Tratamiento para la infección renal (pielonefritis)

¿Cómo tratan los profesionales de atención médica las infecciones renales?

Si el paciente tiene una infección renal, un profesional de atención médica le recetará antibióticos. Incluso antes de que estén disponibles los resultados de las pruebas, el profesional de atención médica podría recetarle un antibiótico que combate los tipos más comunes de bacterias. Aun cuando el paciente se pueda sentir aliviado de los síntomas, debe asegurarse de terminar todo el tratamiento antibiótico que le recetaron.

Una vez que estén disponibles los resultados del laboratorio, el profesional de atención médica podría cambiarle el antibiótico a uno que trate mejor el tipo de infección que tenga el paciente. Podría tomar estos antibióticos por vía oral, a través de una vena en el brazo, es decir, por vía intravenosa, o ambos.

Si la persona está muy enferma debido a una infección renal, puede ir a un hospital para reposo en cama. Un profesional de atención médica podría administrarle líquidos por vía intravenosa.

A veces, si algo está obstruyendo las vías urinarias, como un cálculo renal o una próstata agrandada (en inglés), el médico puede tratar el problema con cirugía u otro procedimiento.

Un hombre mayor en una cama de hospital con su esposa y médico a su lado.
Si cree que tiene una infección renal, consulte con un profesional de atención médica de inmediato.

¿Cómo puede el paciente asegurarse de que su infección renal ha desaparecido por completo?

Si el paciente recientemente tuvo una infección renal, el profesional de atención médica por lo general le repetirá los cultivos de orina después de que termine el tratamiento para asegurarse de que la infección haya desaparecido por completo y no se haya vuelto a presentar. Si la prueba que se repitió muestra infección, el paciente podría tomar otra ronda de antibióticos. Si la infección se vuelve a presentar, le podrían recetar antibióticos por un período de tiempo más prolongado.

Si el profesional de atención médica le receta antibióticos, el paciente debe tomárselos todos según lo prescrito y seguir las indicaciones que le dieron. Incluso si comienza a sentirse mejor, debe terminar todos los medicamentos.

¿Cómo puede una persona prevenir una infección renal?

Muchas infecciones renales comienzan como una infección de la vejiga, por lo que prevenir las infecciones de la vejiga podría ayudar a prevenir las infecciones renales. Los científicos aún están tratando de comprender las mejores maneras de prevenir las infecciones de la vejiga; sin embargo, estos pequeños cambios en sus hábitos diarios podrían ayudar:

Tomar mucho líquido, especialmente agua

Los líquidos pueden ayudar a expulsar las bacterias del aparato urinario. El agua es la mejor bebida. La mayoría de las personas sanas deben tratar de tomar entre seis y ocho vasos de 8 onzas de líquido todos los días. Si la persona necesita tomar menos agua debido a otras afecciones de salud, como problemas de control de la vejiga, insuficiencia renal o enfermedad del corazón, debe preguntarle a su profesional de atención médica cuánto líquido debería tomar.

Limpiarse de adelante hacia atrás después de ir al baño

Las mujeres deben limpiarse de adelante hacia atrás para evitar que las bacterias ingresen a la uretra. Este paso es el más importante después de una deposición.

Orinar con frecuencia y cuando surja la necesidad

Las personas deben tratar de orinar al menos cada 3 a 4 horas. Las bacterias tienen más probabilidad de crecer en la vejiga cuando la orina permanece demasiado tiempo en la vejiga.

Orinar después de las relaciones sexuales

Tanto las mujeres como los hombres deben orinar poco después de tener relaciones sexuales para eliminar las bacterias que pueden haber entrado en la uretra durante las relaciones sexuales.

Abril de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.