Diagnóstico de problemas de control de la vejiga y enuresis en niños

¿Cómo se diagnostican los problemas de control de la vejiga en los niños?

Para diagnosticar los problemas de control de la vejiga, los doctores revisan

  • los antecedentes familiares
  • los resultados del examen físico
  • las pruebas de laboratorio
  • las pruebas de imágenes, si son necesarias

Además, los doctores harán preguntas sobre

  • los síntomas
  • cuándo y con qué frecuencia tienen pérdidas accidentales de orina
  • las temporadas sin accidentes de pérdida de orina
  • los antecedentes familiares de orinarse en la cama

Diario de la vejiga y de los líquidos que toma

Antes de ir al consultorio del doctor, es bueno llevar un diario de la vejiga (PDF, 117.53 KB) para tener un registro de los hábitos de su hijo de ir al baño y la cantidad de líquido que toma. Anote cuándo su hijo va al baño, cuánto orina y cuándo tiene alguna pérdida accidental de orina. Lleve un registro de cuándo y cuánto líquido bebe su hijo, incluyendo si su hijo toma líquidos antes de acostarse.

Ya que el estreñimiento puede causar pérdida de orina o empeorar este problema, el doctor puede pedirle que lleve un registro de la frecuencia con la que su hijo evacúa las heces y si estas son duras o blandas.

¿Qué pruebas usan los doctores para diagnosticar los problemas de control de la vejiga en los niños?

Pruebas de laboratorio

Los profesionales de la salud a menudo hacen análisis de una muestra de orina para ayudar a diagnosticar los problemas de control de la vejiga en los niños. El laboratorio también puede hacer un cultivo de orina, si lo pide el doctor. La presencia de glóbulos blancos y bacterias en la orina puede ser señal de una infección de las vías urinarias.

Frascos de plástico pequeños, vacíos y con tapas, que se utilizan para recolectar las muestras de orina.
Es posible que su hijo tenga que recolectar una muestra de orina en un recipiente. Las pruebas de laboratorio pueden ayudar a diagnosticar la razón por la que no puede controlar la vejiga.

Otras pruebas

En algunos casos, los profesionales de la salud pueden pedir pruebas de imágenes o pruebas del funcionamiento de las vías urinarias. Estas pruebas pueden mostrar un defecto congénito o un bloqueo en las vías urinarias que puede llevar a la pérdida de orina. Las pruebas especiales pueden encontrar problemas en los nervios o la columna vertebral. Las pruebas también pueden ayudar a mostrar si el niño tiene una vejiga pequeña o músculos débiles o que no funcionan bien juntos.

Ecografía. En una ecografía (a veces llamada ultrasonido) se usan ondas de sonido para ver las estructuras internas del cuerpo sin exponer a su hijo a la radiación. Durante esta prueba, su hijo se acuesta en una mesa acolchonada. Un técnico mueve suavemente una varita llamada transductor sobre el vientre y la espalda de su hijo. Esta prueba no duele y no se necesita anestesia para hacerla.

Cistouretrograma miccional. Un cistouretrograma miccional usa rayos X de la vejiga y la uretra para mostrar cómo fluye la orina. Un técnico usa un catéter para llenar la vejiga del niño con un contraste o tinte especial. El técnico luego toma radiografías antes, durante y después de que su hijo orine. Esta prueba usa solo una pequeña cantidad de radiación. No se necesita anestesia, pero el doctor le puede ofrecer a su hijo una medicina calmante o sedante.

Imágenes por resonancia magnética. Las imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) usa imanes y ondas de radio para tomar imágenes de las vías urinarias y de la columna vertebral. Durante esta prueba, su hijo se acuesta en una mesa dentro de una máquina similar a un túnel. Las imágenes por resonancia magnética no exponen a su hijo a radiación. No se necesita anestesia, pero el doctor puede ofrecerle a su hijo una medicina calmante o sugerirle que mire un programa para niños durante la prueba.

Pruebas urodinámicas. Las pruebas urodinámicas (en inglés) son un grupo de pruebas que analizan qué tan bien la vejiga, los esfínteres y la uretra almacenan y eliminan la orina. Estas pruebas no se usan con frecuencia, pero pueden ser útiles cuando los métodos simples para controlar la vejiga no son tan exitosos como se esperaba.

Obtenga más información sobre las pruebas de imágenes de las vías urinarias (en inglés).

Septiembre de 2017
Share

This content is provided as a service of the National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK), part of the National Institutes of Health. The NIDDK translates and disseminates research findings through its clearinghouses and education programs to increase knowledge and understanding about health and disease among patients, health professionals, and the public. Content produced by the NIDDK is carefully reviewed by NIDDK scientists and other experts.