Riesgos para la salud por el sobrepeso y la obesidad

El sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de desarrollar ciertos problemas de salud y pueden estar vinculados con algunos problemas emocionales y sociales.

¿Cuáles son algunos riesgos para la salud por el sobrepeso y la obesidad?

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que ocurre cuando la concentración de glucosa en la sangre, también llamada azúcar en la sangre, es demasiado alta. Aproximadamente 8 de cada 10 personas con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad.8 Con el tiempo, una concentración alta de glucosa en la sangre ocasiona problemas como enfermedades del corazón, derrames cerebrales, enfermedades renales, problemas oculares, daño de los nervios y otros problemas de salud.

Si una persona corre riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, perder entre un 5 y un 7 por ciento del peso corporal y hacer actividad física con regularidad puede prevenir o retrasar el inicio de la diabetes tipo 2.

Presión arterial alta

La presión arterial alta, también llamada hipertensión, es una afección médica en la cual la sangre fluye a través de los vasos sanguíneos con más fuerza de lo normal. La presión arterial alta puede esforzar el corazón, dañar los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, derrames cerebrales, enfermedades renales y muerte.

Un médico revisando la presión arterial de un hombre que tiene obesidad.El sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de desarrollar ciertos problemas de salud, como presión arterial alta.

Enfermedad cardíaca

La enfermedad cardíaca es un término usado para describir varios problemas que pueden afectar el corazón. Si una persona padece una enfermedad cardíaca, puede tener un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, muerte cardíaca súbita, angina o un ritmo cardíaco anormal. La presión arterial alta, las concentraciones anormales de grasas y de glucosa en la sangre pueden aumentar el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Las grasas en la sangre, también llamadas lípidos en la sangre, incluyen el colesterol HDL, el colesterol LDL y los triglicéridos.

Perder entre un 5 y un 10 por ciento del peso puede reducir los factores de riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. Si una persona pesa 200 libras, esto significa perder apenas 10 libras. La pérdida de peso puede mejorar la presión arterial, las concentraciones de colesterol y el flujo sanguíneo.

Derrame cerebral

Un derrame cerebral es una afección médica en la que se interrumpe repentinamente el suministro de sangre al cerebro, causado por una obstrucción o la rotura de un vaso sanguíneo en el cerebro o cuello. Un derrame cerebral puede dañar el tejido cerebral e impedir que una persona pueda hablar o mover partes de su cuerpo. La presión arterial alta es la causa principal de los derrames cerebrales.

Apnea del sueño

La apnea del sueño es un trastorno común en el que una persona no respira con regularidad mientras duerme o puede dejar de respirar por completo por cortos períodos de tiempo. Cuando la apnea del sueño no se trata, puede aumentar el riesgo de desarrollar otros problemas de salud, como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardíacas.

Síndrome metabólico

El síndrome metabólico es un grupo de afecciones médicas que ponen a una persona en riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, diabetes y derrames cerebrales. Estas afecciones son:

  • presión arterial alta
  • concentraciones altas de glucosa en la sangre
  • concentraciones altas de triglicéridos en la sangre
  • concentraciones bajas de colesterol HDL (el colesterol "bueno") en la sangre
  • exceso de grasa alrededor de la cintura

Enfermedades del hígado graso

Las enfermedades del hígado graso son afecciones médicas en las que se acumula grasa en el hígado. Las enfermedades del hígado graso incluyen la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD por sus siglas en inglés) y la esteatohepatitis no alcohólica (NASH por sus siglas en inglés). Las enfermedades del hígado graso pueden provocar daños graves en el hígado, cirrosis o incluso insuficiencia hepática.

Osteoartritis

La osteoartritis es un problema de salud común y de larga duración que causa dolor, hinchazón y disminución de movimiento en las articulaciones. Tener sobrepeso u obesidad puede aumentar el riesgo de desarrollar osteoartritis porque el peso ejerce una presión adicional en las articulaciones y el cartílago.

Enfermedades de la vesícula biliar

El sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades de la vesícula biliar, como cálculos biliares y colecistitis. Los desequilibrios en las sustancias que constituyen la bilis causan cálculos biliares. Los cálculos biliares se pueden formar si la bilis contiene demasiado colesterol.

Algunos cánceres

El cáncer es una colección de enfermedades relacionadas. En todos los tipos de cáncer, algunas de las células del cuerpo comienzan a dividirse sin parar y se extienden a los tejidos adyacentes. El sobrepeso y la obesidad pueden aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Enfermedad renal

Una enfermedad renal significa que los riñones están dañados y no pueden filtrar la sangre como deberían. La obesidad aumenta el riesgo de desarrollar diabetes y presión arterial alta, las causas más comunes de la enfermedad renal. Incluso si una persona no tiene diabetes o presión arterial alta, la obesidad por sí misma puede promover la enfermedad renal y acelerar su progreso.

Problemas durante el embarazo

El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar ciertos problemas de salud que pueden ocurrir durante el embarazo. Las mujeres embarazadas que tienen sobrepeso u obesidad pueden tener mayor probabilidad de:

  • desarrollar diabetes gestacional
  • tener preeclampsia, que es una presión arterial alta durante el embarazo que puede causar graves problemas de salud para la madre y el bebé si no se trata
  • necesitar una cesárea, y como resultado, tardar más en recuperarse después del parto

¿Qué problemas emocionales y sociales están vinculados con el sobrepeso y la obesidad?

El sobrepeso y la obesidad están asociados con ciertos problemas de salud mental, como la depresión (en inglés). Las personas que sufren de sobrepeso u obesidad también pueden ser objeto de prejuicios y estigma por parte de otras personas, incluso por parte de los proveedores de atención médica. Esto puede provocar sentimientos de rechazo, vergüenza o culpa, lo que empeora aun más los problemas de salud mental.

Bibliografía

Febrero de 2018
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.