Tratamiento para la enfermedad de crohn

¿Cómo se trata la enfermedad de Crohn?

Los médicos tratan la enfermedad de Crohn con medicinas, reposo intestinal y cirugía.

No hay un solo tratamiento que funcione para todos los casos de la enfermedad de Crohn. El tratamiento intenta disminuir la inflamación intestinal, evitar brotes de los síntomas y mantenerlo en remisión.

Medicinas

Muchas personas con la enfermedad de Crohn necesitan medicinas. Las medicinas que recete su médico dependerán de sus síntomas.

Imagen de una mujer que está tomando medicinas con un vaso de agua.
Muchas personas con la enfermedad de Crohn necesitan medicinas. Las medicinas que recete su médico dependerán de sus síntomas.

Aunque no hay ningún medicina que cure la enfermedad de Crohn, muchas medicinas pueden disminuir los síntomas.

Aminosalicilatos. Estas medicinas contienen ácido 5-aminosalicílico (5-ASA), que ayuda a controlar la inflamación. Los médicos usan aminosalicilatos para tratar a las personas recién diagnosticadas con la enfermedad de Crohn que tienen síntomas leves. Los aminosalicilatos incluyen:

Algunos de los efectos secundarios comunes de los aminosalicilatos incluyen:

  • diarrea
  • dolores de cabeza
  • acidez estomacal
  • náuseas y vómitos
  • dolor en el abdomen

Corticoesteroides. Los corticoesteroides, también conocidos como esteroides, ayudan a reducir la actividad del sistema inmunitario y disminuyen la inflamación. Los médicos recetan corticoesteroides a las personas con síntomas moderados a severos. Los corticoesteroides incluyen:

Los efectos secundarios de los corticoesteroides incluyen:

  • acné
  • pérdida de masa ósea
  • nivel alto de glucosa en la sangre
  • presión arterial alta
  • mayor probabilidad de tener infecciones
  • cambios del estado de ánimo
  • aumento de peso

En la mayoría de los casos, los médicos no recetan corticoesteroides para el uso a largo plazo.

Inmunomoduladores. Estas medicinas reducen la actividad del sistema inmunitario, dando como resultado menos inflamación en el tubo digestivo. Los inmunomoduladores pueden tomar entre varias semanas a 3 meses para comenzar a tener efecto. Los inmunomoduladores incluyen:

Los médicos recetan estas medicinas para ayudarle a entrar en remisión o si no responde a otros tratamientos. Es posible tener los siguientes efectos secundarios:

  • bajo recuento de glóbulos blancos, lo que puede llevar a una mayor probabilidad de infección
  • cansancio
  • náuseas y vómitos
  • pancreatitis

Por lo general, los médicos no recetan ciclosporina a menos que usted tenga un caso grave de la enfermedad de Crohn debido a los efectos secundarios graves de la medicina. Hable con su médico acerca de los riesgos y beneficios de la ciclosporina.

Terapias biológicas. Estas medicinas atacan las proteínas producidas por el sistema inmunitario. Cuando se neutralizan estas proteínas, la inflamación en los intestinos disminuye. Las terapias biológicas funcionan rápidamente para ayudarle a entrar en remisión, sobre todo si no responde a otras medicinas. Las terapias biológicas incluyen:

Los médicos suelen dar a los pacientes infliximab cada 6 a 8 semanas en un hospital o en un centro de atención ambulatoria. Los efectos secundarios pueden incluir una reacción tóxica a la medicina y una mayor probabilidad de tener infecciones, particularmente la tuberculosis.

Otras medicinas. Otras medicinas que los médicos recetan para los síntomas o complicaciones de la enfermedad de Crohn pueden incluir:

  • Acetaminofén para el dolor leve. Debe evitar el uso de ibuprofeno, naproxeno y aspirina porque estas medicinas pueden empeorar los síntomas.
  • Antibióticos para prevenir o tratar infecciones, como abscesos y fístulas.
  • Loperamide para ayudar a retardar o detener la diarrea severa. En la mayoría de los casos, las personas sólo toman esta medicina por periodos cortos de tiempo, ya que puede aumentar la posibilidad de desarrollar megacolon.

Reposo intestinal

Si los síntomas de la enfermedad de Crohn son graves, es posible que deba reposar el intestino durante unos días o varias semanas. El reposo intestinal implica beber sólo ciertos líquidos o no comer ni beber nada. Durante el reposo intestinal, su médico puede:

  • pedirle que beba un líquido que contiene nutrientes
  • darle un líquido que contiene nutrientes a través de un tubo de alimentación insertado en el estómago o el intestino delgado
  • darle nutrición intravenosa a través de una sonda especial insertada en una vena en el brazo

Tal vez tenga que quedarse en un hospital o quizás pueda recibir el tratamiento en su casa. En la mayoría de los casos, los intestinos se curan durante el descanso intestinal.

Cirugía

Aun con medicinas, muchas personas necesitan cirugía como parte del tratamiento para la enfermedad de Crohn. Un estudio encontró que casi el 60 por ciento de las personas necesitaban cirugía antes de los 20 años de tener la enfermedad de Crohn.8 Aun cuando la cirugía no cura la enfermedad de Crohn, puede tratar las complicaciones y mejorar los síntomas. Los médicos a menudo recomiendan cirugía para tratar:

  • fístulas
  • sangrado que pone en peligro la vida
  • obstrucciones intestinales
  • efectos secundarios de medicinas que son un riesgo a la salud
  • síntomas cuando las medicinas no mejoran su salud

Los cirujanos pueden hacer diferentes tipos de operaciones para tratar la enfermedad de Crohn.

Para cualquier cirugía, usted recibirá anestesia general. Es probable que esté hospitalizado de 3 a 7 días después de la cirugía. Una recuperación completa puede tomar de 4 a 6 semanas.

Resección del intestino delgado. La resección del intestino delgado es una cirugía para extirpar o sacar parte del intestino delgado. Cuando se tiene una obstrucción intestinal o un caso grave de la enfermedad de Crohn en el intestino delgado, tal vez sea necesario que el cirujano le saque esa parte del intestino. Hay dos tipos de resección del intestino delgado:

  • laparoscópica: El cirujano hace pequeñas incisiones de media pulgada (1.3 cm.) en el abdomen e inserta un laparoscopio a través de ellas. El laparoscopio es un tubo delgado con una pequeña luz y una cámara de video en el extremo. La cámara envía una imagen ampliada desde el interior del cuerpo a un monitor de video, dando al cirujano una vista detallada en primer plano del intestino delgado. El cirujano observa en el monitor mientras inserta herramientas a través de las pequeñas incisiones y elimina la sección dañada o bloqueada del intestino delgado. El cirujano volverá a conectar los extremos del intestino.
  • cirugía abierta: El cirujano hace una incisión de aproximadamente 6 pulgadas (15.2 cm.) de largo en el abdomen. El cirujano localiza la sección dañada o bloqueada del intestino delgado y la saca o la repara. El cirujano volverá a conectar los extremos del intestino.

Colectomía subtotal. Una colectomía subtotal, también llamada resección del intestino grueso, es una cirugía para extirpar parte del intestino grueso. Cuando se tiene una obstrucción intestinal, una fístula o un caso grave de enfermedad de Crohn en el intestino grueso, puede ser necesario que el cirujano le saque esa sección del intestino. Hay dos tipos de colectomía subtotal:

  • laparoscópica: El cirujano hace varias pequeñas incisiones de media pulgada en su abdomen. Mientras que mira el monitor, el cirujano le quita la sección dañada o bloqueada del intestino grueso. El cirujano volverá a conectar los extremos del intestino.
  • cirugía abierta: El cirujano hace una incisión de aproximadamente 6 a 8 pulgadas (15.2 a 20.3 cm.) de largo en el abdomen, localiza la sección dañada o bloqueada del intestino grueso y la saca. El cirujano vuelve a conectar los extremos del intestino.

Proctocolectomía e ileostomía. Una proctocolectomía es una cirugía para extirpar todo el colon y el recto. Una ileostomía es un tipo de estoma o apertura en el abdomen, que el cirujano crea usando una parte del íleon. El cirujano saca el extremo del íleon a través de una abertura en el abdomen y lo adhiere a su piel creando una abertura fuera del cuerpo. El estoma mide entre alrededor de ¾ de pulgada (1.9 cm.) a un poco menos de 2 pulgadas (5 cm.) de ancho y generalmente se encuentra en la parte inferior del abdomen debajo de la cintura.

La bolsa de ostomía, o el dispositivo de ostomía, es una bolsa que se conecta al estoma y se coloca en la parte exterior del cuerpo. Sirve para recolectar las heces y se puede retirar para vaciarse. Las heces pasan a través del estoma en lugar de pasar por el ano. El estoma no tiene músculo, por lo que no puede controlar la evacuación de las heces y la evacuación ocurre cuando ocurre.

Si tiene este tipo de cirugía, tendrá la ileostomía por el resto de su vida.

¿Cómo se tratan las complicaciones de la enfermedad de Crohn?

Su médico puede recomendar algunos tratamientos para las siguientes complicaciones de la enfermedad de Crohn:

  • Obstrucción intestinal. La obstrucción intestinal completa pone en peligro la vida. Si tiene una obstrucción completa, necesitará atención médica de inmediato. Los médicos suelen tratar la obstrucción intestinal completa con cirugía.
  • Fístulas. La forma en que su médico trata las fístulas dependerá del tipo de fístula que tenga y su gravedad. Para algunas personas, las fístulas sanan con medicinas y cambios en la alimentación, mientras que otras personas tienen que tener cirugía.
  • Abscesos. Los médicos recetan antibióticos y drenan los abscesos. Los abscesos se pueden drenar insertando una aguja a través de la piel o con cirugía.
  • Fisuras anales. La mayoría de las fisuras anales sanan con tratamiento médico, incluyendo ungüentos o pomadas, baños calientes y cambios en la alimentación.
  • Úlceras. En la mayoría de los casos, el tratamiento para la enfermedad de Crohn también trata las úlceras.
  • Desnutrición. Es posible que necesite recibir hidratación y nutrición artificial intravenosa o a través de una sonda de alimentación para reponer los nutrientes y líquidos que ha perdido.
  • Inflamación en otras partes del cuerpo. Su médico puede tratar la inflamación cambiando sus medicinas o recetándole nuevos.

Referencias

Noviembre de 2016
Share

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.