Ensayos clínicos sobre la alimentación, la actividad física y el control del peso

El NIDDK realiza y respalda ensayos clínicos de muchas enfermedades y afecciones, así como de comportamientos saludables relacionados con el estilo de vida, incluidos la alimentación, la actividad física y el control del peso, entre diferentes poblaciones. Los ensayos clínicos buscan nuevas formas de prevenir, detectar o tratar enfermedades y mejorar la calidad de vida de las personas.

¿Qué son los ensayos clínicos sobre la alimentación, la actividad física y el control del peso?

Los ensayos clínicos y otros tipos de estudios clínicos (en inglés) forman parte de la investigación médica e involucran a personas como usted. Cuando una persona se ofrece como voluntaria para participar en un estudio clínico, está ayudando a los médicos e investigadores a conocer más sobre las enfermedades y a mejorar la atención médica para las personas en el futuro.

Los investigadores están estudiando muchos aspectos de la alimentación, la actividad física y el control del peso, como:

  • identificar cuáles personas podrían responder a un tipo específico de alimentación
  • aprender cómo la actividad física mejora o mantiene el peso y la salud en general
  • aprender cómo los cambios en el estilo de vida podrían mejorar el peso y la salud en las diferentes edades

Investigue si los estudios clínicos son adecuados para usted.

Mire un video del Dr. Griffin P. Rodgers, Director del NIDDK, que explica la importancia de participar en los ensayos clínicos.

¿Cuáles ensayos clínicos sobre la alimentación, la actividad física y el control del peso están abiertos?

En www.ClinicalTrials.gov (en inglés) puede ver una lista filtrada de estudios clínicos sobre la alimentación, la actividad física y el control del peso financiados por el gobierno federal que están abiertos y reclutando participantes. Puede ampliar o reducir la lista para incluir estudios clínicos de la industria, universidades e individuos; sin embargo, los NIH no revisan estos estudios ni pueden garantizar que sean seguros. Antes de participar en un estudio clínico, debe consultar siempre con su proveedor de atención médica.

¿Qué hemos aprendido sobre la alimentación, la actividad física y el control del peso de las investigaciones financiadas por el NIDDK?

El NIDDK ha apoyado muchos proyectos de investigación para aprender más sobre la alimentación, la actividad física y el control del peso. Por ejemplo:

  • según el estudio Evaluación longitudinal de adolescentes con cirugía bariátrica (Teen-LABS) (en inglés), los adolescentes con obesidad grave y diabetes tipo 2 que se someten a una cirugía bariátrica (en inglés) podrían tener concentraciones más bajas de azúcar en la sangre, perder más peso y beneficiarse de otras formas en comparación con los adolescentes que reciben terapia médica.
  • según el estudio Teen-LABS (en inglés), los adolescentes que se sometieron a cirugía bariátrica tuvieron remisión de la diabetes e hipertensión (presión arterial alta) con más frecuencia que los adultos que se sometieron a la misma cirugía.
  • según los resultados del estudio Enfermeras de intervención inician el crecimiento de los bebés en las trayectorias de salud (INSIGHT) (en inglés), las madres primerizas que aprendieron a responder eficazmente a las señales de hambre, sueño, alimentación y otros comportamientos de sus bebés ayudaron a mejorar las puntuaciones del índice de masa corporal (IMC) de sus hijos a los 3 años. Los segundos hermanos también se benefician de las estrategias de crianza receptiva que sus padres aplicaron con sus primogénitos según un estudio de seguimiento denominado SIBSIGHT (en inglés) que se lleva cabo cuando los hijos segundos cumplen un año de nacidos.
  • según el Estudio de seguimiento de la hiperglucemia y los resultados adversos del embarazo (HAPO-FUS) (en inglés), el aumento de las concentraciones de glucosa en las mujeres embarazadas puede estar relacionado con un aumento del peso al nacer, un aumento en las concentraciones de péptido C en suero (una sustancia que muestra la cantidad de insulina que produce el cuerpo) en el cordón umbilical del recién nacido, un mayor riesgo de parto por cesárea e hipoglucemia clínica (concentración de azúcar en la sangre más baja de lo normal) en el recién nacido.
Última revisión Octubre de 2019
Compartir esta página
Facebook Twitter Correo electrónico WhatsApp LinkedIn Reddit Pinterest

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.