U.S. Department of Health and Human Services
 

 Versiones alternativas

 

También puede pedir versiones impresas a través de nuestro catálogo en línea.

 

 Enlaces adicionales

 

Contáctenos

Centro de Información de Salud

  • Teléfono: 1-800-860-8747
  • TTY: 1-866-569-1162
  • Correo electrónico: healthinfo@niddk.nih.gov
  • Horario de atención: de lunes a viernes de 8:30 a.m. a 5:00 p.m. (hora del este de los EE.UU.)
 

 Cómo obtener más información

 

Endoscopia esofagogastroduodenal

En esta página:

¿Qué es la endoscopia esofagogastroduodenal?

La endoscopia esofagogastroduodenal es un procedimiento que usa un endoscopio flexible y con luz propia para mirar dentro del tracto gastrointestinal (GI) superior. El tracto gastrointestinal superior comprende el esófago,el estómago y el duodeno (que es la primera porción del intestino delgado).

[Volver Arriba]

¿Qué problemas puede detectar la endoscopia esofagogastroduodenal?

La endoscopia esofagogastroduodenal puede detectar

  • úlceras
  • crecimientos anormales
  • procesos precancerosos
  • bloqueo intestinal
  • inflamación
  • hernia hiatal

[Volver Arriba]

¿Cuándo se usa la endoscopia esofagogastroduodenal?

La endoscopia esofagogastroduodenal puede usarse para determinar las causas de

  • dolor abdominal
  • náuseas
  • vómitos
  • problemas de deglución
  • reflujo gástrico
  • pérdida inexplicada de peso
  • anemia
  • sangrado en el tracto gastrointestinal superior

Dibujo del tracto digestivo en el que se señala el esófago, estómago, intestino delgado y duodeno.
La endoscopia esofagogastroduodenal es un procedimiento que usa un endoscopio flexible y con luz propia para mirar dentro del esófago, el estómago y el duodeno.

La endoscopia esofagogastroduodenal puede usarse para extraer objetos atorados, inclusive alimentos, y para tratar enfermedades como las úlceras sangrantes. También se puede usar para la biopsia de tejidos en el tracto gastrointestinal superior. Durante una biopsia, se extirpa un pequeño pedazo de tejido para luego examinarlo con un microscopio.

[Volver Arriba]

Cómo preparase para la endoscopia esofagogastroduodenal

El tracto gastrointestinal superior se debe vaciar antes de la endoscopia esofagogastroduodenal. Generalmente, no se permite comer ni beber de 4 a 8 horas antes del procedimiento. También se prohíbe fumar o mascar chicle durante este tiempo.

Los pacientes deben informar al médico sobre todos los problemas de salud que tengan (particularmente problemas cardíacos o pulmonares, diabetes y alergias) y todos los medicamentos que estén tomando. Se puede pedir al paciente que deje de tomar medicamentos que afecten la coagulación sanguínea o interactúen con sedantes, que generalmente se administran durante una endoscopia esofagogastroduodenal. Los medicamentos y vitaminas que pueden prohibirse antes de una endoscopia esofagogastroduodenal superior incluyen

  • fármacos antiinflamatorios no esteroides como la aspirina, ibuprofeno (Advil) y naproxeno (Aleve)
  • anticoagulantes sanguíneos
  • medicamentos para la presión arterial
  • medicamentos para la diabetes
  • antidepresivos
  • suplementos dietéticos

No se permite al paciente conducir de 12 a 24 horas luego de la endoscopia esofagogastroduodenal para permitir que los efectos del sedante desaparezcan. Antes de la cita, los pacientes deben hacer planes para que los lleven a su casa.

[Volver Arriba]

¿Cómo se realiza una endoscopia esofagogastroduodenal?

La endoscopia esofagogastroduodenal se lleva a cabo en el hospital o en un centro ambulatorio.

Los pacientes pueden recibir un anestésico local en forma líquida con el que se hacen gárgaras o que se aplica con un pulverizador en la parte posterior de la garganta. El anestésico adormece la garganta y calma el reflejo faríngeo. Una aguja intravenosa (IV) se coloca en una vena en el brazo si se administra un sedante. Los sedantes ayudan al paciente a permanecer relajados y cómodos. Mientras los pacientes permanecen sedados, el médico y el equipo médico chequearán los signos vitales.

Durante este procedimiento, los pacientes se acuestan boca arriba o de costado en una mesa de examen. Un endoscopio se pasa cuidadosamente por el esófago y hacia el estómago y el duodeno. Una pequeña cámara colocada en el endoscopio transmite una imagen de video a un monitor de video, permitiendo el examen detallado del revestimiento intestinal. Se bombea aire a través del endoscopio para inflar el estómago y el duodeno, facilitando su visualización. Instrumentos especiales que se pasan a través del endoscopio permiten al médico realizar biopsias, detener sangrados y extirpar crecimientos anormales.

[Volver Arriba]

La recuperación después de la endoscopia esofagogastroduodenal

Luego de la endoscopia esofagogastroduodenal, se traslada a los pacientes a una sala de recuperación donde esperan alrededor de una hora para que los efectos del sedante desaparezcan. Durante este tiempo, los pacientes pueden sentir hinchazón o náuseas. También pueden presentar inflamación de garganta, que puede durar de 1 a 2 días. Es posible que los pacientes sientan cansancio y por esto deben planificar descansar por el resto del día. A menos que el médico indique lo contrario, los pacientes pueden reanudar su dieta normal y medicamentos inmediatamente.

Algunos resultados de la endoscopia esofagogastroduodenal están disponibles inmediatamente después del procedimiento. Los médicos usualmente comparten los resultados con los pacientes luego de que los efectos del sedante desaparecen. Los resultados de la biopsia usualmente estarán listos en pocos días.

[Volver Arriba]

¿Cuáles son los riesgos asociados con la endoscopia esofagogastroduodenal?

Los riesgos asociados con la endoscopia esofagogastroduodenal incluyen

  • reacciones adversas al sedante
  • sangrado causado por biopsia
  • punción accidental del tracto gastrointestinal superior

Los pacientes que sientan cualquiera de los siguientes síntomas poco comunes luego de una endoscopia esofagogastroduodenal deben comunicarse inmediatamente con su médico:

  • problemas de deglución
  • dolor de garganta, pecho,o abdominal que empeora
  • vómitos
  • heces sanguinolentas o muy oscuras
  • fiebre

[Volver Arriba]

Puntos para recordar

  • La endoscopia esofagogastroduodenal es un procedimiento que utiliza un endoscopio flexible y con luz propia para mirar dentro del tracto gastrointestinal superior.
  • Para la preparación de una endoscopia esofagogastroduodenal no se permite comer ni beber de 4 a 8 horas antes del procedimiento. También se prohíbe fumar y mascar chicle.
  • Los pacientes deben informar al médico sobre todos los problemas de salud que tengan y todos los medicamentos que estén tomando.
  • No se permite conducir de 12 a 24 horas luego de la endoscopia esofagogastroduodenal para permitir que los efectos del sedante desaparezcan. Antes de la cita, los pacientes deben hacer planes para que los lleven a su casa.
  • Antes de la endoscopia esofagogastroduodenal, el paciente recibirá un anestésico local para adormecer la garganta.
  • Una aguja intravenosa (IV) se colocará en una vena en el brazo si se administra un sedante.
  • Durante la endoscopia esofagogastroduodenal se pasa cuidadosamente un endoscopio por el tracto gastrointestinal superior mientras que las imágenes se transmiten a un monitor de video.
  • Instrumentos especiales que se pasan a través del endoscopio permiten al médico realizar biopsias, detener sangrados y extirpar crecimientos anormales.  
  • Luego de una endoscopia esofagogastroduodenal, los pacientes pueden sentir hinchazón o náuseas y también pueden presentar inflamación de garganta.  
  • A menos que el médico indique lo contrario, los pacientes pueden reanudar su dieta normal y medicamentos inmediatamente.
  • Los riesgos asociados con la endoscopia esofagogastroduodenal incluyen reacciones adversas a los sedantes, sangrado causado por biopsia y punción accidental del tracto gastrointestinal superior.

[Volver Arriba]

Ensayos Clínicos

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés) y otras organizaciones del Instituto Nacional de Salud (NIH) conducen y ayudan en la investigación de muchas enfermedades y condiciones médicas.

Que son ensayos clínicos, y serian una buena opción para usted?
Los ensayos clínicos son parte de la investigación clínica y a la raíz de todos avances médicos. Los ensayos clínicos buscan maneras nuevas de prevenir, detectar o tratar enfermedades. Los investigadores también usan los ensayos clínicos para estudiar otros aspectos de la atención clínica, como la manera de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas. Averigüe si los ensayos clínicos son adecuados para usted.

Que ensayos clínicos están disponibles?
Para más información sobre los ensayos clínicos que están disponibles y están reclutando visite: www.ClinicalTrials.gov.

Esta información podría contener contento sobre medicinas y las afecciones que estas tratan cuando se toman según las indicaciones. Durante la preparación de esta publicación, se incluyó la información más actualizada disponible. Para recibir información al día, o si tiene preguntas sobre cualquier medicina, comuníquese con la U.S. Food and Drug Administration (Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA por sus siglas en inglés). Llame gratis al 1-888-463-6332 (1-888-INFO-FDA), o visite su sitio web en www.fda.gov (en español: www.fda.gov/AboutFDA/EnEspanol). Consulte al proveedor de atención médica para obtener más información.


El Gobierno de los Estados Unidos no apoya ni prefiere ningún producto ni compañía en particular. Los nombres comerciales, patentados y de compañías que aparecen en este documento se usan únicamente porque se consideran necesarios en el contexto de la información provista. Si algún producto no se menciona, la omisión no significa ni implica que el producto no sea satisfactorio.

[Volver Arriba]


El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quiere agradecer a:
Michael Wallace, M.D., Mayo Clinic

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.


[Volver Arriba]

Julio 2010