Definición y hechos sobre la cirrosis

¿Qué es la cirrosis?

La cirrosis es una condición médica en la que el hígado está cicatrizado y permanentemente dañado. El tejido cicatricial reemplaza el tejido sano del hígado y evita que funcione normalmente. El tejido cicatricial también bloquea parcialmente el flujo de sangre a través del hígado. A medida que la cirrosis empeora, el hígado empieza a fallar.

Muchas personas no saben que tienen cirrosis, debido a que es posible que no tengan signos o síntomas hasta que el hígado está muy dañado.

Un hígado sano y un hígado con cirrosis.Un hígado sano (izquierda) y un hígado con cirrosis (derecha).

¿Qué tan común es la cirrosis?

Los investigadores calculan que aproximadamente 1 de cada 400 adultos en los Estados Unidos tiene cirrosis. La cirrosis es más común en adultos de 45 a 54 años de edad. En los Estados Unidos, aproximadamente 1 de cada 200 adultos de 45 a 54 años de edad tiene cirrosis. Los investigadores creen que la cifra real puede ser más alta porque muchas personas que tienen cirrosis no son diagnosticadas.1

¿Quién tiene más probabilidad de desarrollar cirrosis?

Las personas con ciertas afecciones de salud tienen más probabilidad de desarrollar cirrosis. Las personas también tienen más probabilidad de desarrollar cirrosis si1

¿Cuáles son las complicaciones de la cirrosis?

A medida que el hígado va fallando, se pueden desarrollar complicaciones. En algunas personas, las complicaciones pueden ser el primer signo de la enfermedad. Las complicaciones de la cirrosis pueden incluir lo siguiente:

Hipertensión portal

La hipertensión portal es la complicación grave más común de la cirrosis.2 La hipertensión portal es una condición médica que ocurre cuando el tejido cicatricial bloquea parcialmente y retarda el flujo normal de sangre a través del hígado, lo cual causa presión arterial alta en la vena porta. La hipertensión portal y sus tratamientos pueden llevar a otras complicaciones, entre ellas:

  • venas agrandadas, llamadas várices, en el esófago, el estómago o los intestinos, lo cual puede causar hemorragia interna si las venas se revientan
  • hinchazón en las piernas, tobillos o pies, llamada edema
  • acumulación de líquido en el abdomen, llamada ascitis, lo cual puede resultar en una infección grave en el espacio que rodea al hígado y a los intestinos
  • confusión o dificultad para pensar causadas por la acumulación de toxinas en el cerebro, llamada encefalopatía hepática

Infecciones

La cirrosis aumenta la probabilidad de contraer infecciones bacterianas, como infecciones urinarias y neumonía

Cáncer de hígado

La cirrosis aumenta la posibilidad de contraer cáncer de hígado.3 La mayoría de las personas que desarrollan cáncer de hígado ya tienen cirrosis.4

Insuficiencia hepática

Con el tiempo, la cirrosis puede causar insuficiencia hepática. Una insuficiencia hepática ocurre cuando el hígado está muy dañado y deja de funcionar. La insuficiencia hepática también se conoce como enfermedad hepática terminal. Esto puede requerir un trasplante de hígado (en inglés).

Otras complicaciones

Otras complicaciones de la cirrosis pueden incluir:

Bibliografía

Marzo de 2018
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.