Después de que nazca su bebé

Después de tener a mi hijo, ¿cómo puedo saber si tengo diabetes?

Debe hacerse una prueba de la diabetes a más tardar 12 semanas después de que nazca su bebé. Si su nivel de glucosa en la sangre aún es alto, es posible que tenga diabetes tipo 2. Incluso si su nivel de glucosa en la sangre es normal, aún tiene una mayor posibilidad de tener diabetes tipo 2 en el futuro. Por lo tanto, debe hacerse la prueba de la diabetes cada 3 años.

¿Cómo puedo prevenir o retrasar el comienzo de la diabetes tipo 2 más adelante en mi vida?

Hay mucho que puede hacer para prevenir o retrasar el comienzo de la diabetes tipo 2. Estos son los pasos que debe seguir si tuvo diabetes gestacional:

  • Haga más actividad física y elija alimentos saludables para volver a un peso saludable.
  • Amamante a su bebé. La lactancia materna le da a su bebé el equilibrio correcto de nutrientes y ayuda a que usted queme calorías.
  • Si los resultados de su prueba muestran que podría tener diabetes y tiene sobrepeso, pregúntele a su doctor qué cambios puede hacer para perder peso y pídale que le ayude a hacerlos. Su doctor puede recomendarle que tome medicinas como la metformina que ayudan a prevenir la diabetes tipo 2.

Obtenga más información sobre cómo prevenir la diabetes tipo 2.

Una madre y bebé que están sonriendo.
Usted puede tomar medidas para prevenir o retrasar el comienzo de la diabetes tipo 2 y ayudar a que su hijo esté sano.

¿Cómo puedo ayudar a que mi hijo esté sano?

Puede ayudar a que su hijo esté sano mostrándole cómo elegir un estilo de vida saludable, que incluye:

  • hacer actividad física
  • limitar el tiempo de ver televisión, jugar videojuegos o usar un aparato móvil o computadora
  • tomar buenas decisiones al escoger alimentos saludables
  • mantenerse en un peso saludable

Tomar decisiones saludables ayuda a toda la familia y puede proteger a su hijo para que no se vuelva obeso o desarrolle diabetes más adelante en la vida.

Aprenda más sobre cómo ayudar a su hijo a formar hábitos saludables.

Mayo de 2017
Share

This content is provided as a service of the National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK), part of the National Institutes of Health. The NIDDK translates and disseminates research findings through its clearinghouses and education programs to increase knowledge and understanding about health and disease among patients, health professionals, and the public. Content produced by the NIDDK is carefully reviewed by NIDDK scientists and other experts.

El NIDDK desea agradecer a:
Boyd Metzger, M.D., Northwestern University