Tratamiento de la NAFLD y la NASH en los niños

¿Cómo tratan los médicos la NAFLD y la NASH en los niños?

Los médicos recomiendan que los niños con sobrepeso u obesidad bajen de peso para tratar la NAFLD y la NASH. Bajar de peso es la forma más eficaz de reducir la grasa en el hígado, la inflamación y la fibrosis o la cicatrización. Los médicos pueden sugerir que los niños pequeños intenten mantener el peso que tienen mientras van aumentado de estatura. Lo más importante es evitar seguir aumentando de peso.

Para controlar el peso y ayudar a mejorar la NAFLD, se puede ayudar al niño a:

  • mejorar los hábitos alimenticios saludables
  • evitar tomar bebidas azucaradas
  • evitar las “comidas rápidas” con alto contenido de azúcar, almidones y grasa
  • ser más activo físicamente

Una persona también puede ayudar al niño dándole buen ejemplo si consume alimentos saludables y hace ejercicio.

No se han aprobado medicamentos para tratar la NAFLD y la NASH en los niños. Los investigadores están estudiando medicamentos que pueden mejorar estos problemas de salud.

Un estudio realizado por Red de Investigación Clínica sobre la Esteatohepatitis no Alcohólica (NASH Clinical Research Network) (en inglés) del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales descubrió que el tratamiento con vitamina E puede mejorar la NASH en algunos niños.4 Los investigadores aún están estudiando si la vitamina E es segura y eficaz como un posible tratamiento para la NASH en los niños. A los niños no se les debe dar vitamina E sin antes consultar con el médico.

Por razones de seguridad, se debe consultar con el médico del niño antes de darle suplementos dietéticos (en inglés), como mezclas de vitaminas, minerales, suplementos nutricionales y medicamentos a base de hierbas, o cualquier otro medicamento o práctica médica complementaria o alternativa. De hecho, algunos medicamentos a base de hierbas pueden lesionar el hígado del niño.

Fotografía de una niña con sobrepeso u obesidad que se desliza por el tobogán de un parque infantil.Los médicos recomiendan que los niños con sobrepeso u obesidad bajen de peso gradualmente para tratar la NAFLD y la NASH.

¿Cómo tratan los médicos las complicaciones de la NASH?

Si la NASH conduce a la cirrosis, los médicos pueden tratar los problemas de salud causados por la cirrosis con medicamentos, cirugías y otros procedimientos médicos. Si la cirrosis conduce a una insuficiencia hepática, el niño podría necesitar un trasplante de hígado (en inglés).

¿Cómo pueden los padres y cuidadores ayudar a prevenir la NAFLD y la NASH en los niños?

Asegurar que un niño consuma una dieta saludable, limite el tamaño de las porciones y mantenga un peso saludable puede ayudar a prevenir la NAFLD y la NASH.

Bibliografía

Noviembre de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.