Diagnóstico de la cistitis intersticial

¿Cómo diagnostican los profesionales de atención médica la cistitis intersticial?

Para diagnosticar la cistitis intersticial, los profesionales de atención médica usan la historia clínica del paciente, un examen físico y análisis de laboratorio.

El profesional de atención médica le preguntará al paciente si tiene antecedentes de problemas de salud relacionados con la cistitis intersticial. También le preguntará sobre los síntomas y otros factores para ayudar a encontrar la causa de los problemas de la vejiga.

En el caso de las pacientes con síntomas de cistitis intersticial, el profesional de atención médica podría también hacerle un examen pélvico. Durante el examen pélvico, el profesional de atención médica examinará los músculos del piso pélvico de la paciente para determinar si alguno de sus síntomas de dolor está relacionado con el espasmo en los músculos del piso pélvico.

En el caso de los hombres, el profesional de atención médica podría hacerle un examen rectal digital para determinar si presenta problemas de la próstata y para revisar los músculos del piso pélvico.

Los médicos diagnostican la cistitis intersticial con base en:

¿Qué pruebas utilizan los médicos para diagnosticar la cistitis intersticial?

Un profesional de atención médica podría usar las siguientes pruebas para examinar el interior de la uretra y la vejiga, e incluso tomar una muestra de tejido del interior de la vejiga. El profesional de atención médica usará pruebas para descartar ciertas enfermedades y afecciones, como las infecciones de las vías urinarias y el cáncer de vejiga. Si los resultados de las pruebas del paciente son normales y se descartan todas las demás enfermedades y afecciones, el médico podría diagnosticarle cistitis intersticial.

Análisis de orina y cultivo de orina (urocultivo)

Es posible que en el consultorio del médico le den al paciente un recipiente para que lleve al baño. Un profesional de atención médica le dará indicaciones de cómo recoger la orina en el recipiente. La presencia de glóbulos blancos, glóbulos rojos y bacterias en la orina podría indicar una infección de las vías urinarias, que puede tratarse con un antibiótico.

Cistoscopia

Los médicos pueden usar la cistoscopia (en inglés) para examinar el interior de la uretra y la vejiga. Los médicos usan un cistoscopio, un instrumento similar a un tubo, para determinar si hay úlceras, cáncer, inflamación, enrojecimiento y signos de infección en la vejiga. La punta de este instrumento largo y delgado se desliza suavemente por la uretra hasta la vejiga.

Ilustración de una cistoscopia. El corte transversal muestra el cistoscopio insertado en la uretra. El líquido fluye desde una bolsa a través del cistoscopio para llenar la vejiga. En el corte transversal se ve el útero, la vagina, el ano y el recto.
El médico puede realizar una cistoscopia para diagnosticar la cistitis intersticial.
Julio de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.