrials.gov.

Esta publicación podría contener información sobre medicinas y las afecciones que estas tratan cuando se toman según las indicaciones. Durante la preparación de esta publicación, se incluyó la información más actualizada disponible. Para recibir información al día, o si tiene preguntas sobre cualquier medicina, comuníquese con la U.S. Food and Drug Administration (Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA por sus siglas en inglés).  Llame gratis al 1-888-463-6332 (1-888-INFO-FDA), o visite su sitio web en www.fda.gov (en español):  www.fda.gov/AboutFDA/EnEspanol). Consulte al proveedor de atención médica para obtener más información.

[Volver Arriba]


El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quiere agradecer a:
John Asplin, M.D., The University of Chicago Hospitals; Anne Gaddy, Zacchaeus Free Clinic; Pamela Grigsby, P.A., Washington Nephrology Associates; Charlotte Szromba, M.S.N., R.N., C.N.N., The University of Chicago Hospitals; Judith Thomas, American Society of Nephrology; Gail Wick, R.N., B.S.N., American Nephrology Nurses’ Association

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.


[Volver Arriba]

Noviembre 2013