Las piedras en los riñones

Return to Overview Page

Definición y hechos

¿Qué son las piedras en los riñones?

Las piedras en los riñones son trozos de un material sólido parecido al de una piedra, que se forman en uno o ambos riñones cuando hay niveles altos de ciertos minerales en la orina. Las piedras en los riñones rara vez causa daño permanente si un profesional de la salud los trata.

Las piedras en los riñones varía en tamaño y forma. Pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una alverja (chícharo). En raras ocasiones, algunas piedras en los riñones puede llegar a ser del tamaño de una pelota de golf. Las piedras en los riñones puede ser lisos o irregulares y suelen ser de color amarillo o café.

Una piedra pequeña en los riñones puede pasar a través de las vías urinarias por cuenta propia, causando poco o ningún dolor. Una piedra más grande en los riñones puede quedarse atascado en el camino. Una piedra que se queda atascado puede obstruir el flujo de orina, causando un dolor intenso o sangrado. Obtenga más información sobre las vías urinarias y cómo funcionan.

Si usted tiene síntomas de piedras en los riñones, incluyendo dolor intenso o sangrado, busque atención inmediata. Un médico, como un urólogo, puede tratar el dolor y prevenir otros problemas, como una infección urinaria.

Imagen de un riñón humano con varios piedras en los riñones que bloquean las vías urinarias.
Una piedra pequeña en los riñones puede pasar a través de las vías urinarias por cuenta propia, causando poco o ningún dolor. Una piedra más grande en los riñones puede quedarse atascado en el camino.

¿Tienen algún otro nombre las piedras en los riñones?

El nombre científico para las piedras en los riñones es cálculo renal o nefrolitos. También puede escuchar a los médicos referirse a esta enfermedad con los términos nefrolitiasis, urolitiasis, litiasis renal o piedras urinarias.

¿Qué tipo de piedras en los riñones tengo?

Probablemente tenga uno de los cuatro tipos principales de piedras en los riñones. El tratamiento para las piedras en los riñones generalmente depende de su tamaño, ubicación y composición.

Piedras de calico

Los tipos más comunes de piedras en los riñones son las piedras de calcio, incluidos las piedras de oxalato cálcico y las piedras de fosfato cálcico. Las piedras de oxalato cálcico son más comunes que los de fosfato cálcico.

El calcio de los alimentos no aumenta la probabilidad de tener piedras de oxalato cálcico. Normalmente, el exceso de calcio que los huesos y los músculos no utilizan va a los riñones y se elimina en la orina. Cuando esto no sucede, el calcio permanece en los riñones, donde se une con otros productos de desecho y forma una piedra en los riñones.

Piedras de ácido úrico

Una piedras de ácido úrico puede formarse cuando la orina contiene demasiado ácido. Comer muchos pescados, mariscos y carne, especialmente las vísceras, puede aumentar el ácido úrico en la orina.

Piedras de estruvita

Las piedras de estruvita pueden formarse después de tener una infección urinaria. Pueden presentarse repentinamente y agrandarse rápidamente.

Piedras de cistina

Las piedras de cistina resultan de un trastorno llamado cistinuria que es hereditario. La cistinuria hace que el aminoácido cistina se filtre de los riñones a la orina.

¿Son comunes las piedras en los riñones?

Las piedras en los riñones son cada vez más comunes. Alrededor del 11 por ciento de los hombres y el 6 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos tienen piedras en los riñones al menos una vez en su vida.1

¿Quién tiene más probabilidad de tener piedras en los riñones?

Los hombres son más propensos a desarrollar las piedras en los riñones que las mujeres. Si en su familia hay antecedentes de piedras en los riñones, usted corre mayor riesgo de tenerlos. De igual manera, si ha tenido piedras en los riñones alguna vez, es más probable que los vuelva a tener.

También puede ser más probable que desarrolle una piedra en los riñones si no toma suficiente líquido.

Las personas con ciertos problemas medicos

Es más probable que se le formen piedras en los riñones si tiene ciertos problemas médicos, incluyendo:

  • un bloqueo de las vías urinarias
  • inflamación crónica, o de larga duración, de los intestinos
  • enfermedades quísticas de los riñones, que son trastornos que causan la formación de bolsas o sacos llenos de líquido en los riñones
  • cistinuria
  • problemas digestivos o antecedentes de cirugía del tubo digestivo
  • gota, un trastorno que causa una hinchazón dolorosa de las articulaciones
  • hipercalciuria, una enfermedad hereditaria en la que la orina contiene cantidades inusualmente grandes de calcio y que es el problema más común en las personas que forman piedras de calcio
  • hiperoxaluria, un trastorno en el que la orina contiene cantidades inusualmente grandes de oxalato
  • hiperparatiroidismo, un trastorno en el que las glándulas paratiroides liberan demasiada hormona paratiroidea, lo que hace que haya calcio adicional en la sangre
  • hiperuricosuria, un trastorno en el que hay demasiado ácido úrico en la orina
  • obesidad
  • infecciones urinarias repetidas o recurrentes
  • acidosis tubular renal, una enfermedad que ocurre cuando los riñones no eliminan los ácidos en la orina, lo que hace que la sangre permanezca demasiado ácida

Las personas que toman ciertas medicinas

Es más probable que desarrolle piedras en los riñones si está tomando una o más de las siguientes medicinas por un período largo de tiempo:

  • diuréticos, que ayudan a eliminar el agua del cuerpo
  • antiácidos con calcio
  • indinavir, un inhibidor de la proteasa que se usa para tratar la infección por VIH
  • topiramate, una medicina para tratar las convulsiones

¿Cuáles son las complicaciones de las piedras en los riñones?

Las complicaciones de las piedras en los riñones son poco comunes si se busca que un profesional de la salud los trate antes de que se presenten problemas.

Si las piedras en los riñones no se tratan, pueden causar:

  • hematuria, es decir, sangre en la orina
  • dolor fuerte
  • infecciones urinarias, incluyendo infecciones en los riñones
  • pérdida de la función de los riñones

Referencias

Síntomas y causas

¿Cuáles son los síntomas de las piedras en los riñones?

Entre los síntomas de las piedras en los riñones están:

  • dolor agudo en la espalda, el lado, la parte baja del abdomen o la ingle
  • presencia de sangre (de color rosado, rojo o café) en la orina, también llamada hematuria
  • necesidad constante de orinar
  • dolor al orinar
  • incapacidad de orinar o solo poder orinar una pequeña cantidad
  • orina turbia o maloliente

Consulte a un profesional de la salud inmediatamente si tiene alguno de estos síntomas. Estos síntomas pueden indicar que usted tiene una piedra en los riñones o un problema médico más grave.

El dolor puede durar por un período de tiempo corto o largo y puede ir y venir en oleadas. Junto con el dolor, es posible que tenga:

  • náuseas
  • vómito

Otros síntomas incluyen:

  • fiebre
  • escalofríos
Un hombre que sufre de dolores agudos en la espalda baja.
Es posible que tenga una piedra en sus riñones si tiene dolor al orinar o si siente un dolor agudo en la espalda o la parte baja del abdomen.

¿Qué causa las piedras en los riñones?

Los piedras en los riñones se forman cuando hay niveles altos de calcio, oxalato y fósforo en la orina. Estos minerales normalmente se encuentran en la orina y a niveles bajos no causan problemas.

Ciertos alimentos pueden aumentar la posibilidad de una piedra en los riñones en las personas que tienen más probabilidades de tenerlos.

Diagnóstico

¿Cómo diagnostican los profesionales de la salud las piedras en los riñones?

Los profesionales de la salud usan la historia clínica, el examen físico, las pruebas de laboratorio y las imágenes para diagnosticar las piedras en los riñones.

Un profesional de la salud le preguntará si tiene antecedentes de problemas de salud que hacen más probable que desarrolle piedras en los riñones. El profesional de la salud también puede preguntar si usted tiene antecedentes familiares de piedras en los riñones y lo que normalmente come. Durante el examen físico, el profesional de la salud por lo general le examina el cuerpo. El profesional de la salud le preguntará acerca de sus síntomas.

Una mujer que se reclina en la silla de un consultorio médico y mira a la profesional de la salud que está tomando notas.
Un profesional de la salud le preguntará si usted tiene antecedentes de problemas de salud que hacen más probable que desarrolle piedras en los riñones.

¿Qué pruebas usan los profesionales de la salud para diagnosticar las piedras en los riñones?

Los profesionales de la salud pueden usar pruebas de laboratorio o imágenes para diagnosticar las piedras en los riñones.

Pruebas de laboratorio

Las pruebas de orina pueden mostrar si usted tiene niveles altos en la orina de los minerales que forman las piedras en los riñones. Las pruebas de orina y de sangre también pueden ayudar a un profesional de la salud a determinar qué tipo de piedras en los riñones tiene.

Análisis de orina. En el análisis de orina, un profesional de la salud evalúa la muestra de orina que usted deja en el consultorio médico o en un laboratorio. El análisis de orina puede mostrar si la orina tiene sangre o si tiene minerales que pueden formar piedras en los riñones. La presencia de glóbulos blancos y bacterias en la orina significan que usted puede tener una infección en las vías urinarias.

Análisis de sangre. Un profesional de la salud puede tomarle una muestra de sangre y enviarla a un laboratorio para analizarla. El análisis de sangre puede mostrar si usted tiene altos niveles de ciertos minerales en la sangre, lo que puede ocasionar piedras en los riñones.

Imágenes de diagnostic

Los profesionales de la salud utilizan imágenes de diagnóstico para encontrar piedras en los riñones. Las imágenes de diagnóstico también pueden mostrar los problemas que causaron la formación de una piedra en los riñones, como un bloqueo en las vías urinarias o un defecto de nacimiento. No se necesita anestesia para la toma de estas imágenes.

Radiografía abdominal. Una radiografía abdominal es una imagen que se crea del abdomen utilizando bajos niveles de radiación y que se registra en una película o en una computadora. Un técnico en radiología toma la radiografía abdominal en un hospital o centro de atención ambulatoria, y un radiólogo interpreta las imágenes. Para la radiografía abdominal, el paciente puede acostarse sobre una mesa o permanecer parado. El técnico en radiología coloca la máquina de rayos X sobre o delante del abdomen y le pide al paciente que contenga la respiración para que la imagen no salga borrosa. El técnico puede pedirle al paciente que cambie de posición para obtener más imágenes. Las radiografías abdominales pueden mostrar la ubicación de las piedras en los riñones en las vías urinarias. No todos las piedras son visibles en la radiografía abdominal.

Tomografía computarizada. Las tomografías computarizadas utilizan una combinación de rayos X y tecnología informática para crear imágenes de las vías urinarias. A pesar de que es más frecuente hacer la tomografía computarizada sin contraste para ver las vías urinarias, es posible que se inyecte un medio de contraste. El medio de contraste es un colorante u otra sustancia que hace que durante el procedimiento se puedan ver más fácilmente las estructuras en el interior del cuerpo. El paciente se acuesta sobre una mesa que se desliza dentro de un aparato en forma de túnel que toma las radiografías. Las tomografías computarizadas pueden mostrar el tamaño y la ubicación de la piedra en los riñones, si la piedra está bloqueando las vías urinarias, y lo problemas médicos que pueden haber ocasionado la piedra.

Tratamiento

¿Cómo tratan los profesionales de la salud las piedras en los riñones?

Por lo general, los profesionales de la salud tratan las piedras en los riñones según su tamaño, ubicación y tipo.

Las piedras en los riñones pequeños puede pasar a través de las vías urinarias sin tratamiento. Si usted es capaz de pasar la piedra, es posible que le pidan que lo deposite en un recipiente especial para enviarlo a un laboratorio y determinar qué tipo de piedra es. Tal vez se le aconseje tomar mucho líquido si va a poder pasar la piedra en sus riñones. El profesional de la salud también puede recetarle medicinas para el dolor.

Las piedras en los riñones más grandes o las piedras en los riñones que bloquean las vías urinarias o causan gran dolor pueden necesitar tratamiento urgente. Si usted está vomitando y se encuentra deshidratado, es posible que necesite ir al hospital y recibir líquidos de manera intravenosa.

Eliminación de las piedras en los riñones

Un urólogo puede extraer la piedra o romperlo en pedazos pequeños usando uno de los siguientes tratamientos:

Litotricia por ondas de choque. El médico puede usar la litotricia por ondas de choque para romper la piedra los riñones en pedazos muy pequeños para que puedan pasar a través de las vías urinarias. Es posible que el médico le administre anestesia durante este procedimiento ambulatorio.

Cistoscopia y ureteroscopia. Durante la cistoscopia, el médico utiliza un cistoscopio para mirar dentro de la uretra y la vejiga y encontrar dónde está la piedra. Durante la ureteroscopia, el médico utiliza un ureteroscopio, que es un instrumento más largo y delgado que un cistoscopio, para ver imágenes detalladas del revestimiento de los uréteres y los riñones. El médico inserta el cistoscopio o ureteroscopio a través de la uretra para ver el resto de las vías urinarias. Una vez que el médico ubique la piedra, puede sacarlo o romperlo en pedazos más pequeños. El médico realiza estos procedimientos en el hospital con anestesia. Normalmente, usted puede irse a casa el mismo día.

Nefrolitotomía percutánea. El médico utiliza un nefroscopio, una herramienta delgada de visualización, para localizar y sacar la piedra en los riñones. El médico inserta el nefroscopio directamente en el riñón a través de un pequeño corte que hace en la espalda. Para una piedra más grande, el médico también puede utilizar un láser para romperlo en pedazos más pequeños. El médico realiza la nefrolitotomía percutánea en un hospital con anestesia. Es posible que tenga que permanecer en el hospital durante varios días después del procedimiento.

Después de estos procedimientos, el urólogo a veces puede colocar un tubo delgado y flexible, llamado endoprótesis o “stent” ureteral, en las vías urinarias para ayudar al flujo de orina o a que pase la piedra. Una vez que la piedra haya salido, el médico envía la piedra, o sus pedazos, a un laboratorio para determinar su tipo.

El médico también puede pedirle que recoja su orina durante las 24 horas después de que haya pasado o se haya retirado la piedra en los riñones. Se medirá la cantidad de orina que produce en un día y los niveles de minerales en la orina. Es más probable que forme piedras si no produce suficiente orina cada día o si tiene niveles altos de los minerales.

Piedras en los riñones de diferentes tamaños y formas.
Por lo general, los profesionales de la salud tratan las piedras en los riñones según su tamaño y composición.

¿Cómo puedo evitar que se formen las piedras en los riñones?

Para ayudar a evitar que se le formen piedras en los riñones en el futuro, también es importante saber qué causó la formación de las piedras en los riñones anteriores. Una vez que sepa qué tipo de piedra en los riñones tuvo, un profesional de la salud le puede ayudar a hacer cambios en su alimentación, dieta y nutrición para evitar piedras en los riñones en el futuro.

Tome líquidos

En la mayoría de los casos, tomar la cantidad suficiente de líquido todos los días es la mejor manera de ayudar a evitar que se formen la mayoría de los tipos de piedras en los riñones. Tomar suficiente líquido mantiene la orina diluida y ayuda a eliminar los minerales que podrían formar los piedras.

Aunque el agua es la mejor opción, otros líquidos, como las bebidas cítricas, también pueden ayudar a evitar las piedras en los riñones. Algunos estudios muestran que las bebidas cítricas, como la limonada y el jugo de naranja, protegen contra los piedras en los riñones porque contienen citrato, lo que impide que los cristales se conviertan en piedras.

A menos que tenga insuficiencia renal, debe tomar de seis a ocho vasos de 8 onzas al día. Si anteriormente tuvo piedras de cistina, es posible que necesite tomar aún más. Hable con un profesional de la salud si no puede tomar la cantidad recomendada debido a otros problemas de salud, como incontinencia urinaria, frecuencia urinaria o insuficiencia renal.

La cantidad de líquido que necesita tomar depende del clima y su nivel de actividad. Si usted vive, trabaja o hace ejercicio en climas cálidos, puede que necesite tomar más líquido para reemplazar el que pierde a través del sudor. Un profesional de la salud puede pedirle que recoja su orina durante 24 horas para determinar la cantidad de orina que usted produce por día. Si la cantidad de orina es demasiado baja, es posible que le aconsejen que tome más líquido.

Medicinas

Si usted ha tenido una piedra en los riñones, es posible que le receten medicinas para evitar que en el futuro se formen más piedras en los riñones. Dependiendo del tipo de piedra que haya tenido y el tipo de medicina que el profesional de la salud le recete, es posible que tenga que tomar la medicina por algunas semanas, varios meses o más.

Por ejemplo, si usted tuvo piedras de estruvita, es posible que tenga que tomar un antibiótico oral por 1 a 6 semanas, o incluso más.

Si usted tuvo otro tipo de piedra, puede que tenga que tomar una tableta de citrato de potasio 1 a 3 veces al día. Es posible que tenga que tomar el citrato de potasio por algunos meses o incluso más, hasta que un profesional de la salud le diga que ya no corre el riesgo de que se le formen más piedras en los riñones.

Tipo de piedra en los riñones Posibles medicinas que le recete su médico
Piedras de calcio
  • citrato de potasio, que se utiliza para elevar los niveles de citrato y el pH en la orina
  • diuréticos, que ayudan a eliminar el agua del cuerpo
Piedras de ácido úrico
  • alopurinol, que se utiliza para tratar niveles altos de ácido úrico en el cuerpo
  • citrato de potasio
Piedras de estruvita
  • antibióticos, que son medicinas para combatir las bacterias
  • ácido acetohidroxámico, que es un antibiótico fuerte que se usa conjuntamente con otro antibiótico a largo plazo para prevenir la infección
Piedras de cistina
  • mercaptopropionilglicina, que es un antioxidante que se usa para tratar los problemas cardíacos
  • citrato de potasio

Hable con un profesional de la salud acerca de sus antecedentes médicos antes de tomar medicinas para el riñón. Algunas medicinas para los piedras en los riñones tienen efectos secundarios que van de leves a graves. Mientras más alta sea la dosis y más tiempo tome la medicina, más probable es que tenga estos efectos secundarios. Informe al profesional de la salud acerca de los efectos secundarios que tiene cuando toma las medicinas para las piedras en los riñones.

Cirugía para el hiperparatiroidismo

Las personas con hiperparatiroidismo, un problema médico que provoca exceso de calcio en la sangre, a veces desarrollan piedras de calcio. El tratamiento para el hiperparatiroidismo puede incluir cirugía para extirpar la glándula o glándulas paratiroideas anormales. La extirpación de las glándulas paratiroideas anormales cura el hiperparatiroidismo y puede prevenir las piedras en los riñones. La cirugía a veces causa complicaciones, entre ellas, la infección.

Alimentación, dieta y nutrición

¿Puedo ayudar a prevenir las piedras en los riñones cambiando lo que como o tomo?

Tomar suficiente líquido, sobre todo agua, es lo más importante que puede hacer para prevenir las piedras en los riñones. A menos que tenga insuficiencia renal, muchos profesionales de la salud recomiendan tomar de seis a ocho vasos de 8 onzas todos los días. Hable con un profesional de la salud sobre la cantidad de líquido que debe tomar.

Hay estudios que han demostrado que el plan de alimentación DASH puede reducir el riesgo de las piedras en los riñones. DASH son las siglas en inglés para “Dietary Approaches to Stop Hypertensión” (que significa “enfoques dietéticos para detener la hipertensión”). Obtenga más información sobre la dieta DASH.2

Algunos estudios han demostrado que el sobrepeso aumenta el riesgo de tener piedras en los riñones. Un dietista o nutricionista puede ayudarle a planificar las comidas para ayudarle a perder peso.

¿El tipo de piedra en los riñones que tuve afecta mis opciones de alimentos?

Sí. Si usted ha tenido piedras en los riñones anteriormente, pregúntele a su profesional de la salud qué tipo de piedra tuvo. Según el tipo de piedra que haya tenido, es posible prevenir futuros piedras en los riñones al hacer cambios en la cantidad de sodio, proteína animal, calcio u oxalato en los alimentos que come.

Es posible que deba cambiar lo que come y toma si tuvo alguno de los siguientes tipos de piedras en los riñones:

Un dietista que se especializa en la prevención de las piedras en los riñones puede ayudarle a planificar las comidas para prevenirlos. Busque un dietista que le pueda ayudar.

Piedras de oxalato de calico

Reduzca el oxalato

Si usted ha tenido una piedra de oxalato de calcio, tal vez deba evitar los siguientes alimentos para reducir la cantidad de oxalato en la orina:

  • nueces y productos de nueces o frutos secos
  • cacahuetes (o maníes), que son legumbres y no nueces, y que tienen un contenido alto de oxalato
  • ruibarbo
  • espinacas
  • salvado de trigo

Pregúntele a un profesional de la salud qué otras fuentes de oxalato hay y la cantidad de oxalato que debe haber en lo que come.

Reduzca el sodio

Su probabilidad de tener piedras en los riñones aumenta cuando consume más sodio. El sodio es una parte de la sal. Muchos de los alimentos enlatados y empaquetados y las comidas rápidas tienen sodio. Muchos condimentos, aderezos y carnes también lo tienen.

Pregúntele a un profesional de la salud cuánto sodio debe haber en lo que come. Vea consejos para reducir su consumo de sodio.

Limite la proteína animal

Comer proteínas provenientes de animales puede aumentar su probabilidad de tener piedras en los riñones.

Un profesional de la salud puede indicarle que limite el consumo de proteínas animales, incluyendo:

  • carne, pollo y carne de cerdo, especialmente las vísceras
  • huevos
  • pescados y mariscos
  • leche, queso y otros productos lácteos

Aun cuando tenga que limitar la cantidad de proteína animal que come cada día, es necesario asegurarse de que obtenga suficiente proteína. Considere la posibilidad de reemplazar algunas de las proteínas animales en su dieta típica con frijoles, guisantes secos, y lentejas. Estos son alimentos vegetales que tienen alto contenido de proteínas y bajo contenido de oxalato.

Pregúntele a un profesional de la salud cuánta proteína debe comer en total y cuánta debe provenir de alimentos de origen animal o vegetal.

Obtenga suficiente calcio de los alimentos

A pesar de que suena como si el calcio fuera la causa de las piedras de calcio, no lo es. En las cantidades correctas, el calcio puede bloquear otras sustancias en el tubo digestivo que pueden causar piedras. Pregúntele a un profesional de la salud qué cantidad de calcio debe consumir para ayudar a evitar que se le formen más piedras de oxalato de calcio y para tener huesos fuertes. Lo recomendable es que obtenga calcio de alimentos con bajo contenido de oxalato y de origen vegetal, como los jugos, cereales y panes enriquecidos con calcio; algunos tipos de vegetales; y algunos tipos de frijoles. Pregúntele a un dietista o a otro profesional de la salud cuáles alimentos son las mejores fuentes de calcio para usted.

Piedras de fosfato de calico

Reduzca el sodio

La probabilidad de que se formen piedras en los riñones aumenta cuando se consume más sodio. El sodio es una parte de la sal. Muchos de los alimentos enlatados y empaquetados y las comidas rápidas tienen sodio. Muchos condimentos, aderezos y carnes también lo tienen.

Pregúntele a un profesional de la salud cuánto sodio debe haber en lo que come. Vea consejos para reducir su consumo de sodio.

Limite la proteína animal

Comer proteínas provenientes de animales puede aumentar su probabilidad de tener piedras en los riñones.

Un profesional de la salud puede indicarle que limite el consumo de proteínas animales, incluyendo:

  • carne, pollo y carne de cerdo, especialmente las vísceras
  • huevos
  • pescados y mariscos
  • leche, queso y otros productos lácteos

Aun cuando tenga que limitar la cantidad de proteína animal que come cada día, es necesario asegurarse de que obtenga suficiente proteína. Considere la posibilidad de reemplazar algunas de las carnes y proteínas animales que normalmente comería con algunos de estos alimentos de origen vegetal con alto contenido de proteína:

  • legumbres como frijoles, alverjas o chícharos (no enlatados), lentejas y cacahuetes o maníes
  • alimentos de soya, como la leche de soya, la mantequilla de nuez de soya y el tofu
  • nueces o frutos secos y los productos de nueces, como las almendras y la mantequilla de almendras, los anacardos y la mantequilla de anacardo, y los pistachos
  • semillas de girasol

Pregúntele a un profesional de la salud cuánta proteína debe comer en total y cuánta debe provenir de alimentos de origen animal o vegetal.

Obtenga suficiente calcio de los alimentos

A pesar de que suena como si el calcio fuera la causa de las piedras de calcio, no lo es. En las cantidades correctas, el calcio puede bloquear otras sustancias en el tubo digestivo que pueden causar piedras. Pregúntele a un profesional de la salud qué cantidad de calcio debe consumir para ayudar a evitar que se le formen más piedras de oxalato de calcio y para tener huesos fuertes. Lo recomendable es que obtenga calcio de alimentos de origen vegetal, como los jugos, cereales y panes enriquecidos con calcio; algunos tipos de vegetales; y algunos tipos de frijoles. Pregúntele a un dietista o a otro profesional de la salud cuáles alimentos son las mejores fuentes de calcio para usted.

Piedras de ácido úrico

Limite la proteína animal

Comer proteínas provenientes de animales puede aumentar su probabilidad de tener piedras en los riñones.

Un profesional de la salud puede indicarle que limite el consumo de proteínas animales, incluyendo:

  • carne, pollo y carne de cerdo, especialmente las vísceras
  • huevos
  • pescados y mariscos
  • leche, queso y otros productos lácteos

Aun cuando tenga que limitar la cantidad de proteína animal que come cada día, es necesario asegurarse de que obtenga suficiente proteína. Considere la posibilidad de reemplazar algunas de las carnes y proteínas animales que normalmente comería con algunos de estos alimentos de origen vegetal con alto contenido de proteína:

  • legumbres como frijoles, alverjas o chícharos guisantes (no enlatados), lentejas y cacahuetes o maníes
  • alimentos de soya, como la leche de soya, la mantequilla de nuez de soya y el tofu
  • nueces o frutos secos y los productos de nueces, como las almendras y la mantequilla de almendras, los anacardos y la mantequilla de anacardo, y los pistachos
  • semillas de girasol

Pregúntele a un profesional de la salud cuánta proteína debe comer en total y cuánta debe provenir de alimentos de origen animal o vegetal.

Si tiene sobrepeso, perder peso es especialmente importante para las personas que han tenido piedras de ácido úrico.

Piedras de cistina

Tomar la cantidad suficiente de líquido, sobre todo agua, es el cambio más importante en el estilo de vida que usted puede hacer para evitar que se formen las piedras de cistina. Pregúntele a un profesional de la salud cuánto líquido debería tomar.

Referencias

Ensayos Clínicos

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés) y otras organizaciones del Instituto Nacional de Salud (NIH) conducen y ayudan en la investigación de muchas enfermedades y condiciones médicas.

Que son ensayos clínicos, y serian una buena opción para usted?

Los ensayos clínicos son parte de la investigación clínica y a la raíz de todos avances médicos. Los ensayos clínicos buscan maneras nuevas de prevenir, detectar o tratar enfermedades. Los investigadores también usan los ensayos clínicos para estudiar otros aspectos de la atención clínica, como la manera de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas. Averigüe si los ensayos clínicos son adecuados para usted.

Que ensayos clínicos están disponibles?

Para más información sobre los ensayos clínicos que están disponibles y están reclutando visite: https://www.clinicaltrials.gov/.

May 2017
Share

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.