Síntomas y causas de la cirrosis

¿Cuáles son los síntomas de la cirrosis?

Es posible no tener signos o síntomas de cirrosis hasta que el hígado está muy dañado.

Los síntomas tempranos de la cirrosis pueden incluir:

  • sentirse cansado o débil
  • poco apetito
  • perder peso sin intentarlo
  • náuseas y vómito
  • dolor leve o molestia en la parte superior derecha del abdomen

A medida que la función hepática empeora, pueden aparecer otros síntomas, como:

  • moretones y hemorragias que ocurren fácilmente
  • confusión, dificultades para pensar, pérdida de memoria, cambios de personalidad o trastornos del sueño
  • hinchazón en la parte inferior de las piernas, tobillos o pies, llamada edema
  • hinchazón por acumulación de líquido en el abdomen, llamada ascitis
  • picazón severa en la piel
  • oscurecimiento del color de la orina
  • tinte amarillento en la parte blanca de los ojos y en la piel, llamado ictericia

¿Qué causa la cirrosis?

La cirrosis tiene diferentes causas. Algunas personas con cirrosis tienen más de una causa que contribuye al daño del hígado.

Causas más comunes

Las causas más comunes de la cirrosis son:

Causas menos comunes

Algunas de las causas menos comunes de la cirrosis incluyen:

Marzo de 2018
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.