Diabetes Gestacional

Volver a la página de resumen

Definición y hechos

¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que ocurre durante el embarazo. “Diabetes” significa que la glucosa en la sangre, también llamada azúcar en la sangre, es demasiado alta. Tener demasiada glucosa en la sangre no es bueno ni para usted ni para su bebé.

La diabetes gestacional generalmente se diagnostica entre las 24 y las 28 semanas de embarazo. Controlar la diabetes gestacional le puede ayudar a usted y a su bebé a mantenerse sanos. Usted puede proteger su salud y la de su bebé si actúa de inmediato para controlar sus niveles de glucosa en la sangre.

¿Cómo puede afectar la diabetes a mi bebé?

Los niveles altos de glucosa en la sangre durante el embarazo pueden causarle problemas a su bebé, entre ellos:

  • que nazca demasiado temprano
  • que pese demasiado al nacer, lo que puede dificultar el parto y causar alguna lesión al bebé
  • que tenga niveles bajos de glucosa en la sangre, también llamada hipoglucemia, inmediatamente después del nacimiento
  • que tenga problemas respiratorios

Un nivel alto de glucosa en la sangre también puede aumentar las probabilidades de un aborto espontáneo o muerte fetal1. La muerte fetal o mortinato es cuando el bebé muere en el útero durante la segunda mitad del embarazo.

Su bebé también tendrá más probabilidad de tener sobrepeso y diabetes tipo 2 a medida que crezca.

¿Cómo me puede afectar la diabetes gestacional?

Si tiene diabetes gestacional, es más probable que pueda desarrollar preeclampsia, que es cuando le sube la presión arterial y tiene una concentración muy alta de proteína en la orina durante la segunda mitad del embarazo.

La preeclampsia puede causar problemas graves y poner en peligro su vida y la de su bebé. La única cura para la preeclampsia es dar a luz. Si tiene preeclampsia y ha llegado a las 37 semanas de embarazo, es posible que su doctor quiera que usted tenga a su bebé antes de tiempo. Antes de las 37 semanas, usted y su doctor pueden considerar otras opciones para ayudar a que su bebé se desarrolle lo más posible antes de que nazca. Aprenda más sobre la preeclampsia.

La diabetes gestacional puede aumentar su probabilidad de tener un parto por cesárea porque su bebé puede ser muy grande. Una cesárea es una cirugía mayor.

Si usted tiene diabetes gestacional, tiene mayor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 más adelante en la vida. Con el tiempo, tener demasiada glucosa en la sangre puede causar problemas de salud como la retinopatía diabética, enfermedades del corazón y de los riñones o daño a los nervios. Usted puede tomar medidas para ayudar a prevenir o retrasar la diabetes tipo 2.

Bibliografía

Síntomas y causas

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes gestacional?

Por lo general, la diabetes gestacional no tiene síntomas. Si usted tiene síntomas, pueden ser leves, como tener más sed de lo normal o tener que orinar con más frecuencia.

¿Qué causa la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional ocurre cuando el cuerpo no puede producir la insulina adicional que necesita durante el embarazo. La insulina, una hormona producida en el páncreas, ayuda al cuerpo a convertir la glucosa en energía y a controlar los niveles de glucosa en la sangre.

Durante el embarazo, el cuerpo produce hormonas especiales y pasa por otros cambios, como el aumento de peso. Debido a estos cambios, las células del cuerpo no usan bien la insulina, lo que se conoce como resistencia a la insulina (en inglés). Todas las mujeres embarazadas tienen cierta resistencia a la insulina al final del embarazo. La mayoría de las mujeres embarazadas pueden producir suficiente insulina para vencer la resistencia a la insulina, pero otras no. Estas mujeres desarrollan diabetes gestacional.

Una mujer embarazada que está al aire libre con su esposo.
Las mujeres embarazadas que no pueden producir suficiente insulina durante la parte final del embarazo desarrollan diabetes gestacional.

Tener exceso de peso u obesidad está relacionado con la diabetes gestacional. Es posible que las mujeres con sobrepeso u obesas ya tengan resistencia a la insulina cuando quedan embarazadas. Subir mucho de peso durante el embarazo también puede ser un factor.

Tener antecedentes familiares de diabetes aumenta la probabilidad de que una mujer tenga diabetes gestacional, lo que sugiere que los genes desempeñan un papel.

Pruebas y diagnóstico

¿Cuándo me harán la prueba para la diabetes gestacional?

Generalmente se hace la prueba para detectar la diabetes gestacional entre las 24 y las 28 semanas de embarazo.

Si tiene una mayor probabilidad de tener diabetes gestacional, su doctor puede hacerle la prueba para la diabetes durante la primera consulta después de que quede embarazada.

¿Cómo se diagnostica la diabetes gestacional?

Los doctores usan los análisis de sangre para diagnosticar la diabetes gestacional. Es posible que le hagan la prueba de sobrecarga oral de glucosa, la prueba de tolerancia oral a la glucosa o ambas. Estas pruebas muestran qué tan bien su cuerpo usa la glucosa.

Una mujer embarazada a quien le están tomando una muestra de sangre.
Se le hará uno o más análisis de sangre para ver si tiene diabetes gestacional.

Prueba de sobrecarga oral de glucosa

Es posible que primero le hagan la prueba de sobrecarga oral de glucosa. Otro nombre para este examen es la prueba de detección de la glucosa (prueba de detección de la diabetes gestacional). En esta prueba, un profesional de la salud le tomará una muestra de sangre una hora después de haber tomado un líquido dulce que contiene glucosa. No es necesario estar en ayunas para esta prueba. Estar en ayunas significa no haber comido ni bebido nada, excepto agua. Si su nivel de glucosa en la sangre es demasiado alto, de 140 o más, es posible que deba regresar para una prueba de tolerancia oral a la glucosa en ayunas. Si su nivel de glucosa en la sangre es de 200 o más, es posible que tenga diabetes tipo 2.

Prueba de tolerancia oral a la glucosa

La prueba de tolerancia oral a la glucosa mide la glucosa en la sangre después de haber estado en ayunas durante por lo menos 8 horas. Primero, un profesional de la salud le tomará una muestra de sangre en ayunas y luego le dará a beber un líquido que contiene glucosa. Para hacer el diagnóstico de la diabetes gestacional le tendrán que volver a tomar una muestra de sangre cada hora durante 2 o 3 horas.

Si sus niveles de glucosa en la sangre están elevados en dos o más de las muestras de sangre que le tomaron –sea en ayunas, a la hora, a las 2 horas o a las 3 horas– significa que usted tiene diabetes gestacional. Su equipo de atención médica le explicará los resultados de la prueba.

Es posible que su doctor u otro profesional de la salud le recomiende la prueba de tolerancia oral a la glucosa sin que se haya hecho primero la prueba de la sobrecarga oral de glucosa.

Control y tratamiento

¿Cómo puedo controlar mi diabetes gestacional?

Muchas mujeres con diabetes gestacional pueden controlar sus niveles de glucosa en la sangre siguiendo un plan de alimentación saludable y haciendo actividad física. Algunas mujeres también pueden necesitar tomar medicinas para la diabetes.

Siga un plan de alimentación saludable

Su equipo de atención médica le ayudará a preparar un plan de alimentación saludable con opciones de alimentos que sean buenos para usted y su bebé. El plan le ayudará a saber qué, cuánto y cuándo comer. Los alimentos que elije comer, las cantidades y el orario de las comidas son importantes para mantener los niveles de glucosa en la sangre en el rango adecuado para usted.

Una mujer embarazada y su familia están preparando para comer comida saludable.
Su equipo de atención médica le ayudará a hacer un plan de alimentación saludable.

Si no está comiendo lo suficiente o si su nivel de glucosa en la sangre está demasiado alto, el cuerpo podría producir cetonas. La presencia de cetonas en la orina o la sangre significa que el cuerpo está utilizando grasa para obtener energía en lugar de glucosa. Quemar grandes cantidades de grasa en lugar de glucosa puede ser perjudicial para su salud y la de su bebé.

Su doctor podría recomendarle que se haga una prueba de detección de cetonas en la orina o la sangre todos los días o cuando su nivel de glucosa en la sangre esté por encima de cierto nivel, como por ejemplo 200. Si sus niveles de cetonas son altos, su doctor puede sugerirle que cambie el tipo o la cantidad de alimentos que consume. También es posible que tenga que cambiar sus horarios de comida o merienda.

Haga actividad física

La actividad física puede ayudarle a alcanzar los niveles de glucosa en la sangre que el doctor le ha indicado. Si su presión arterial o sus niveles de colesterol son demasiado altos, mantenerse físicamente activa puede ayudarle a alcanzar niveles saludables. La actividad física también puede aliviar el estrés, fortalecer el corazón y los huesos, mejorar la fuerza muscular y mantener las articulaciones flexibles. Hacer actividad física también ayudará a reducir su probabilidad de tener diabetes tipo 2 en el futuro.

Pregúntele a su equipo de atención médica qué actividades son las más adecuadas para usted durante su embarazo. Intente hacer 30 minutos de actividad física, 5 días a la semana, incluso si no hacía actividad física antes de su embarazo2. Si ya hace actividad física, dígale a su doctor qué actividades hace. Pregúntele a su doctor si puede seguir haciendo actividades de intensidad más alta, como levantar pesas o trotar.

Lea algunos consejos sobre cómo comer mejor y ser más activa durante el embarazo y después de que nazca su bebé.

¿Cómo puedo saber si tengo la glucosa en la sangre al nivel adecuado para mí?

Su equipo de atención médica puede pedirle que use un medidor de glucosa para controlar sus niveles de glucosa en la sangre. Este aparato usa una pequeña gota de sangre de su dedo para medir su nivel de glucosa en la sangre. Su equipo de atención médica puede mostrarle cómo usar su medidor.

Los niveles de glucosa en la sangre diarios que se recomiendan para la mayoría de las mujeres con diabetes gestacional son:

  • Antes de las comidas, a la hora de acostarse y durante la noche: 95 o menos
  • 1 hora después de comer: 140 o menos
  • 2 horas después de comer: 120 o menos3

Pregúntele a su doctor cuáles son los niveles adecuados para usted.

Una mujer embarazada está sentada con un medidor de glucosa en la mesa y se está pinchando el dedo para sacarse una gota de sangre.
Su equipo de atención médica puede pedirle que use un medidor de glucosa para controlar sus niveles de glucosa en la sangre.

Puede llevar un seguimiento de sus niveles de glucosa en la sangre usando Mi registro diario de nivel de glucosa en la sangre (PDF, 76.52 KB) . También puede usar un sistema electrónico de seguimiento de glucosa en la sangre en su computadora o aparato móvil. Registre los resultados cada vez que mida su nivel de glucosa en la sangre. Este registro de sus niveles de glucosa en la sangre puede ayudarle a usted y a su equipo de atención médica a decidir si su plan de atención para la diabetes funciona. Lleve su registro cuando tenga una consulta con su equipo de atención médica.

¿Cómo se trata la diabetes gestacional cuando la dieta y la actividad física no son suficientes?

Si seguir su plan de alimentación y hacer actividad física no son suficientes para mantener sus niveles de glucosa en la sangre en el rango adecuado para usted, es posible que necesite insulina.

Si necesita usar insulina, su equipo de atención médica le mostrará cómo ponerse las inyecciones de insulina. La insulina no le hará daño a su bebé y generalmente es la primera opción de medicina para la diabetes gestacional. Los investigadores están estudiando la seguridad de las píldoras metformina y gliburida para tratar la diabetes durante el embarazo, pero se necesitan más estudios a largo plazo. Hable con su profesional de la salud sobre qué tratamiento es el adecuado para usted.

Bibliografía

Prevención

Qué aumenta mi probabilidad de tener diabetes gestacional?

Su probabilidad de que le dé diabetes gestacional es más alta si:

  • tiene sobrepeso
  • ha tenido diabetes gestacional antes
  • su madre, su padre, su hermano o hermana tiene diabetes tipo 2
  • tiene prediabetes (en inglés), lo que significa que sus niveles de glucosa en la sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficiente para un diagnóstico de diabetes.
  • es afroamericana, indígena estadounidense, estadounidense de origen asiático, hispana o latina, o nativa de las islas del Pacífico
  • tiene un trastorno hormonal llamado síndrome de ovario poliquístico
Una mujer embarazada.
Tener exceso de peso, tener antecedentes familiares o tener prediabetes aumenta su probabilidad de que le dé diabetes gestacional.

¿Cómo puedo reducir mi probabilidad de tener diabetes gestacional?

Si está pensando en quedar embarazada y tiene sobrepeso, puede reducir la probabilidad de desarrollar diabetes gestacional si pierde el exceso de peso y hace más actividad física antes de quedar embarazada. Tomar estas medidas puede mejorar la forma en que su cuerpo usa la insulina y ayudar a que sus niveles de glucosa en la sangre se mantengan normales.

Una vez que esté embarazada, no trate de perder peso. Debe aumentar un poco de peso para que su bebé esté sano. Sin embargo, aumentar demasiado peso demasiado rápido puede aumentar su probabilidad de desarrollar diabetes gestacional. Pregúntele a su doctor cuánto peso debe aumentar y cuánta actividad física debe hacer durante el embarazo.

Después de que nazca su bebé

Después de tener a mi hijo, ¿cómo puedo saber si tengo diabetes?

Debe hacerse una prueba de la diabetes a más tardar 12 semanas después de que nazca su bebé. Si su nivel de glucosa en la sangre aún es alto, es posible que tenga diabetes tipo 2. Incluso si su nivel de glucosa en la sangre es normal, aún tiene una mayor posibilidad de tener diabetes tipo 2 en el futuro. Por lo tanto, debe hacerse la prueba de la diabetes cada 3 años.

¿Cómo puedo prevenir o retrasar el comienzo de la diabetes tipo 2 más adelante en mi vida?

Hay mucho que puede hacer para prevenir o retrasar el comienzo de la diabetes tipo 2. Estos son los pasos que debe seguir si tuvo diabetes gestacional:

  • Haga más actividad física y elija alimentos saludables para volver a un peso saludable.
  • Amamante a su bebé. La lactancia materna le da a su bebé el equilibrio correcto de nutrientes y ayuda a que usted queme calorías.
  • Si los resultados de su prueba muestran que podría tener diabetes y tiene sobrepeso, pregúntele a su doctor qué cambios puede hacer para perder peso y pídale que le ayude a hacerlos. Su doctor puede recomendarle que tome medicinas como la metformina que ayudan a prevenir la diabetes tipo 2.

Obtenga más información sobre cómo prevenir la diabetes tipo 2.

Una madre y bebé que están sonriendo.
Usted puede tomar medidas para prevenir o retrasar el comienzo de la diabetes tipo 2 y ayudar a que su hijo esté sano.

¿Cómo puedo ayudar a que mi hijo esté sano?

Puede ayudar a que su hijo esté sano mostrándole cómo elegir un estilo de vida saludable, que incluye:

  • hacer actividad física
  • limitar el tiempo de ver televisión, jugar videojuegos o usar un aparato móvil o computadora
  • tomar buenas decisiones al escoger alimentos saludables
  • mantenerse en un peso saludable

Tomar decisiones saludables ayuda a toda la familia y puede proteger a su hijo para que no se vuelva obeso o desarrolle diabetes más adelante en la vida.

Aprenda más sobre cómo ayudar a su hijo a formar hábitos saludables.

Mayo de 2017
Compartir

This content is provided as a service of the National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK), part of the National Institutes of Health. The NIDDK translates and disseminates research findings through its clearinghouses and education programs to increase knowledge and understanding about health and disease among patients, health professionals, and the public. Content produced by the NIDDK is carefully reviewed by NIDDK scientists and other experts.

El NIDDK desea agradecer a:
Boyd Metzger, M.D., Northwestern University