NOTE: The gray area of the page will not be displayed in syndication.
Link to Source page: /health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-endocrinas/enfermedad-de-graves
Current page state: This syndication page is Published

Enfermedad de Graves

En esta página:

¿Qué es la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves es un trastorno autoinmunitario que puede causar hipertiroidismo, o tiroides hiperactiva. La tiroides es una glándula pequeña con forma de mariposa en la parte frontal del cuello. Las hormonas tiroideas controlan la forma como el organismo usa la energía, por lo que afectan casi todos los órganos, incluso la forma como late el corazón.

Con la enfermedad de Graves, el sistema inmunitario ataca la glándula tiroidea, lo que hace que produzca más hormonas tiroideas de las que el cuerpo necesita. Como resultado, se aceleran muchas de las funciones del organismo.

Ilustración de la glándula tiroidea y su ubicación en el cuello.La tiroides es una pequeña glándula en el cuello que produce la hormona tiroidea.

¿Cuán común es la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves afecta a casi 1 de cada 100 personas en los Estados Unidos.1 Aproximadamente 4 de cada 5 casos de hipertiroidismo en los Estados Unidos son causados por la enfermedad de Graves.1

¿Quién tiene más probabilidad de desarrollar la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves es más común en mujeres y personas mayores de 30 años.2 Es más probable que una persona desarrolle la enfermedad si:

  • tiene antecedentes familiares de enfermedad de Graves o enfermedad de Hashimoto
  • tiene otros trastornos autoinmunitarios, como3, 4
    • vitiligo, que causa que algunas partes de la piel pierdan color
    • gastritis autoinmunitaria, que ataca las células del revestimiento del estómago
    • diabetes tipo 1, que se presenta cuando la concentración de glucosa en la sangre, también conocida como azúcar en la sangre, es demasiado alta
    • artritis reumatoide, que afecta las articulaciones y, a veces, otras partes del cuerpo
  • usa productos derivados de la nicotina

¿Cuáles son las complicaciones de la enfermedad de Graves?

Si se deja sin tratar, la enfermedad de Graves puede causar problemas de salud graves, incluyendo:

  • un latido rápido e irregular del corazón que puede causar coágulos de sangre, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardiaca y otros problemas relacionados con el corazón
  • debilitamiento de los huesos, osteoporosis  (en inglés) y problemas musculares
  • problemas con el ciclo menstrual, la fertilidad y el embarazo
  • molestias en los ojos y cambios en la visión

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves a menudo causa síntomas de hipertiroidismo. La enfermedad de Graves puede también afectar los ojos y la piel. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer con el tiempo.

Hipertiroidismo

Los síntomas del hipertiroidismo pueden variar de una persona a otra y podrían incluir:5

  • adelgazamiento a pesar de un aumento del apetito
  • latidos del corazón rápidos o irregulares
  • nerviosismo, irritabilidad, dificultad para dormir, fatiga
  • manos temblorosas, debilidad muscular
  • sudoración o dificultad para tolerar el calor
  • deposiciones intestinales frecuentes
  • una glándula tiroides agrandada, conocida como bocio o coto
Mujer acostada en la cama mirando el reloj que muestra las 3 en punto.Los síntomas del hipertiroidismo podrían incluir dificultad para dormir y fatiga.

Problemas de los ojos

Más de 1 de cada 3 personas con enfermedad de Graves desarrolla una enfermedad ocular conocida como oftalmopatía de Graves (OG, por sus siglas en inglés).6 Se presenta oftalmopatía de Graves cuando el sistema inmunitario ataca los músculos y otros tejidos alrededor de los ojos. Los síntomas pueden incluir:

  • ojos saltones
  • ojos arenosos e irritados
  • ojos hinchados
  • sensibilidad a la luz
  • presión o dolor en los ojos
  • visión borrosa o doble

Estos síntomas pueden comenzar antes o al mismo tiempo que los síntomas del hipertiroidismo. En raras ocasiones, la oftalmopatía de Graves puede desarrollarse después de que se haya tratado la enfermedad de Graves. Una persona puede desarrollar oftalmopatía de Graves incluso si su función tiroidea es normal. La mayoría de las personas tienen síntomas leves.

Problemas de la piel

En raras ocasiones, las personas con la enfermedad de Graves desarrollan una afección que hace que la piel se vuelva rojiza y gruesa, con una textura áspera. La afección, conocida como dermopatía de Graves o mixedema pretibial, generalmente afecta las canillas, pero también puede desarrollarse en la parte superior de los pies y otras partes del cuerpo. La mayoría de los casos son leves y no causan dolor.

¿Qué causa la enfermedad de Graves?

Los investigadores no están seguros por qué algunas personas desarrollan trastornos autoinmunitarios como la enfermedad de Graves. Estos trastornos probablemente sean el resultado de una combinación de genes y un desencadenante externo, como un virus.

Con la enfermedad de Graves, el sistema inmunitario produce un anticuerpo conocido como inmunoglobulina estimulante de la tiroides (TSI, por sus siglas en inglés) que se adhiere a las células de la tiroides. La TSI actúa como la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés), una hormona que se produce en la glándula pituitaria que le indica a la tiroides cuánta hormona tiroidea debe producir. La inmunoglobulina estimulante de la tiroides hace que la tiroides produzca demasiada hormona tiroidea.

¿Cómo diagnostican los médicos la enfermedad de Graves?

El médico revisará la historia clínica del paciente y le hará un examen físico en busca de señales de la enfermedad de Graves. Para confirmar un diagnóstico de la enfermedad de Graves, el médico podría ordenar una o más de las siguientes pruebas de la tiroides:

  • Análisis de sangre. Este análisis puede medir la concentración de las hormonas tiroideas y verificar además si hay TSI.
  • Prueba de absorción de yodo radiactivo. Esta prueba mide la cantidad de yodo que la tiroides absorbe del torrente sanguíneo para producir hormonas tiroideas. Si la tiroides absorbe grandes cantidades de yodo, es posible que el paciente tenga enfermedad de Graves.
  • Exploración de la tiroides. Esta prueba, que a menudo se hace junto con la prueba de absorción de yodo radiactivo, muestra cómo y dónde se distribuye el yodo en la tiroides. Con la enfermedad de Graves, el yodo aparece en toda la glándula. Con otras causas de hipertiroidismo, como nódulos (pequeños bultos en la glándula), el yodo aparece en un patrón diferente.
  • Medición del flujo sanguíneo Doppler. Esta prueba, también conocida como ecografía Doppler, usa ondas sonoras para detectar un aumento del flujo sanguíneo en la tiroides debido a la enfermedad de Graves. El médico podría ordenar esta prueba si la prueba de absorción de yodo radiactivo no es una buena opción, como sería durante el embarazo o la lactancia.

¿Cómo tratan los médicos la enfermedad de Graves?

Tratamiento del hipertiroidismo

El hipertiroidismo generalmente se trata con medicamentos, terapia con yodo radiactivo o cirugía de la tiroides. El médico puede ayudar al paciente a identificar la mejor opción dependiendo de la edad, salud, síntomas y otros factores.

This content is provided as a service of the National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK), part of the National Institutes of Health. The NIDDK translates and disseminates research findings to increase knowledge and understanding about health and disease among patients, health professionals, and the public. Content produced by the NIDDK is carefully reviewed by NIDDK scientists and other experts.

El NIDDK quisiera agradecer a:
Leonard Wartofsky, M.D., M.A.C.P., Washington Hospital Center and Georgetown University Hospital