Diagnóstico

¿Cómo diagnostican los médicos la insuficiencia suprarrenal?

El médico revisará los síntomas del paciente y hará pruebas para confirmar si las concentraciones de cortisol están bajas.

Revisión de los síntomas

En sus primeras etapas, la insuficiencia suprarrenal puede ser difícil de diagnosticar debido a que los síntomas aparecen lentamente. Es posible que el profesional de atención médica sospeche el trastorno después de revisar la historia clínica y los síntomas del paciente. El siguiente paso es un análisis de sangre para ver si las concentraciones de cortisol están demasiado bajas y para ayudar a determinar la causa.

Análisis de sangre

Prueba de estimulación de la ACTH

La prueba de estimulación de la ACTH es la prueba que se usa con más frecuencia para diagnosticar la insuficiencia suprarrenal. En esta prueba, un profesional de atención médica le pondrá al paciente una inyección intravenosa (IV) de ACTH artificial, que es igual a la ACTH que produce el organismo. El profesional encargado tomará muestras de sangre antes y 30 minutos o 60 minutos después de la inyección. Las concentraciones de cortisol en las muestras de sangre se miden en un laboratorio.

Una profesional de la salud extrayendo sangre del brazo de una mujer.
Los análisis de sangre pueden determinar si las concentraciones de cortisol son demasiado bajas.

La respuesta normal después de una inyección de ACTH es un aumento en las concentraciones de cortisol en la sangre. Las personas con enfermedad de Addison y la mayoría de las personas que han tenido insuficiencia suprarrenal secundaria durante mucho tiempo tienen poco o ningún aumento en las concentraciones de cortisol. Las glándulas suprarrenales pueden estar demasiado dañadas como para responder a la ACTH.

Es posible que la prueba de ACTH no sea precisa en personas que han tenido insuficiencia suprarrenal secundaria durante un tiempo más corto porque sus glándulas suprarrenales no se han encogido y aún pueden responder a la ACTH.

Prueba de tolerancia a la insulina

Si los resultados de la prueba de estimulación de la ACTH no son claros o si el médico sospecha que hay un problema en la hipófisis, es posible que se le haga al paciente una prueba de tolerancia a la insulina. Un profesional de atención médica le pondrá una inyección intravenosa de insulina, lo que disminuye las concentraciones de glucosa en la sangre. La dosis es lo suficientemente alta como para causar hipoglucemia, que se presenta cuando disminuyen demasiado las concentraciones de glucosa en la sangre.

La hipoglucemia causa estrés físico, lo que normalmente hace que la hipófisis produzca más ACTH. Un profesional de atención médica le extraerá sangre al paciente al comienzo de la prueba y nuevamente cada media hora durante las siguientes 2 horas. Si las concentraciones de cortisol son bajas, la hipófisis no está produciendo suficiente ACTH, por lo que las glándulas suprarrenales no producen suficiente cortisol. La prueba de la tolerancia a la insulina es la prueba más confiable para diagnosticar la insuficiencia suprarrenal secundaria.

Unas concentraciones muy bajas de glucosa en la sangre puede ser peligroso, de manera que el profesional de atención médica debe estar presente en todo momento durante esta prueba para asegurar que dichas concentraciones no bajen demasiado. Esta prueba no es segura para las personas con enfermedades cardíacas, antecedentes de convulsiones y otras enfermedades graves.

Prueba de estimulación de la CRH

La prueba de estimulación de la CRH es otra opción para ayudar a identificar una insuficiencia secundaria si los resultados de la prueba de la ACTH no son claros. Esta prueba también puede diferenciar una insuficiencia suprarrenal secundaria de una terciaria.

Un profesional de atención médica le pondrá al paciente una inyección intravenosa de CRH y le tomará muestras de sangre antes y 30, 60, 90 y 120 minutos después de la inyección para medir las concentraciones de ACTH. Si la hipófisis está dañada, no producirá ACTH en respuesta a la inyección de CRH. Este resultado muestra insuficiencia suprarrenal secundaria. Un incremento lento en las concentraciones de ACTH sugiere una insuficiencia suprarrenal terciaria.

¿Qué pruebas usan los médicos para encontrar la causa de la insuficiencia suprarrenal?

Una vez que los médicos diagnostican e identifican el tipo de insuficiencia suprarrenal, pueden usar pruebas de sangre e imágenes para encontrar la causa exacta.

Enfermedad de Addison

Análisis de sangre para detectar anticuerpos

Un análisis de sangre puede encontrar anticuerpos que están presentes en la enfermedad autoinmunitaria de Addison. Los anticuerpos son proteínas que produce el sistema inmunitario para proteger al organismo de bacterias o virus. En la enfermedad autoinmunitaria de Addison, los anticuerpos atacan por error las glándulas suprarrenales. La mayoría de las personas, pero no todas, con esta enfermedad tienen estos anticuerpos. Si el análisis muestra anticuerpos, no se necesitan más pruebas.

Tomografía computarizada

Las tomografías computarizadas usan una combinación de rayos X y tecnología informática para crear imágenes de los órganos y otras estructuras internas. Una tomografía computarizada del abdomen puede detectar cambios en las glándulas suprarrenales. En la enfermedad autoinmunitaria de Addison, las glándulas son pequeñas o de tamaño normal y no tienen otras anomalías visibles.

Un hombre acostado en una mesa listo para deslizarse en una máquina de TC con forma de rosquilla con un profesional de atención médica a su lado.
Una tomografía computarizada puede detectar cambios en las glándulas suprarrenales.

Las glándulas suprarrenales agrandadas o una acumulación de calcio en las glándulas pueden ocurrir cuando la causa de la enfermedad de Addison es una infección, hemorragia en las glándulas suprarrenales o células cancerosas en las glándulas. Sin embargo, estos cambios no siempre ocurren en la enfermedad de Addison causada por la TB.

Pruebas para detectar la TB

Las pruebas para detectar la TB incluyen una radiografía de tórax, una prueba de orina para detectar la bacteria que causa la TB y una prueba cutánea de PPD. En la prueba cutánea, un profesional de atención médica le inyecta al paciente una pequeña cantidad de bacteria inactiva de TB en el antebrazo, debajo de la piel. Si el paciente desarrolla una protuberancia (roncha) o hinchazón dura y elevada en el brazo, tiene la bacteria de la TB en el organismo, incluso si no la tiene activa.

Insuficiencia suprarrenal secundaria y terciaria

Imágenes de resonancia magnética

Las máquinas de resonancia magnética utilizan ondas de radio e imanes para crear imágenes detalladas de los órganos internos y tejidos blandos sin utilizar rayos X. Una imagen por resonancia magnética puede detectar cambios en la hipófisis y el hipotálamo, como tumores hipofisarios grandes no cancerosos.

Septiembre de 2018
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.