Tratamiento

Los tratamientos comunes para el sobrepeso y la obesidad incluyen perder peso a través de una alimentación saludable, más actividad física y otros cambios en las rutinas habituales. Los programas de control de peso pueden ayudar a algunas personas a perder peso o a no recuperar el peso perdido. Algunas personas que tienen obesidad no pueden perder suficiente peso para mejorar su salud o no pueden evitar recuperar el peso perdido. En tales casos, un médico puede considerar agregar otros tratamientos, incluso medicamentos para perder peso, dispositivos para perder peso o una cirugía bariátrica.

Los expertos recomiendan perder entre el 5 y el 10 por ciento del peso corporal en los primeros 6 meses de tratamiento.10 Si una persona pesa 200 libras, esto significa perder apenas 10 libras. Perder de 5 a 10 por ciento del peso puede:

  • ayudar a disminuir la posibilidad de desarrollar problemas de salud (en inglés) relacionados con el sobrepeso y la obesidad
  • mejorar los problemas de salud relacionados con el sobrepeso y la obesidad, como la presión arterial alta y las concentraciones altas de colesterol

Plan de alimentación saludable y de actividad física regular

Seguir un plan de alimentación saludable (en inglés) con menos calorías suele ser el primer paso para tratar el sobrepeso y la obesidad.

Las personas con sobrepeso u obesidad también deben empezar a hacer actividad física con regularidad cuando comienzan su plan de alimentación saludable. Ser activo puede ayudar a quemar calorías y hacer actividad física con regularidad puede ayudar a mantener un peso saludable.

Obtenga más información sobre la alimentación saludable y la actividad física para perder peso o mantener un peso saludable (en inglés).

Una familia caminando junta al aire libre.Cuando se combina con una alimentación saludable, la actividad física regular ayuda a perder peso y a mantener un peso saludable.

Cambiar los hábitos

Cambiar los hábitos alimenticios, los hábitos de actividad física y el estilo de vida es difícil, pero con un plan, esfuerzo, apoyo constante y paciencia, se puede perder peso y mejorar la salud. Los siguientes consejos pueden ayudar a pensar en formas de perder peso, participar con regularidad en la actividad física y mejorar la salud a largo plazo.

  • Esté preparado para los deslices porque son normales. Después de un desliz, como comer en exceso en una reunión familiar o de trabajo, intente reponerse y concentrarse en volver a su plan de alimentación saludable tan pronto como pueda. Trate de comer solamente cuando esté sentado en el comedor o la cocina. En el trabajo, evite las áreas donde puede haber golosinas. Mantenga un registro de su progreso utilizando rastreadores de alimentos o actividad física en el internet, como el Planificador de peso corporal (en inglés) (Body Weight Planner), que pueden ayudarle a mantener un registro de los alimentos que consume, su actividad física y su peso. Estas herramientas pueden ayudarle a seguir adelante y permanecer motivado.
  • Establezca metas. Tener metas específicas puede ayudarle a cumplir con el plan programado. En lugar de una meta general de "ser más activo", establezca una meta específica, como caminar de 15 a 30 minutos antes del trabajo o a la hora del almuerzo los lunes y viernes. Si no pudo caminar un lunes, regrese al plan el martes.
  • Busque apoyo. Pida ayuda o ánimo a su familia, amigos o profesionales de la salud. Puede obtener apoyo en persona, por correo electrónico o mensajes de texto, o hablando por teléfono. También puede unirse a un grupo de apoyo. Los profesionales de la salud especialmente capacitados pueden ayudarle a cambiar su estilo de vida.

Programas para controlar el peso

Algunas personas se benefician de participar en un programa formal para controlar el peso. En un programa para controlar el peso, los especialistas capacitados en el control del peso diseñarán un plan detallado solo para usted y le ayudarán a cumplir el plan. Los planes incluyen una dieta más baja en calorías, aumento de la actividad física y formas de ayudarle a cambiar sus hábitos y de mantener los hábitos nuevos. Puede trabajar con los especialistas en el propio sitio del programa (es decir, cara a cara) en sesiones individuales o grupales. Los especialistas pueden contactarlo regularmente por teléfono o internet para ayudarle a mantener su plan. Los dispositivos como teléfonos inteligentes, podómetros y acelerómetros pueden ayudarle a mantener un registro indicando qué tan bien se está manteniendo en su plan.

Algunas personas también pueden beneficiarse de programas para controlar el peso en el internet o de programas comerciales para perder peso (en inglés).

Medicamentos para perder peso

Cuando los hábitos de alimentación saludable y de actividad física no son suficientes, el médico puede recetar medicamentos para tratar el sobrepeso y la obesidad (en inglés).

Una persona debe tratar de mantener su plan de alimentación saludable y continuar haciendo actividad física con regularidad mientras toma medicamentos para perder peso.

Es posible ver anuncios de remedios a base de hierbas y suplementos dietéticos (en inglés) que afirman ayudar a perder peso. Pero muchas de estas afirmaciones no son ciertas. Algunos de estos suplementos incluso pueden tener efectos secundarios graves. Se debe consultar con el médico antes de tomar remedios a base de hierbas o suplementos dietéticos de venta libre con el fin de de perder peso.

Dispositivos para perder peso

El médico puede considerar el uso de dispositivos para perder peso (en inglés) si una persona no ha podido perder peso o para evitar que recupere el peso que ha perdido con otros tratamientos. Debido a que los dispositivos para perder peso han sido aprobados apenas recientemente, los investigadores no tienen datos de largo plazo sobre su seguridad y eficacia. Los dispositivos para perder peso incluyen:

  • El sistema de estimulación eléctrica. El sistema de estimulación eléctrica utiliza un dispositivo que un cirujano coloca en el abdomen mediante una cirugía laparoscópica. El dispositivo bloquea la actividad nerviosa entre el estómago y el cerebro.
  • El sistema de balón gástrico. Para usar el sistema de balón gástrico, un médico coloca uno o dos globos en el estómago a través de un tubo que se coloca en la boca. Una vez que los globos están situados en el estómago, el cirujano los llena con agua salada para que ocupen más espacio en el estómago y ayuden a que la persona se sienta más llena.
  • El sistema de vaciado gástrico. Un sistema de vaciado gástrico utiliza una bomba para drenar parte de los alimentos del estómago después de una comida. El dispositivo incluye un tubo que va del interior del estómago al exterior del abdomen. Alrededor de 20 a 30 minutos después de comer, la persona usa la bomba para drenar los alimentos del estómago a través del tubo y depositarlos en el inodoro.

Cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica (en inglés) incluye varios tipos de operaciones que ayudan a perder peso mediante cambios en el aparato digestivo. La cirugía bariátrica puede ser una opción si una persona tiene obesidad extrema y no ha podido perder suficiente peso para mejorar su salud o no quiere recuperar el peso que perdió con otros tratamientos. La cirugía bariátrica también puede ser una opción para niveles más bajos de obesidad si una persona tiene problemas de salud graves relacionados con la obesidad, como diabetes tipo 2 o apnea del sueño. La cirugía bariátrica puede mejorar muchas de las afecciones médicas vinculadas con la obesidad, especialmente la diabetes tipo 2.

Dietas especiales

Dietas bajas en calorías

El médico puede recomendar una dieta baja en calorías, como de 1.200 a 1.500 calorías por día para las mujeres y de 1.500 a 1.800 calorías por día para los hombres. La cantidad de calorías depende del peso corporal y del nivel de actividad física. Una dieta más baja en calorías que incluye una variedad de alimentos saludables proporcionará los nutrientes que una persona necesita para mantenerse saludable.

Ayuno intermitente

El ayuno intermitente es otra manera de reducir el consumo de alimentos que está recibiendo atención como una estrategia para perder peso y obtener beneficios para la salud. Ayunar en días alternos es un tipo de ayuno intermitente que consiste en un "día de ayuno" (desde consumir cero calorías hasta consumir una cuarta parte de las necesidades calóricas) alternando con un "día de comer", o sea, un día de alimentación sin restricciones. Los investigadores han realizado solo unos pocos estudios del ayuno intermitente como una estrategia para perder peso, y por lo tanto, no tienen datos de largo plazo sobre la seguridad y la eficacia del ayuno intermitente para mantener un peso saludable a largo plazo.

Bibliografía

Febrero de 2018
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.