Diagnóstico de retención urinaria

¿Cómo diagnostican los profesionales de atención médica la retención urinaria?

Los profesionales de atención médica usan la historia clínica del paciente, un examen físico y una medición de la orina residual posmicción (en inglés) para diagnosticar la retención urinaria. El profesional de atención médica también puede solicitar pruebas de laboratorio y otras pruebas diagnósticas para ayudar a encontrar la causa de la retención urinaria.

Historia clínica

Un profesional de atención médica registrará la historia clínica del paciente y le podría preguntar sobre:

Examen físico

El profesional de atención médica hará un examen físico, que incluirá una revisión de la parte inferior del abdomen, un examen rectal y una evaluación neurológica. Si es mujer, le hará también un examen pélvico.

Medición de la orina residual posmicción

Los profesionales de atención médica usan una medición residual posmiccional para determinar cuánta orina queda en la vejiga después de orinar. La orina restante se conoce como residuo posmiccional. El profesional de atención médica usará un catéter o un equipo de ecografía para medir la orina residual posmicción.

Un profesional de atención médica hablando con un paciente mayor.Los profesionales de atención médica podrían usar la información de la historia clínica del paciente, un examen físico y pruebas para ayudar a encontrar la causa de la retención urinaria
Pruebas de laboratorio

El profesional de atención médica podría ordenar las siguientes pruebas de laboratorio para buscar signos de ciertas enfermedades y afecciones que podrían estar causando la retención urinaria.

Un técnico de laboratorio compara una tira de análisis de orina con una tabla de resultados.Es posible que se le pida al paciente una muestra de orina para detectar ciertas afecciones médicas que podrían estar causando la retención urinaria
Pruebas de diagnóstico por la imagen

El profesional de atención médica podría usar las siguientes pruebas de diagnóstico por la imagen de las vías urinarias para diagnosticar otras afecciones que podrían estar causando la retención urinaria.

  • Ecografía, que es un tipo de imagen que usa ondas sonoras para observar las estructuras internas del cuerpo sin exponerlo a radiación.
  • Cistouretrograma miccional, que usa radiografías para mostrar cómo fluye la orina a través de la vejiga y la uretra.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM), que usa imanes y ondas radioeléctricas para tomar fotos de las vías urinarias y la columna vertebral.
  • Tomografía computarizada, que usa una combinación de radiografías y tecnología computarizada para crear imágenes de las vías urinarias.
Una paciente saliendo de una tomografía computarizada.Un profesional de atención médica podría usar pruebas de diagnóstico por la imagen de las vías urinarias, como una ecografía, un cistouretrograma miccional, una resonancia magnética o una tomografía computarizada para determinar qué está causando la retención urinaria

Pruebas urodinámicas

Las pruebas urodinámicas (en inglés) son un grupo de pruebas que analizan cuán bien la vejiga, los esfínteres y la uretra almacenan y liberan la orina. El profesional de atención médica podría usar las siguientes pruebas urodinámicas para ayudar a diagnosticar la retención urinaria.

  • Uroflujometría (en inglés), que mide la cantidad de orina liberada del cuerpo y la rapidez con la que sale.
  • Estudios de presión-flujo (en inglés), que miden la presión en la vejiga y la velocidad del flujo al orinar.
  • Video urodinámico (en inglés), que toma fotografías y videos de la vejiga mientras se llena y vacía.
  • Cistometría (en inglés), que mide cuánta orina puede contener la vejiga, cuánta presión se acumula en la vejiga a medida que almacena la orina y cuán llena está la vejiga cuando el paciente comienza a sentir la necesidad de orinar.
  • Electromiografía (en inglés), que mide cuán bien responden los músculos a los nervios dentro y alrededor de la vejiga y los esfínteres.

Cistoscopia

Una cistoscopia (en inglés) es un procedimiento que usa un cistoscopio (en inglés), un instrumento largo y delgado, para mirar dentro de la uretra y la vejiga. El profesional de atención médica observará si el paciente presenta inflamación, enrojecimiento, signos de infección, cáncer o problemas estructurales.

Última revisión Diciembre de 2019
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.