Tratamiento de la retención urinaria

¿Cómo diagnostican los profesionales de atención médica la retención urinaria?

Los profesionales de atención médica tratan la retención urinaria con base en el tipo de retención urinaria, aguda o grave, y la causa.

Drenaje de la vejiga

En el caso de retención urinaria aguda, un profesional de atención médica drenará inmediatamente la orina de la vejiga usando un catéter. Eliminar la orina de la vejiga alivia el dolor y ayuda a prevenir que se lesionen la vejiga y los riñones.

Si el paciente tiene retención urinaria crónica, el profesional de atención médica intentará primero diagnosticar y tratar la causa de la retención. Sin embargo, el profesional de atención médica podría necesitar usar un catéter para drenar la orina de la vejiga si la retención continúa o se agrava.

En algunos casos, las personas con retención urinaria deben seguir usando un catéter para drenar la orina de la vejiga hasta que se pueda resolver su retención urinaria. El catéter puede permanecer en la vejiga (por un tiempo corto o largo, o de manera intermitente) al insertarse para drenarla cuando sea necesario y luego retirarse. Si el paciente tiene que usar un catéter intermitente, un profesional de atención médica puede enseñarle a usarlo.

Una vejiga llena de orina con un catéter insertado a través de la uretra, con flechas que muestran el flujo de orina que sale de la vejiga a través del catéter.Si la vejiga se llena demasiado, un profesional de atención médica puede usar un catéter para drenar la orina

Medicamentos

El profesional de atención médica podría sugerirle al paciente que tome medicamentos para ayudar a tratar la afección médica que está causando la retención urinaria.

En algunas personas, ciertos medicamentos podrían causar retención urinaria. Si el profesional de atención médica considera que un medicamento está causando la retención urinaria, es posible que le diga al paciente que reduzca la dosis o deje de usar el medicamento.

Todos los medicamentos, incluso los de venta libre, tienen efectos secundarios. El paciente debe consultar siempre con un profesional de atención médica antes de usar cualquier medicamento por más de un par de días.

Procedimientos y dispositivos médicos

Un profesional de atención médica podría recomendar un procedimiento o dispositivo médico para tratar la retención urinaria, dependiendo de la causa de la retención. Entre los ejemplos de estos procedimientos y dispositivos se incluyen:

  • cistoscopia (en inglés): se usa un cistoscopio para mirar dentro de la uretra y la vejiga a fin de encontrar y eliminar bloqueos como cálculos en las vías urinarias
  • terapia con láser: terapia que usa un haz de luz fuerte para tratar un área de tejido prostático agrandado, rompiendo el bloqueo y reduciendo la obstrucción
  • levantamiento de la uretra prostática o UroLift: se usan pequeños implantes para levantar y mantener la próstata alejada de la uretra para que la orina pueda fluir más libremente
  • electrovaporización transuretral: un procedimiento que usa calor para vaporizar un área de tejido prostático agrandado
  • terapia de vapor de agua transuretral, o Rezum: terapia que usa vapor de agua para encoger la próstata agrandada
  • dilatación uretral: se aumenta gradualmente el tamaño de la abertura uretral estirando el tejido cicatricial, para ayudar a tratar la estenosis uretral
  • pesario vaginal: un anillo rígido que se inserta en la vagina para ayudar a detener el escape de orina, como en los casos de cistocele o rectocele

Cirugía

El profesional de atención médica podría considerar la cirugía para ayudar a tratar la causa de la retención urinaria si otros tratamientos menos invasivos no funcionan. Algunos de estos tratamientos podrían incluir:

  • extirpar parte de la próstata
  • reparar la estenosis uretral o tejido cicatricial del cuello de la vejiga
  • reparar el prolapso de los órganos pélvicos
  • extirpar un tumor, útero anormal o parte lesionada de una hernia discal
  • reparar una vejiga anormal
  • hacer una derivación urinaria (en inglés), un procedimiento que desvía el flujo por el que normalmente sale la orina del cuerpo

¿Cómo puede el paciente tratar su retención urinaria?

El profesional de atención médica podría recomendar que el paciente pruebe tratamientos de autocuidado, ya sea solos o además de otros tratamientos, para controlar la retención urinaria.

Fisioterapia

El profesional de atención médica podría sugerir que el paciente trabaje con un fisioterapeuta que se especialice en problemas del piso pélvico. El fisioterapeuta procurará estirar los músculos tensos del piso pélvico y enseñará al paciente a mantenerlos relajados. Los ejercicios musculares del piso pélvico, conocidos también como ejercicios de Kegel, ayudan a que los nervios y músculos que se usan para vaciar la vejiga funcionen mejor.

Una mujer mayor haciendo estiramiento con la guía de una fisioterapeuta.La fisioterapia puede ayudar a controlar los síntomas de retención urinaria

Entrenamiento de la vejiga

El profesional de atención médica podría sugerir una micción programada (orinar en momentos establecidos) para ayudar a evitar que la vejiga se llene demasiado. Otra técnica de entrenamiento de la vejiga que el profesional de atención médica podría recomendar es la micción doble (esperar un poco después de orinar e intentar de nuevo) para ayudar a asegurar que la vejiga quede completamente vacía después de orinar.

El paciente debe tomar más tiempo el baño para poder relajar y vaciar la vejiga completamente. Las mujeres deben tratar de relajar los músculos alrededor de la vejiga al orinar para facilitar la micción. Es mejor sentarse en el asiento del inodoro o ponerse en cuclillas. Inclinarse sobre el asiento del inodoro para evitar tocarlo y orinar prácticamente de pie no permite que los músculos se relajen completamente y puede hacer que la orina se quede en la vejiga.

Última revisión Diciembre de 2019
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.