Alimentación, dieta y nutrición para las piedras en los riñones

¿Puedo ayudar a prevenir las piedras en los riñones cambiando lo que como o tomo?

Tomar suficiente líquido, sobre todo agua, es lo más importante que puede hacer para prevenir las piedras en los riñones. A menos que tenga insuficiencia renal, muchos profesionales de la salud recomiendan tomar de seis a ocho vasos de 8 onzas todos los días. Hable con un profesional de la salud sobre la cantidad de líquido que debe tomar.

Hay estudios que han demostrado que el plan de alimentación DASH puede reducir el riesgo de las piedras en los riñones. DASH son las siglas en inglés para “Dietary Approaches to Stop Hypertensión” (que significa “enfoques dietéticos para detener la hipertensión”). Obtenga más información sobre la dieta DASH.2

Algunos estudios han demostrado que el sobrepeso aumenta el riesgo de tener piedras en los riñones. Un dietista o nutricionista puede ayudarle a planificar las comidas para ayudarle a perder peso.

¿El tipo de piedra en los riñones que tuve afecta mis opciones de alimentos?

Sí. Si usted ha tenido piedras en los riñones anteriormente, pregúntele a su profesional de la salud qué tipo de piedra tuvo. Según el tipo de piedra que haya tenido, es posible prevenir futuros piedras en los riñones al hacer cambios en la cantidad de sodio, proteína animal, calcio u oxalato en los alimentos que come.

Es posible que deba cambiar lo que come y toma si tuvo alguno de los siguientes tipos de piedras en los riñones:

Un dietista que se especializa en la prevención de las piedras en los riñones puede ayudarle a planificar las comidas para prevenirlos. Busque un dietista que le pueda ayudar.

Piedras de oxalato de calico

Reduzca el oxalato

Si usted ha tenido una piedra de oxalato de calcio, tal vez deba evitar los siguientes alimentos para reducir la cantidad de oxalato en la orina:

  • nueces y productos de nueces o frutos secos
  • cacahuetes (o maníes), que son legumbres y no nueces, y que tienen un contenido alto de oxalato
  • ruibarbo
  • espinacas
  • salvado de trigo

Pregúntele a un profesional de la salud qué otras fuentes de oxalato hay y la cantidad de oxalato que debe haber en lo que come.

Reduzca el sodio

Su probabilidad de tener piedras en los riñones aumenta cuando consume más sodio. El sodio es una parte de la sal. Muchos de los alimentos enlatados y empaquetados y las comidas rápidas tienen sodio. Muchos condimentos, aderezos y carnes también lo tienen.

Pregúntele a un profesional de la salud cuánto sodio debe haber en lo que come. Vea consejos para reducir su consumo de sodio.

Limite la proteína animal

Comer proteínas provenientes de animales puede aumentar su probabilidad de tener piedras en los riñones.

Un profesional de la salud puede indicarle que limite el consumo de proteínas animales, incluyendo:

  • carne, pollo y carne de cerdo, especialmente las vísceras
  • huevos
  • pescados y mariscos
  • leche, queso y otros productos lácteos

Aun cuando tenga que limitar la cantidad de proteína animal que come cada día, es necesario asegurarse de que obtenga suficiente proteína. Considere la posibilidad de reemplazar algunas de las proteínas animales en su dieta típica con frijoles, guisantes secos, y lentejas. Estos son alimentos vegetales que tienen alto contenido de proteínas y bajo contenido de oxalato.

Pregúntele a un profesional de la salud cuánta proteína debe comer en total y cuánta debe provenir de alimentos de origen animal o vegetal.

Obtenga suficiente calcio de los alimentos

A pesar de que suena como si el calcio fuera la causa de las piedras de calcio, no lo es. En las cantidades correctas, el calcio puede bloquear otras sustancias en el tubo digestivo que pueden causar piedras. Pregúntele a un profesional de la salud qué cantidad de calcio debe consumir para ayudar a evitar que se le formen más piedras de oxalato de calcio y para tener huesos fuertes. Lo recomendable es que obtenga calcio de alimentos con bajo contenido de oxalato y de origen vegetal, como los jugos, cereales y panes enriquecidos con calcio; algunos tipos de vegetales; y algunos tipos de frijoles. Pregúntele a un dietista o a otro profesional de la salud cuáles alimentos son las mejores fuentes de calcio para usted.

Piedras de fosfato de calico

Reduzca el sodio

La probabilidad de que se formen piedras en los riñones aumenta cuando se consume más sodio. El sodio es una parte de la sal. Muchos de los alimentos enlatados y empaquetados y las comidas rápidas tienen sodio. Muchos condimentos, aderezos y carnes también lo tienen.

Pregúntele a un profesional de la salud cuánto sodio debe haber en lo que come. Vea consejos para reducir su consumo de sodio.

Limite la proteína animal

Comer proteínas provenientes de animales puede aumentar su probabilidad de tener piedras en los riñones.

Un profesional de la salud puede indicarle que limite el consumo de proteínas animales, incluyendo:

  • carne, pollo y carne de cerdo, especialmente las vísceras
  • huevos
  • pescados y mariscos
  • leche, queso y otros productos lácteos

Aun cuando tenga que limitar la cantidad de proteína animal que come cada día, es necesario asegurarse de que obtenga suficiente proteína. Considere la posibilidad de reemplazar algunas de las carnes y proteínas animales que normalmente comería con algunos de estos alimentos de origen vegetal con alto contenido de proteína:

  • legumbres como frijoles, alverjas o chícharos (no enlatados), lentejas y cacahuetes o maníes
  • alimentos de soya, como la leche de soya, la mantequilla de nuez de soya y el tofu
  • nueces o frutos secos y los productos de nueces, como las almendras y la mantequilla de almendras, los anacardos y la mantequilla de anacardo, y los pistachos
  • semillas de girasol

Pregúntele a un profesional de la salud cuánta proteína debe comer en total y cuánta debe provenir de alimentos de origen animal o vegetal.

Obtenga suficiente calcio de los alimentos

A pesar de que suena como si el calcio fuera la causa de las piedras de calcio, no lo es. En las cantidades correctas, el calcio puede bloquear otras sustancias en el tubo digestivo que pueden causar piedras. Pregúntele a un profesional de la salud qué cantidad de calcio debe consumir para ayudar a evitar que se le formen más piedras de oxalato de calcio y para tener huesos fuertes. Lo recomendable es que obtenga calcio de alimentos de origen vegetal, como los jugos, cereales y panes enriquecidos con calcio; algunos tipos de vegetales; y algunos tipos de frijoles. Pregúntele a un dietista o a otro profesional de la salud cuáles alimentos son las mejores fuentes de calcio para usted.

Piedras de ácido úrico

Limite la proteína animal

Comer proteínas provenientes de animales puede aumentar su probabilidad de tener piedras en los riñones.

Un profesional de la salud puede indicarle que limite el consumo de proteínas animales, incluyendo:

  • carne, pollo y carne de cerdo, especialmente las vísceras
  • huevos
  • pescados y mariscos
  • leche, queso y otros productos lácteos

Aun cuando tenga que limitar la cantidad de proteína animal que come cada día, es necesario asegurarse de que obtenga suficiente proteína. Considere la posibilidad de reemplazar algunas de las carnes y proteínas animales que normalmente comería con algunos de estos alimentos de origen vegetal con alto contenido de proteína:

  • legumbres como frijoles, alverjas o chícharos guisantes (no enlatados), lentejas y cacahuetes o maníes
  • alimentos de soya, como la leche de soya, la mantequilla de nuez de soya y el tofu
  • nueces o frutos secos y los productos de nueces, como las almendras y la mantequilla de almendras, los anacardos y la mantequilla de anacardo, y los pistachos
  • semillas de girasol

Pregúntele a un profesional de la salud cuánta proteína debe comer en total y cuánta debe provenir de alimentos de origen animal o vegetal.

Si tiene sobrepeso, perder peso es especialmente importante para las personas que han tenido piedras de ácido úrico.

Piedras de cistina

Tomar la cantidad suficiente de líquido, sobre todo agua, es el cambio más importante en el estilo de vida que usted puede hacer para evitar que se formen las piedras de cistina. Pregúntele a un profesional de la salud cuánto líquido debería tomar.

Referencias

May 2017
Share

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.