Síntomas y causas de la infección renal (pielonefritis)

¿Cuáles son los síntomas de una infección renal?

Los síntomas de las infecciones renales varían según la edad. Los síntomas podrían incluir:

  • escalofrío
  • fiebre
  • dolor en la espalda, el costado o la ingle
  • náuseas
  • vómito
  • orina turbia, oscura, con sangre o con mal olor
  • micción frecuente y dolorosa
Mujer acostada en la cama, tomándose la temperatura con un termómetro.
Los síntomas de una infección renal podrían incluir escalofrío, fiebre y micción frecuente y dolorosa.

Un niño menor de 2 años con una infección renal podría solo tener fiebre alta.

Un adulto mayor de 65 años con una infección renal podría no tener ninguno de los síntomas típicos. Una persona mayor podría solo tener problemas de pensamiento, como:

  • confusión
  • alucinaciones
  • lenguaje enredado

Se debe buscar atención médica de inmediato

Una persona debe buscar atención médica de inmediato si tiene síntomas de infección renal. A veces, una infección renal puede causar una afección peligrosa conocida como septicemia, que puede ser potencialmente mortal. Los síntomas de la septicemia incluyen fiebre, escalofrío, respiración y frecuencia cardíaca rápida, erupción cutánea y confusión.

Una infección renal que se vuelve crónica, o de larga duración, puede causar daño permanente de los riñones.

¿Qué causa una infección renal?

Las bacterias o los virus causan las infecciones renales.

Los científicos creen que la mayoría de las infecciones renales comienzan como una infección de la vejiga que sube para infectar uno o ambos riñones. La mayoría de las veces, la causa de la infección son las bacterias que normalmente viven en el intestino. Las vías urinarias tienen varias formas de prevenir que la infección suba. Por ejemplo, con mucha frecuencia, al orinar se eliminan las bacterias antes de que lleguen a la vejiga. A veces, el organismo no puede combatir las bacterias y estas causan una infección de las vías urinarias. Si la persona no recibe tratamiento médico para detener la infección, la bacteria puede infectarle los riñones.

En algunos casos, la sangre puede transportar bacterias o virus de otra parte del organismo a los riñones.

Abril de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.