U.S. Department of Health and Human Services
 

 Versiones alternativas

 

También puede pedir versiones impresas a través de nuestro catálogo en línea.

Contáctenos

Centro de Información de Salud

  • Teléfono: 1-800-860-8747
  • TTY: 1-866-569-1162
  • Correo electrónico: healthinfo@niddk.nih.gov
  • Horario de atención: de lunes a viernes de 8:30 a.m. a 5:00 p.m. (hora del este de los EE.UU.)
 

 Cómo obtener más información

 
Nota: Algunas de las opciones para comunicarse con las siguientes organizaciones están disponibles solamente en inglés.

Organizaciones de enfermedades digestivas

Muchas organizaciones ofrecen ayuda a los pacientes y a los profesionales médicos. Vea la lista completa Enfermedad digestiva Organizaciones​​ (PDF, 341 KB)​​​​​.

Lo que usted debe saber sobre la enfermedad diverticular

En esta página:

Definición de enfermedad diverticular

La enfermedad diverticular afecta el colon. El colon es la parte del intestino grueso que elimina los desechos del cuerpo. La enfermedad diverticular se compone de dos afecciones: diverticulosis y diverticulitis. La diverticulosis ocurre cuando unos bolsillos, llamados divertículos, se forman en el colon. Estos bolsillos se hinchan como puntos débiles en un neumático (llanta). La diverticulitis ocurre cuando los bolsillos se inflaman.

Ilustración del sistema digestivo resaltando el colon. A un lado hay una sección en primer plano del colon don divertículos o bolsillos.
El área sombreada es el colon.

[Volver Arriba]

Causa de la enfermedad diverticular

Los médicos no están seguros de qué causa la enfermedad diverticular. Muchos piensan que la causa principal es una dieta baja en fibra. Es decir, consumir poca fibra habitualmente. La fibra es una parte de los alimentos que el cuerpo no puede digerir. Se encuentra en muchas frutas y vegetales.

La fibra permanece en el colon y absorbe agua, lo que facilita el paso de las heces en las evacuaciones. Las dietas con poca fibra pueden causar estreñimiento, que ocurre cuando las heces son duras y difíciles de pasar. La constipación hace que los músculos se estriñan al evacuar heces. El estreñimiento puede causar la formación de divertículos en el colon. Si quedan heces o bacterias atrapadas en los divertículos, se puede producir una diverticulitis.

[Volver Arriba]

Gravedad de la enfermedad diverticular

La mayoría de las personas con la enfermedad no tienen problemas graves, pero algunas personas tienen síntomas intensos. La diverticulitis puede atacar de repente y causar

  • sangrado
  • infecciones graves
  • desgarros en los divertículos
  • fístulas, que son una conexión o pasaje entre tejidos u órganos en el cuerpo que normalmente no se conectan
  • bloqueos en el sistema digestivo
  • una infección en la que el colon se rompe, provocando que las heces se evacuen desde el colon hacia el abdomen

[Volver Arriba]

Síntomas de la enfermedad diverticular

Los síntomas de la diverticulosis y la diverticulitis son diferentes.

Diverticulosis. Muchas personas no tienen síntomas, pero algunos tienen

  • calambres
  • hinchazón
  • constipación
  • sangrado
  • inflamación
  • fístulas

Si tiene sangrado, pasará sangre roja de color fuerte por el recto. El recto es el extremo del colon que se conecta al ano. El recto y el ano son parte del tubo digestivo, que es el pasaje por el cual van los alimentos. El sangrado rectal usualmente no causa dolor, pero puede ser peligroso. Deberá consultar a un médico de inmediato.

Diverticulitis. Las personas con diverticulitis pueden tener muchos síntomas. Con frecuencia sienten dolor en la parte inferior del abdomen. Si usted tiene diverticulitis, podría

  • tener fiebre o vómitos
  • sentirse mal del estómago
  • notar un cambio en sus hábitos de evacuación

[Volver Arriba]

Muchas personas padecen enfermedad diverticular

A partir de los 40 años de edad, la probabilidad de padecer esta enfermedad aumenta aproximadamente cada diez años. Cerca de la mitad de la gente de entre 60 y 80 años de edad tiene la enfermedad diverticular. Casi todas las personas mayores de 80 años la tienen.

[Volver Arriba]

Pruebas para detectar la enfermedad diverticular

Hay muchas pruebas que el médico puede realizar para detectar la enfermedad diverticular. La tomografía computarizada (“CT scan” en inglés) es la prueba que se usa más comúnmente. El médico inyecta un líquido en una vena del brazo. Este líquido hace que los órganos se resalten mejor en las radiografías. Tal vez le pidan que beba un líquido llamado bario en lugar de aplicarle una inyección. Luego lo colocarán en una gran máquina con forma de rosquilla para tomar radiografías.

Ilustración de un paciente masculino sentado en una mesa de examinación mientras habla con su profesional de la salud. 

Otras maneras de detectar la enfermedad son

  • Historia clínica. El médico le preguntará sobre
    • su salud
    • síntomas como el dolor
    • sus hábitos en cuanto a las evacuaciones
    • dieta (lo que consume)
    • cualquier medicina que tome

  • Pruebas de sangre. Estas pruebas pueden detectar infecciones.

  • Muestra de heces. Esta prueba puede mostrar sangrado en el tubo digestivo.

  • Examen digital del recto. El médico introduce un dedo cubierto con un guante en el recto para determinar si hay dolor, sangrado o bloqueo.

  • Radiografía y enema de bario. El médico introduce un líquido llamado bario en el intestino grueso a través del ano. El ano es la abertura por donde las heces salen del cuerpo. El bario hace que los divertículos aparezcan en la radiografía.

  • Colonoscopia. El médico introduce un tubo pequeño en el ano. Una cámara diminuta situada en el tubo muestra si hay divertículos

[Volver Arriba]

Tratamiento de la enfermedad diverticular

El tratamiento de la enfermedad diverticular depende de qué tan grave sea el problema y si usted padece diverticulosis o diverticulitis. La mayoría de la gente mejora cambiando la dieta. Si tiene sangrado rectal, usted deberá ir al hospital para que un médico encuentre la parte del colon que está sangrando. El médico tal vez use un fármaco especial que detiene el sangrado. El médico puede decidir también operar y quitar la parte del colon que sangra.

[Volver Arriba]

Tratamiento de la diverticulosis

El consumo de alimentos con mucha fibra puede aliviar los síntomas. Algunas veces las medicinas para el dolor leve también pueden ayudar.

[Volver Arriba]

Tratamiento de la diverticulitis

El médico puede recetar antibióticos y recomendar una dieta sólo de líquidos. La mayoría de las personas mejoran con este tratamiento. Otras pueden necesitar cirugía y otros tratamientos.

  • Cirugía. Los problemas graves de diverticulitis se tratan con cirugía. Los cirujanos pueden limpiar el abdomen después de las infecciones y quitar los bolsillos sangrantes y las fístulas.

  • Resección del colon. Si padece diverticulitis muchas veces, su médico podría sugerir quitarle la parte del colon con divertículos. Las partes sanas se pueden unir. Una vez quitados los divertículos, puede evitar otras infecciones.

  • Cirugía de emergencia. Si tiene problemas graves, tal vez necesite una cirugía de emergencia para limpiar la infección y quitar parte del colon. Después, una segunda cirugía vuelve a unir las partes sanas del colon. El colon se separa por un tiempo breve entre las cirugías, ya que volver a unir el colon durante la primera cirugía a veces implica riesgos.

    Se necesita una colostomía temporal entre las dos cirugías. Una colostomía es una abertura en el abdomen donde se conecta una bolsa plástica para recolectar heces después de digerir la comida. El cirujano realiza una abertura, llamada estoma, y la conecta al extremo del colon.

[Volver Arriba]

Qué hacer sobre la enfermedad diverticular

Consuma una dieta con mucha fibra para evitar problemas. Hable con su médico acerca del uso de productos con fibra como Benefiber, Citrucel o Metamucil. El uso diario puede darle la fibra que necesita, si no la obtiene a través de su dieta.

Pregunte a su médico qué opciones de alimentos son las mejores para usted.

Comer alimentos con mucha fibra es sencillo y reduce los síntomas y problemas de la enfermedad diverticular.

Trate de comer más de lo siguiente:

  • Frutas. Manzanas, duraznos (melocotones), peras y tangerinas (mandarinas) frescos.
  • Vegetales. Brócoli, calabacín (zapallo), zanahoria y coles de Bruselas frescos.
  • Vegetales con fécula. Papas y frijoles (habichuelas) de varios tipos.
  • Granos. Pan integral, arroz integral, hojuelas de salvado y avena.

Ilustración de de una mujer embolsando compras del supermercado.
Los alimentos ricos en fibra incluyen frutas y vegetales.

Hable con su médico sobre estos cambios en la dieta. Sepa qué comer y cómo añadir más de estos alimentos ricos en fibra a su dieta.

[Volver Arriba]

Algunas cosas que debe recordar

  • La enfermedad diverticular es más común en personas mayores.
  • Una dieta con poca fibra es la causa más probable de la enfermedad.
  • La mayoría de la gente se trata con medicinas para el dolor y una dieta rica en fibra.
  • Añada alimentos integrales (“whole grain” en inglés), frutas con mucha fibra y vegetales a su dieta.
  • Contacte a su médico si observa síntomas tales como fiebre, escalofríos, náuseas, vómitos, dolor abdominal, sangrado rectal o cambios en los hábitos de las evacuaciones.

[Volver Arriba]

Ensayos Clínicos

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés) y otras organizaciones del Instituto Nacional de Salud (NIH) conducen y ayudan en la investigación de muchas enfermedades y condiciones médicas.

Que son ensayos clínicos, y serian una buena opción para usted?
Los ensayos clínicos son parte de la investigación clínica y a la raíz de todos avances médicos. Los ensayos clínicos buscan maneras nuevas de prevenir, detectar o tratar enfermedades. Los investigadores también usan los ensayos clínicos para estudiar otros aspectos de la atención clínica, como la manera de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas. Averigüe si los ensayos clínicos son adecuados para usted.

Que ensayos clínicos están disponibles?
Para más información sobre los ensayos clínicos que están disponibles y están reclutando visite: www.ClinicalTrials.gov.

Esta información podría contener contento sobre medicinas y las afecciones que estas tratan cuando se toman según las indicaciones. Durante la preparación de esta publicación, se incluyó la información más actualizada disponible. Para recibir información al día, o si tiene preguntas sobre cualquier medicina, comuníquese con la U.S. Food and Drug Administration (Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA por sus siglas en inglés). Llame gratis al 1-888-463-6332 (1-888-INFO-FDA), o visite su sitio web en www.fda.gov (en español: www.fda.gov/AboutFDA/EnEspanol). Consulte al proveedor de atención médica para obtener más información.


El Gobierno de los Estados Unidos no apoya ni prefiere ningún producto ni compañía en particular. Los nombres comerciales, patentados y de compañías que aparecen en este documento se usan únicamente porque se consideran necesarios en el contexto de la información provista. Si algún producto no se menciona, la omisión no significa ni implica que el producto no sea satisfactorio.

[Volver Arriba]


El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quiere agradecer a:
Joshua Katz, M.D., George Washington University School of Medicine; Vicki L. McClelland, Free Medical Clinic of the Northern Shenandoah Valley

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.


[Volver Arriba]

Septiembre 2007