Definición y hechos para la infección de la vejiga – adultos

¿Qué es una infección de la vejiga?

Una infección de la vejiga es una enfermedad causada por bacterias. Las infecciones de la vejiga son el tipo más común de las infecciones urinarias, también llamadas infecciones de las vías urinarias.1 Una infección urinaria puede presentarse en cualquier parte de las vías urinarias, incluyendo la uretra, vejiga, uréteres o riñones.

El cuerpo tiene maneras de defenderse contra las infecciones urinarias. Por ejemplo, la orina normalmente fluye de los riñones, a través de los uréteres a la vejiga. Al orinar, se eliminan las bacterias que entran en las vías urinarias. Este flujo unidireccional de la orina ayuda a evitar que las bacterias infecten las vías urinarias. Aprenda más sobre las vías urinarias y cómo funcionan.

A veces las defensas del cuerpo fallan y las bacterias pueden causar una infección de la vejiga. Si tiene síntomas de infección de la vejiga, consulte a un profesional de la salud.

La mayoría de las veces, si se recibe tratamiento inmediato para una infección de la uretra o de la vejiga, se puede prevenir una infección de los riñones. La infección de la uretra o de la vejiga puede subirse hacia uno o ambos riñones haciendo que se presente una infección de los riñones. Las infecciones de los riñones a menudo son muy dolorosas y pueden causar problemas graves de salud, por lo que es mejor comenzar el tratamiento lo antes posible si se tiene una infección urinaria.

En la mayoría de los casos, cuando se diagnostica y se trata adecuadamente una infección de la vejiga u otro tipo de infección urinaria, no se llegan a tener complicaciones.

Dibujo de las vías urinarias que muestra los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. El primer plano de la vejiga masculina muestra la glándula de la próstata que rodea la uretra.
La mayoría de las infecciones urinarias ocurren en la vejiga. En unos pocos casos, la infección puede pasarse a uno o ambos riñones.

¿Hay otro nombre para una infección de la vejiga?

La infección de la vejiga es comúnmente conocida como cistitis. A veces la gente usa el término más general, infección de las vías urinarias, para referirse a las infecciones de la vejiga, aunque las infecciones urinarias pueden ocurrir en otras partes del sistema urinario. Las infecciones urinarias que se presentan solo en la uretra se llaman uretritis. La infección de los riñones se llama pielonefritis.

¿Son comunes las infecciones de la vejiga?

Las infecciones de la vejiga son comunes, especialmente en las mujeres. Las investigaciones sugieren que al menos del 40 al 60 por ciento de las mujeres tienen una infección urinaria alguna vez en su vida, y la mayoría de estas infecciones son infecciones de la vejiga. Es probable que una de cada cuatro mujeres tenga más de una infección en su vida.1

¿Quién tiene más probabilidad de tener una infección de la vejiga?

Las personas de cualquier edad o sexo pueden tener infecciones de la vejiga, pero las mujeres corren mayor riesgo que los hombres. Algunas personas son más propensas a tener estas infecciones que otras, especialmente aquellas que tienen ciertos problemas médicos o factores en su estilo de vida.

Es más probable que tenga una infección de la vejiga si:

  • es sexualmente activo
  • es mujer y ha pasado por la menopausia
  • es mujer y usa ciertos tipos de anticonceptivos, como los diafragmas o los espermicidas
  • tiene dificultad para vaciar la vejiga por completo, como algunas personas con una lesión de la médula espinal o daño a los nervios alrededor de la vejiga
  • tiene un problema en las vías urinarias que bloquea u obstruye el flujo normal de la orina, como una piedra en los riñones o agrandamiento de la próstata
  • tienen una anomalía de las vías urinarias, como el reflujo vesicoureteral
  • tiene diabetes o problemas con el sistema inmunitario (de defensa natural) del cuerpo
  • utilizó un catéter urinario hace poco
  • tuvo una infección urinaria en el pasado

Las mujeres son más propensas a tener infecciones de la vejiga que los hombres, debido principalmente a las diferencias en la anatomía:

  • Las mujeres tienen la uretra más corta que los hombres, lo que significa que las bacterias tienen que viajar una distancia menor para infectar la vejiga de una mujer.
  • En las mujeres, la apertura de la uretra está más cerca del recto, donde viven las bacterias que causan las infecciones de la vejiga.
Una mujer joven habla con una profesional de la salud que lleva un estetoscopio alrededor del cuello.
Las personas de cualquier edad o sexo pueden tener infecciones de la vejiga, pero las mujeres corren mayor riesgo que los hombres.

¿Cuáles son las complicaciones de las infecciones de la vejiga?

Si no se tratan las infecciones en las vías urinarias bajas, como las infecciones de la vejiga, es posible desarrollar infecciones de los riñones. Si tiene una infección de los riñones, un profesional de la salud lo tratará para aliviar sus síntomas y ayudar a prevenir complicaciones.

Los profesionales de la salud hacen pruebas de rutina a las mujeres embarazadas para ver si tienen bacterias en la orina, ya que es más probable que una infección de la vejiga durante el embarazo se convierta en una infección de los riñones.

Las complicaciones de las infecciones de la vejiga son poco frecuentes cuando usted colabora con su proveedor de atención médica para encontrar el mejor tratamiento y lo sigue hasta terminarlo. Si le tratan la infección con antibióticos, es importante que siga las indicaciones cuidadosamente y termine toda la medicina, incluso si comienza a sentirse mejor. Si deja de tomar los antibióticos demasiado pronto, puede tener otra infección que sea más difícil de tratar.

Referencias

Marzo de 2017
Share

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK desea agradecer a:
Ann E. Stapleton, MD, FIDSA, FACP, University of Washington School of Medicine

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.