Tratamiento

¿Cómo tratan los médicos la insuficiencia suprarrenal?

El médico recetará medicamentos hormonales para reemplazar las hormonas que las glándulas suprarrenales no están produciendo. El paciente necesitará dosis más altas en momentos de estrés físico.

Reemplazo hormonal

El cortisol se reemplaza con un corticosteroide, con mayor frecuencia hidrocortisona, que se toma dos o tres veces al día por vía oral. Con menos frecuencia, los médicos recetan prednisona o dexametasona.

Si las glándulas suprarrenales no están produciendo aldosterona, el paciente tomará un medicamento llamado fludrocortisona, que ayuda a equilibrar la cantidad de sodio y líquidos en el organismo. Las personas con insuficiencia suprarrenal secundaria generalmente producen suficiente aldosterona, por lo que no necesitan tomar este medicamento.

El médico ajustará la dosis de cada medicamento para satisfacer las necesidades del organismo del paciente.

El tratamiento para la crisis suprarrenal incluye inyecciones intravenosas inmediatas de corticosteroides y grandes cantidades de salina intravenosa, una solución salina con dextrosa agregada. La dextrosa es un tipo de azúcar.

Tratamiento en situaciones especiales

Cirugía

Si el paciente se va a someter a algún tipo de cirugía que requiere anestesia general, puede recibir tratamiento con corticosteroides y solución salina intravenosos. El tratamiento intravenoso comienza antes de la cirugía y continúa hasta que el paciente esté completamente despierto después de la cirugía y pueda tomar medicamentos por vía oral. El médico ajustará la dosis de "estrés" mientras se recupera hasta que vuelva a su dosis previa a la cirugía.

Un profesional de la salud sostiene la apertura de una bolsa de goteo IV, que cuelga de un polo IV.
Si el paciente se va a someter a algún tipo de cirugía que requiere anestesia general, necesitará tratamiento con corticosteroides y solución salina intravenosos.

Enfermedad

El paciente debe consultar con el médico sobre cómo ajustar su dosis de corticosteroides durante una enfermedad. Deberá aumentar su dosis si tiene fiebre alta. Una vez que se recupere, el médico ajustará su dosis de nuevo a la concentración regular antes de la enfermedad. Necesitará atención médica inmediata si tiene una infección grave o diarrea, o está vomitando y no puede retener las pastillas de corticosteroides. Sin tratamiento, en una sala de urgencia si es necesario, estas afecciones pueden causar una crisis suprarrenal.

Lesión u otra afección grave

Si el paciente tiene una lesión grave, es posible que necesite una dosis más alta de corticosteroides para el "estrés" justo después de la lesión y mientras se recupera. Lo mismo es cierto si tiene una afección de salud grave, como desmayo repentino o estado de coma. Por lo general, debe recibir estas dosis de estrés por vía intravenosa. Una vez que se recupere, el médico le ajustará la dosis de nuevo a la concentración regular que tenía antes de la enfermedad.

Embarazo

Si la paciente queda embarazada y tiene insuficiencia suprarrenal, tomará la misma dosis de medicamento que tomaba antes del embarazo. Sin embargo, si las náuseas y el vómito al principio del embarazo le dificultan tomar los medicamentos por vía oral, es posible que el médico tenga que ponerle inyecciones de corticosteroides. Durante el parto, el tratamiento es similar al de las personas que necesitan cirugía. Después del parto, el médico disminuirá lentamente la dosis y volverá a la dosis regular aproximadamente 10 días después del parto.

Septiembre de 2018
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.