Síntomas y causas de la diarrhea

¿Cuáles son los síntomas de la diarrea?

El principal síntoma de la diarrea es la evacuación intestinal de heces flojas y líquidas tres o más veces al día.

Las personas con diarrea también pueden tener uno o más de los siguientes síntomas:

  • una necesidad urgente de ir al baño
  • cólicos o dolor en el abdomen
  • pérdida de control de las evacuaciones intestinales
  • náuseas
  • dolor en el abdomen

Las personas con diarrea causada por ciertas infecciones también pueden tener uno o más de los siguientes síntomas:

  • sangre en las heces
  • fiebre y escalofrío
  • mareo y vértigo
  • vómito

La diarrea puede causar deshidratación y malabsorción

¿Cuáles son los síntomas de deshidratación y malabsorción?

La deshidratación y la malabsorción pueden ser complicaciones graves de la diarrea. Sus síntomas en los adultos, bebés y niños pequeños son:

Deshidratación

Los síntomas de deshidratación en los adultos pueden incluir:

  • sed
  • orinar con menos frecuencia de lo normal
  • cansancio
  • orina de color oscuro
  • resequedad en la boca
  • piel menos turgente o elástica, es decir, la piel no se alisa de nuevo después de pellizcarla suavemente y soltarla
  • hundimiento de los ojos o mejillas
  • mareo o desmayo

Las señales de deshidratación en los bebés y niños pequeños pueden incluir:

  • sed
  • orinar menos de lo usual o no mojar los pañales en 3 horas o más
  • falta de energía
  • resequedad en la boca
  • llanto sin lágrimas
  • piel menos turgente o elástica
  • hundimiento de los ojos o mejillas o de los puntos suaves en el cráneo (fontanelas)

Malabsorción

Los síntomas de la malabsorción en adultos pueden incluir:

  • distensión abdominal
  • cambios en el apetito
  • gases
  • deposiciones sueltas, grasientas y malolientes
  • pérdida de peso

Los síntomas de la malabsorción en los bebés y niños pequeños pueden incluir:

  • distensión abdominal
  • cambios en el apetito
  • gases
  • deposiciones sueltas, grasientas y malolientes
  • pérdida de peso o insuficiente aumento de peso

¿Qué causa la diarrea?

La diarrea aguda y persistente puede tener causas diferentes a las de la diarrea crónica. En muchos casos, los médicos no encuentran la causa de la diarrea. Muchas veces desaparece por sí sola en un plazo de 4 días y no es necesario encontrar la causa.

Diarrea aguda y persistente

Las causas más comunes de la diarrea aguda y persistente son las infecciones, la diarrea del turista o viajero y los efectos secundarios de las medicinas.

Infecciones

Los tres tipos de infecciones que causan diarrea son:

  • Infecciones víricas. Muchos virus causan diarrea, incluyendo el norovirus y el rotavirus. La gastroenteritis vírica es una causa común de la diarrea aguda.
  • Infecciones bacterianas. Varios tipos de bacterias pueden entrar al cuerpo a través de agua o alimentos contaminados y causar diarrea. Las bacterias comunes que causan diarrea incluyen Campylobacter, Escherichia coli (E. coli), Salmonella y Shigella.
  • Infecciones parasitarias. Los parásitos pueden entrar al cuerpo a través de los alimentos o el agua e instalarse en el tubo digestivo. Los parásitos que causan diarrea incluyen Criptosporidio, Entamoeba histolytica y Giardia lamblia.

Las infecciones en el tubo digestivo que se propagan a través de los alimentos o bebidas se conocen como intoxicaciones por alimentos.

Las infecciones que duran entre 2 y 4 semanas pueden causar diarrea persistente.

Diarrea del viajero

La causa de la diarrea del viajero es consumir alimentos o agua contaminada por bacterias, virus o parásitos. La diarrea del viajero es por lo general aguda. Sin embargo, algunos parásitos causan diarrea que dura más tiempo. La diarrea del viajero puede ser un problema para las personas que viajan a países en vías de desarrollo.

Una pareja en un picnic al aire libre.
La diarrea del viajero puede ser un problema para las personas que viajan a países en vías de desarrollo.

Efectos secundarios de las medicinas

Muchas medicinas pueden causar diarrea; entre ellos se incluyen los antibióticos, los antiácidos que contienen magnesio y los medicamentos que se usan para tratar el cáncer.

Diarrea crónica

Ciertas infecciones, alergias e intolerancias a los alimentos, problemas del tubo digestivo, la cirugía abdominal y el uso prolongado de medicinas pueden causar diarrea crónica.

Infecciones

Sin tratamiento, algunas infecciones por bacterias y parásitos que causan diarrea no desaparecen rápidamente. Además, después de una infección, las personas pueden tener problemas para digerir ciertos carbohidratos como la lactosa o las proteínas de los alimentos como la leche de vaca, los productos lácteos o la soya, lo que puede prolongar la diarrea.

Alergias e intolerancias a los alimentos

Las alergias a los alimentos como la leche de vaca, la soya, los cereales, los huevos y los mariscos pueden causar diarrea crónica.

La intolerancia a la lactosa es una afección común que puede causar diarrea después de ingerir alimentos o líquidos que contengan leche o productos lácteos.

La intolerancia a la fructuosa es una afección que puede causar diarrea después de ingerir alimentos o líquidos con fructosa. La fructuosa es un azúcar que se encuentra en las frutas, los zumos de fruta y la miel. A muchos alimentos y bebidas les agregan fructuosa como un edulcorante (endulzante) conocido como jarabe de maíz de alto contenido de fructosa.

En algunas personas, los alcoholes de azúcar como el sorbitol, manitol y xilitol pueden causar diarrea. Los caramelos y gomas de mascar sin azúcar con frecuencia tienen estos alcoholes de azúcar.

Problemas del tubo digestivo

Los problemas del tubo digestivo que pueden causar diarrea crónica incluyen:

Cirugía abdominal

Usted puede desarrollar diarrea crónica después de la cirugía abdominal. La cirugía abdominal es una operación en el apéndice, la vesícula, el intestino grueso, el hígado, el páncreas, el intestino delgado, el bazo o el estómago.

Uso prolongado de medicinas

Las medicinas que deben tomarse durante mucho tiempo pueden causar diarrea crónica; algunos como los antibióticos, pueden cambiar la flora intestinal y aumentar la probabilidad de infección por Clostridium difficile, una bacteria que puede causar diarrea crónica.

Noviembre de 2016
Share

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.