Mantenga sanos el corazón y los vasos sanguíneos

¿En qué consisten los problemas de la diabetes?

Ilustración de un torso humano. Se etiquetan el corazón y los vasos sanguíneos.
Los niveles altos de glucosa en la sangre pueden provocar problemas del corazón y de los vasos sanguíneos.

Los problemas de la diabetes surgen cuando hay demasiada glucosa (azúcar) en la sangre por mucho tiempo. Los niveles altos de glucosa en la sangre (también llamado azúcar en la sangre) pueden dañar muchos órganos del cuerpo como el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos y los riñones. La enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos puede causar ataques al corazón o derrames cerebrales, que son las causas principales de muerte en las personas con diabetes. Usted puede hacer mucho para prevenir o retrasar los problemas de la diabetes.

Este librito contiene información sobre los problemas del corazón y de los vasos sanguíneos causados por la diabetes. Obtendrá información sobre lo que usted puede hacer cada día y durante cada año para mantenerse sano y prevenir los problemas de la diabetes.

¿Qué debo hacer diariamente para mantenerme sano a pesar de la diabetes?

Ilustración de un tazón de fruta con plátanos, uvas y una manzana.

Siga el plan de comidas saludables que elaboraron usted y su médico o dietista.

Ilustración de la silueta de una mujer que está caminando.

Realice actividad física durante 30 minutos casi todos los días. Pregunte a su médico qué actividades son las mejores para usted.

Ilustración de una botella de insulina y un envase de pastillas de costado con algunas de las pastillas saliéndose a la mesa.

Tome sus medicamentos según las indicaciones.

Ilustración de una mano agarrando un medidor de glucosa que dice.

Mídase los niveles de glucosa en la sangre todos los días. Cada vez que lo haga, anote el resultado en la hoja de registro.

Ilustración de dos manos agarrando un pie descalzo.

Revísese los pies diariamente para ver si hay cortaduras, ampollas, llagas, hinchazón, enrojecimiento o si tiene las uñas doloridas.

Ilustración de un cepillo de dientes y una caja de hilo dental.

Cepíllese los dientes y use hilo dental todos los días.

Ilustración de dos brazos y un monitor para la presión.

Controle su presión arterial y colesterol.

Ilustración de un cigarrillo encendido, adentro de la señal que dice “prohibido fumar”, para enfatizar que el fumar no se permite.

No fume.

¿Cuál es la función del corazón y de los vasos sanguíneos?

El aparato circulatorio está formado por el corazón y los vasos sanguíneos. El corazón es un músculo que bombea la sangre a todo el cuerpo. El corazón bombea sangre cargada de oxígeno a los vasos sanguíneos grandes, que se llaman arterias, y a los vasos sanguíneos pequeños, que se llaman capilares. Otros vasos sanguíneos, llamados venas, llevan la sangre de regreso al corazón.

Ilustración de una silueta del cuerpo humano. Se etiquetan el corazón, la arteria, la vena y el capilar.

¿Qué puedo hacer para prevenir la enfermedad del corazón y los derrames cerebrales?

Usted puede hacer mucho para prevenir la enfermedad del corazón y los derrames cerebrales.

  • Mantenga control de la glucosa en la sangre. Puede determinar si está bajo control haciéndose la prueba A1C por lo menos dos veces al año. La prueba A1C le indicará su nivel promedio de glucosa en la sangre durante los últimos 2 a 3 meses. El nivel deseado para la mayoría de las personas es menor de 7. El médico podría recomendar un nivel promedio de A1C un poco más elevado para aquellas personas con enfermedades del corazón y otras circunstancias especiales.
  • Mantenga control de la presión arterial. Pida a su médico que se la revise en cada cita. El objetivo para la mayoría de las personas con diabetes se encuentra por debajo de 140, a menos que su médico establezca un objetivo diferente.
  • Mantenga control del colesterol. Haga que se lo controlen por lo menos una vez al año. Los niveles deseados para la mayoría de las personas son
    • colesterol LDL (malo): menor de 100
    • colesterol HDL (bueno): mayor de 40 en los hombres y mayor de 50 en las mujeres
    • triglicéridos (otro tipo de grasa en la sangre): menor de 150
  • Asegúrese de que los alimentos que consume sean "saludables para el corazón". Incluya alimentos ricos en fibra como salvado de avena, avena, pan y cereales integrales, frutas y verduras. Reduzca los alimentos con muchas grasas saturadas o colesterol como carnes, mantequilla, productos lácteos con grasa, huevos, manteca vegetal, manteca de cerdo y alimentos con aceite de palma o de coco. Limite su consumo de alimentos con grasas trans como meriendas y productos horneados comerciales.
  • Si fuma, deje de fumar. Su médico puede darle información sobre cómo dejar de fumar.
  • Pregunte a su médico si debe tomar una aspirina todos los días. Algunos estudios han mostrado que tomar una dosis pequeña de aspirina todos los días puede ayudarle a reducir el riesgo de padecer la enfermedad del corazón y los derrames cerebrales.
  • Tome sus medicamentos según las indicaciones.

¿Cómo se obstruyen los vasos sanguíneos?

Hay varios factores, entre ellos la diabetes, que pueden provocar un nivel demasiado alto de colesterol. El colesterol es una sustancia que el cuerpo produce y que se utiliza para muchas funciones importantes. También se encuentra en algunos alimentos de origen animal. Cuando el nivel de colesterol está demasiado alto, el interior de los vasos sanguíneos grandes se estrecha o se obstruye. Este problema se llama aterosclerosis.

Los vasos sanguíneos obstruidos o estrechos dificultan que llegue suficiente sangre a todo el cuerpo. Esto puede causar problemas.

Corte transversal de un vaso sanguíneo sano

Ilustración de un dibujo muestra el corte transversal de un vaso sanguíneo sano. Se etiqueta: corte transversal de un vaso sanguíneo sano.

Corte transversal de un vaso sanguíneo estrecho

Ilustración de un dibujo muestra el corte transversal de un vaso sanguíneo sano. Se etiqueta: corte transversal de un vaso sanguíneo sano.r

¿Qué puede suceder si se obstruyen los vasos sanguíneos?

Cuando los vasos sanguíneos se estrechan y se obstruyen, usted puede sufrir problemas de salud graves, como por ejemplo:

  • Dolor de pecho (también denominado angina). Si tiene angina, sentirá dolor en el pecho, los brazos, los hombros o la espalda. El dolor tal vez sea más fuerte cuando el corazón late más rápido, como cuando usted hace ejercicio. El dolor tal vez desaparezca cuando descansa. También podría sentirse muy débil y sudoroso. Si no recibe tratamiento, el dolor de pecho puede ocurrir con más frecuencia. Si la diabetes ha dañado los nervios del corazón, es posible que usted no sienta el dolor de pecho. Si usted sufre de dolor de pecho al ejercitarse, comuníquese con su médico.
  • Ataque al corazón. El ataque al corazón ocurre cuando se obstruye un vaso sanguíneo que está en el corazón o cerca de él. No llega la cantidad suficiente de sangre a esa parte del músculo cardíaco. Cuando una parte del corazón deja de funcionar, el corazón se debilita. Durante un ataque al corazón, es posible que experimente dolor en el pecho y náuseas, indigestión, debilidad extrema y sudoración. También podría no sufrir de ningún síntoma. Si sufre de dolor de pecho continuo, llame de inmediato al 911. El demorar el tratamiento adecuado podría empeorar un ataque al corazón.
  • Derrame cerebral. Un derrame cerebral puede ocurrir cuando se bloquea el suministro de sangre al cerebro. Entonces el cerebro puede sufrir daños. Vea ¿Cuáles son las señales de advertencia de un derrame cerebral?

¿Cuáles son las señales de advertencia de un ataque al corazón?

Usted puede experimentar una o más de las siguientes señales de advertencia:

  • dolor o malestar en el pecho
  • dolor o malestar en los brazos, la espalda, la mandíbula o el cuello
  • indigestión o dolor estomacal
  • dificultad para respirar
  • sudoración
  • náuseas
  • mareo

También es posible que no presente ninguna señal de advertencia, o que éstas se presenten y desaparezcan varias veces. Si experimenta alguna de estas señales de advertencia, llame de inmediato al 911. El recibir tratamiento lo antes posible podría reducir el daño al corazón.

¿Cómo es que los vasos sanguíneos estrechos causan presión arterial alta?

Cuando los vasos sanguíneos se vuelven más estrechos, hay menos espacio por donde puede correr la sangre. Es similar a lo que pasa cuando tapa la boca de una manguera con el pulgar: el agua sale con mucha más presión debido a la reducción en el tamaño de la abertura. De la misma manera, tener vasos sanguíneos más estrechos provoca presión arterial alta. Otros factores, como los problemas de los riñones y el sobrepeso, pueden también provocar presión arterial alta.

Muchas personas con diabetes también tienen presión arterial alta. Si tiene problemas del corazón, de los ojos o de los riñones que son causados por la diabetes, la presión arterial alta los puede empeorar.

Presión alta

Ilustración de una manguera parcialmente cubierta con el dedo pulgar, lo que causa la salida del agua con presión alta.

Presión baja

Ilustración de una manguera de jardín que no está cubierta con el dedo pulgar, lo que causa la salida del agua con presión baja.
Una abertura más pequeña en la manguera hace que el agua salga con más presión. De la misma manera, los vasos sanguíneos obstruidos provocan presión arterial alta.

La presión arterial se expresa con dos números separados por una diagonal. Por ejemplo, 120/70 se dice "120 sobre 70". Para la mayoría de las personas con diabetes, el objetivo consiste en mantener el primer número por debajo de 140 y el segundo número por debajo de 80, a menos que su médico establezca un objetivo diferente.

Si usted tiene presión arterial alta, pregunte a su médico cómo puede bajarla. Es posible que el médico le pida que tome un medicamento para la presión arterial todos los días. Algunos medicamentos para la presión arterial pueden ayudarle también a mantener los riñones sanos.

También es posible que pueda controlar la presión arterial

  • comiendo más frutas y verduras
  • comiendo menos sal y alimentos ricos en sodio
  • bajando de peso, si es necesario
  • haciendo ejercicio
  • no fumar
  • limitando el consumo de bebidas alcohólicas
Ilustración de un médico controlando la presión arterial de un paciente.
Para bajar la presión arterial, logre un peso saludable.

¿Cuáles son las señales de advertencia de un derrame cerebral?

Un derrame cerebral ocurre cuando parte del cerebro no está recibiendo suficiente sangre y deja de funcionar. Según la región cerebral que haya sido dañada, un derrame cerebral puede causar

  • debilidad o adormecimiento repentinos en la cara, el brazo o la pierna de un lado del cuerpo
  • confusión repentina, problemas para hablar o dificultad para entender lo que dice alguien
  • mareo repentino, perdida de equilibrio o problemas para caminar
  • problemas repentinos de la visión en uno o ambos ojos, o visión doble repentina
  • dolor de cabeza intenso y repentino

En ocasiones una o más de estas señales de advertencia ocurre y luego desaparece. Esto puede indicar que está sufriendo un "mini derrame cerebral", conocido en inglés como "mini-stroke" o "transient ischemic attack", TIA por sus siglas, que en español se llama accidente isquémico transitorio. Si usted tiene cualquiera de estas señales de advertencia, llame al 911 inmediatamente. El recibir el cuidado adecuado para una TIA podría reducir o prevenir un derrame cerebral. El recibir el tratamiento adecuado para un derrame cerebral puede reducir el daño al cerebro y mejorar las posibilidades de recuperación.

¿Cómo es que los vasos sanguíneos obstruidos pueden dañar las piernas y los pies?

La "peripheral arterial disease", PAD por sus siglas, que en español se llama enfermedad arterial periférica, puede ocurrir cuando las aberturas de los vasos sanguíneos se vuelven estrechas y no dejan pasar suficiente sangre a las piernas y los pies. Puede que sienta dolor en las piernas al caminar o hacer ejercicio. Algunas personas también sienten hormigueo o adormecimiento en los pies o en las piernas, o sus heridas sanan lentamente.

Ilustración del cuerpo humano con el corazón y los vasos sanguíneos visibles. La parte inferior de las piernas está sombreada para mostrar una zona de circulación reducida.

¿Qué puedo hacer para prevenir o controlar la PAD?

  • No fume.
  • Mantenga bajo control su nivel de glucosa en la sangre y la presión arterial.
  • Mantenga su nivel de grasas en la sangre cerca de lo normal.
  • Haga ejercicio.
  • Pregunte a su médico si debe tomar una aspirina diariamente.

Es posible que también necesite cirugía para tratar la PAD.

Julio de 2013
Share

Versiones Alternativas

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quiere agradecer a:
Lynn Grieger, R.D., C.D.E.; Celia Levesque, R.N., C.D.E.; Teresa McMahon, Pharm.D., C.D.E.; Barbara Schreiner, R.N., M.N., C.D.E., de la American Association of Diabetes Educators; Phyllis Barrier, M.S., R.D., C.D.E.; Linda Haas, Ph.C., R.N., C.D.E.; Kathleen Mahoney, M.S.N., R.N., C.D.E.; Randi Kington, M.S., R.N., C.S., C.D.E., de la American Diabetes Association; Jan Drass, R.N., C.D.E., de los Centers for Medicare & Medicaid Services; Jill Ely, R.N., C.D.E.; Sam Engel, M.D.; Pam Howard, A.P.R.N., C.D.E., de los Diabetes Research and Training Centers Albert Einstein School of Medicine; Madelyn Wheeler, M.S., R.D., F.A.D.A., C.D.E., Indiana University School of Medicine; Ok Chon Allison, M.S.N., R.N.C.S., A.N.P., C.D.E.; Barbara Backer, B.S.; James W. Pichert, Ph.D.; Alvin Powers, M.D.; Melissa E. Schweikhart; Michael B. Smith; Kathleen Wolffe, R.N., VA/JDF Diabetes Research Center, Vanderbilt School of Medicine; Ernestine Baker, R.N., F.N.P., C.D.E.; Kris Ernst, R.N., C.D.E.; Margaret Fowke, R.D., L.D.; Kay Mann, R.N., C.D.E., de la Grady Health System Diabetes Clinic; Ruth Bear, R.D., C.D.E.; Dorinda Bradley, R.N., C.D.E.; Terry Fisher, R.N.; Lorraine Valdez, R.N., C.D.E., del Indian Health Service; Charmaine Branchaud, B.S.N., R.N., C.D.E., Red Lake, MN; Resa Levetan, M.D., Del Medlantic Research Center; Luby Garza-Abijaoude, M.S., R.D., L.D., del Texas Diabetes Council, Texas Department of Health

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.