Tratamiento de problemas de control de la vejiga y enuresis en niños

¿Cómo puede el doctor de mi hijo, junto conmigo, tratar los problemas de control de la vejiga?

Cuando un problema de salud—como la diabetes o un defecto congénito en las vías urinarias—es la causa de la falta de control de la vejiga, los doctores tratarán el problema de salud y es probable que con eso terminen los escapes de orina.

Otros tratamientos comunes para la falta de control de la vejiga incluyen el entrenamiento de la vejiga, los sensores de humedad para la incontinencia (alarmas para la enuresis), las medicinas y el cuidado en el hogar. El trabajo en equipo es importante entre usted, su hijo y el doctor. Es importante recompensar a su hijo por seguir el programa y no por mantenerse seco, ya que un niño a menudo no puede controlar la pérdida de orina.

Si su hijo tiene problemas para controlar la vejiga, tanto de día como de noche, es probable que el doctor trate primero la pérdida de orina diurna. Por lo general, los niños logran permanecer secos durante el día antes de lograr el control de la vejiga nocturno.

Pérdida de orina durante el día

Los tratamientos para el control de la vejiga durante el día dependen de lo que esté causando las pérdidas de orina, y a menudo comienzan con cambios en los hábitos de la vejiga y el intestino. En caso de que su hijo tenga estreñimiento, el doctor lo tratará de modo que las heces duras no presionen contra la vejiga y lleven a la pérdida de orina.

Entrenamiento de la vejiga

El entrenamiento de la vejiga ayuda a que su hijo vaya al baño antes de un escape de orina y puede ayudar a reajustar las partes de la vejiga que no funcionan juntas de manera correcta. Los programas pueden incluir

  • orinar siguiendo un horario cada 2 o 3 horas, lo que se llama micción programada.
  • orinar dos veces durante una ida al baño, también llamada micción doble. Este método puede ayudar a que la vejiga se vacíe por completo en niños que tienen una vejiga "floja" o reflujo vesicoureteral (en inglés)
  • relajar los músculos del piso pélvico para que los niños puedan vaciar completamente la vejiga. Algunas sesiones de biorretroalimentación pueden reentrenar los músculos que no funcionan bien juntos para que funcionen en la forma correcta.

En casos extremadamente raros, los doctores pueden sugerir un tubo delgado y flexible, llamado catéter, para vaciar la vejiga. El uso ocasional de un catéter puede ayudar a desarrollar un mejor control de la vejiga en niños con una vejiga débil y poco activa.

Medicina

El doctor de su hijo puede sugerir que tome medicinas para limitar la pérdida de orina durante el día o prevenir una infección de las vías urinarias.

A menudo, la oxibutinina (Ditropan) es la primera opción de medicina para calmar una vejiga hiperactiva hasta que un niño madure y supere el problema de forma natural.

Si su hijo a menudo tiene infecciones de la vejiga, el doctor puede recetarle un antibiótico, que es una medicina que mata las bacterias que causan infecciones. El doctor puede sugerir que su hijo tome dosis bajas de antibióticos durante varios meses para prevenir infecciones repetidas de la vejiga.

Cuidados y ayuda en el hogar

Los cambios en la rutina y en el comportamiento de su hijo pueden mejorar enormemente su control de la vejiga durante el día, incluso sin otros tratamientos. Anime a su hijo a

  • Usar el baño en cuanto tenga ganas.
  • Beber más líquido, sobre todo agua, si el doctor lo sugiere. Beber más líquido produce más orina y más idas al baño.
  • Darse un tiempo más largo en el baño para relajar y vaciar la vejiga por completo.
  • Evitar las bebidas con cafeína o burbujas, los jugos cítricos y las bebidas deportivas. Estas bebidas pueden irritar la vejiga o producir orina adicional.

Los niños necesitan mucho apoyo de parte de los padres y cuidadores para superar la pérdida de orina durante el día. Lo que los niños no necesitan es sentirse culpables o recibir un castigo. Es posible que este apoyo le ayude a su hijo a calmar el estrés que podría sentir, por ejemplo, por un nuevo bebé en el hogar o por ir a una escuela nueva. Un consejero o psicólogo puede ayudar a tratar la ansiedad.

Pérdida de orina durante la noche

Si el doctor de su hijo sugiere tratamiento, es probable que comience con formas para motivar a su hijo y cambiar su comportamiento. Los siguientes pasos incluyen sensores de humedad para la incontinencia (alarmas para la enuresis) o medicinas.

Para que un programa de tratamiento funcione, tanto los padres como el niño deben estar motivados. El tratamiento no siempre detiene completamente los accidentes por la noche y es probable que haya algunos contratiempos. Sin embargo, el tratamiento puede reducir en gran medida la frecuencia con que su hijo moja la cama.

Terapia motivacional

Para la terapia motivacional, su hijo y usted llegan a un acuerdo del plan para controlar que moje la cama por la noche y las recompensas que recibirá por seguir el programa. Lleve un registro de las acciones y el progreso de su hijo, como un calendario con calcomanías. Puede darle recompensas a su hijo cuando se acuerda de usar el baño antes de acostarse, por ayudar a cambiar y limpiar la ropa de cama mojada y cuando no moje la cama por la noche.

La terapia motivacional ayuda a los niños a tener una sensación de control sobre la pérdida de orina durante la noche. Muchos niños aprenden a controlar la vejiga con esta terapia, y muchos otros tienen menos noches en las que mojan la cama. El quitarle al niño recompensas, hacerle sentir vergüenza, y darle castigos y sanciones no funcionan. Su hijo no está mojando la cama a propósito. Si no hay cambios en la falta de control de la vejiga después de 3 a 6 meses, hable con el doctor sobre otros tratamientos.

Un doctor pone una calcomanía en la camisa de una niña pequeña.
Con el tiempo, llevar un registro de los buenos hábitos de ir al baño puede ayudar a los niños a mejorar el control de la vejiga durante el día y la noche. Los niños no siempre pueden controlar la pérdida de orina, por lo que las recompensas se les da por el esfuerzo que han hecho.

Sensores de humedad para la incontinencia (alarmas para la enuresis)

Los sensores de humedad para la incontinencia, también conocidos como alarmas para la enuresis, detectan las primeras gotas de orina en la ropa interior de un niño y hacen sonar una alarma para despertar al niño. Un sensor sujeta clips al pijama o ropa de cama del niño. Al principio, es posible que tenga que despertar a su hijo, llevarlo al baño y limpiar el pijama y la ropa de cama mojados. Con el tiempo, el niño aprende a despertarse cuando su vejiga está llena y llegar al baño a tiempo.

Estos sensores o alarmas dan buenos resultados para muchos niños y pueden poner fin a los problemas de las pérdidas de orina por la noche. Las familias necesitan usar la alarma regularmente durante 3 a 4 meses mientras el niño está aprendiendo a conocer las señales de su cuerpo y controlar la vejiga. Normalmente, las señales de progreso aparecen en las primeras semanas e incluyen una menor cantidad de orina que se escapa, la alarma suena menos veces por la noche, y el niño comienza a despertarse solo para ir al baño.

Medicina

Si otros tratamientos no están dando buenos resultados, el doctor de su hijo podría sugerir que tome medicinas.

La desmopresina (DDAVP) a menudo es la primera opción de medicina para los problemas de control de vejiga nocturnos. Esta medicina reduce la cantidad de orina que el cuerpo produce durante la noche, para que la vejiga no se llene demasiado y haya escapes de orina. La desmopresina puede funcionar bien, pero la pérdida de orina nocturna generalmente regresa cuando el niño deja de tomarla. Puede usar desmopresina si el niño va a dormir a casa de los amigos, irá a un campamento o para otros periodos cortos de tiempo. También se puede recetar la desmopresina a los niños por periodos largos de tiempo sin riesgo alguno.

Cuidados en el hogar

Los cambios en la rutina de su hijo, ya sean solos o en conjunto con otros tratamientos, pueden ayudarle a no mojar la cama por las noches. Anime a su hijo a

  • Beber la mayor parte de los líquidos durante la mañana y temprano por la tarde.
  • Orinar regularmente durante el día, cada 2 a 3 horas, y justo antes de acostarse, que es un total de 4 a 7 veces al día.
  • Orinar dos veces antes de acostarse (aproximadamente con media hora de diferencia) para vaciar completamente la vejiga y dejar espacio para la orina nueva que se produce durante la noche.
  • Evitar las bebidas con cafeína o burbujas, jugos cítricos y bebidas deportivas. Estas bebidas pueden irritar la vejiga o producir orina adicional.
La vista desde un pasillo muestra a una niña que se está lavando las manos en el cuarto de baño al lado de su habitación.
Los niños que mojan la cama deben ir al baño justo antes de acostarse.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a enfrentar los problemas de control de la vejiga?

Su paciencia, comprensión y ánimo son muy importantes para ayudar a su hijo a enfrentar los problemas de control de la vejiga. Si cree que un problema de salud puede estar causando la pérdida de orina de su hijo, haga una cita con el doctor de su hijo.

Ropa, ropa de cama y productos portátiles

Para los niños con falta de control de la vejiga durante el día, es posible que la ropa que se puedan poner y quitar fácilmente les ayude a prevenir accidentes. Una alarma en forma de reloj de pulsera que vibre puede recordarle a su hijo de manera discreta que vaya al baño, sin que necesite la ayuda de un maestro o padre.

Los siguientes consejos pueden facilitarle la vida a los niños que mojan la cama y aumentar su seguridad en sí mismos

  • Deje afuera pijamas y toallas secas para que su hijo pueda limpiarse fácilmente.
  • Ponga protectores impermeables y sábanas ajustables en la cama. Su hijo puede quitar rápidamente la ropa de cama mojada y ponerla en una cesta. Si hay menos señales de que su hijo mojó la cama, es posible que se sienta menos avergonzado.
  • Haga que su hijo ayude con la limpieza y a lavar la ropa al día siguiente. Sin embargo, no lo convierta en un castigo.
  • Asegúrese de que su hijo se duche o se bañe todos los días para quitar el olor a orina.
  • Planifique para que su hijo deje de usar pañales, pantalones de entrenamiento o pantalones de entrenamiento desechables, excepto cuando duerma lejos de casa. Estos artículos pueden hacer que su hijo no sienta la necesidad de levantarse de la cama para ir al baño.

No se acostumbre a despertar a su hijo durante la noche para usar el baño. Los investigadores no creen que esto ayude a los niños a dejar de mojar la cama.3

Padre e hijo trabajan juntos para poner la ropa sucia en la lavadora.
Tener rutinas fáciles de limpieza puede darle a los niños una sensación de control mientras superan los problemas de falta de control de la vejiga.

Apoyo emocional

Dígale a su hijo que es muy común mojar la cama por la noche y que la mayoría de los niños lo superan. Si su hijo tiene 4 años o más, pídale que le dé ideas sobre cómo parar o controlar este problema. Involucrar a su hijo a encontrar soluciones puede darle una sensación de control.

Es posible que este apoyo le ayude a su hijo a calmar el estrés que podría sentir, por ejemplo, por un nuevo bebé en el hogar o por ir a una escuela. Un consejero o psicólogo puede ayudar a tratar la ansiedad.

Referencias

Septiembre de 2017
Share

This content is provided as a service of the National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK), part of the National Institutes of Health. The NIDDK translates and disseminates research findings through its clearinghouses and education programs to increase knowledge and understanding about health and disease among patients, health professionals, and the public. Content produced by the NIDDK is carefully reviewed by NIDDK scientists and other experts.