Definición y hechos sobre la hígado graso no alcohólico y NASH en los niños

¿Qué es la enfermedad del hígado graso no alcohólico?

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD por sus siglas en inglés) es una afección en la cual se acumula exceso de grasa en el hígado. Esta acumulación de grasa no se debe al consumo excesivo de alcohol. Cuando el consumo excesivo de alcohol hace que se acumule grasa en el hígado, esta afección se conoce como enfermedad hepática alcohólica.

Dos tipos de NAFLD son el hígado graso simple y la esteatohepatitis no alcohólica (NASH por sus siglas en inglés). El hígado graso simple y la NASH son dos condiciones médicas separadas. Los niños generalmente desarrollan un tipo de NAFLD u otro, aunque a veces los niños con una forma de NAFLD se diagnostican más tarde con la otra forma. El hígado graso simple es una enfermedad leve y la NASH es una enfermedad más grave.

Hígado graso simple

El hígado graso simple es la forma de la NAFLD en la que el niño tiene una acumulación de grasa en el hígado, pero poca o ninguna inflamación o lesión en las células hepáticas. En general, el hígado graso simple no progresa para llegar a causar lesiones o complicaciones permanentes al hígado.

NASH

NASH es la forma de la NAFLD en la que el niño tiene hepatitis (inflamación del hígado) y daños en las células hepáticas, además de grasa en el hígado. La inflamación y los daños a las células hepáticas pueden causar fibrosis o cicatrización del hígado. Si los daños y la cicatrización son lo suficientemente graves, la NASH puede provocar cirrosis o cáncer de hígado.

Los expertos no saben con seguridad por qué algunos niños con grasa en el hígado tienen NASH mientras que otros solo tienen hígado graso simple.

¿Qué tan comunes son la NAFLD y la NASH en los niños?

La NAFLD es la causa más común de enfermedad hepática crónica en niños en los Estados Unidos. Los investigadores calculan que cerca de 10 por ciento de los niños estadounidenses de 2 a 19 años de edad tienen la NAFLD.1  La NAFLD se ha vuelto más común en niños en las últimas décadas, en parte porque la obesidad infantil se ha vuelto más común.

En un estudio de la NAFLD en niños, aproximadamente el 23 por ciento de aquellos con exceso de grasa en el hígado tenían NASH.1

¿Quién tiene más probabilidad de desarrollar la NAFLD o la NASH?

Los niños que tienen ciertas afecciones médicas, inclusive obesidad y afecciones relacionadas con la obesidad, tienen más probabilidad de desarrollar la NAFLD o NASH.

La NAFLD y la NASH son más comunes en los niños mayores que en los niños más pequeños. La NAFLD es más común en los niños que en las niñas. Sin embargo, en los niños que tienen la NAFLD, las niñas y los niños tienen la misma probabilidad de tener NASH.

Aunque la NAFLD y la NASH ocurren en niños de todas las razas y grupos étnicos, estas afecciones son más comunes entre los niños hispanos y asiático americanos, seguidos de los caucásicos. La NAFLD y la NASH son menos comunes entre los niños afroamericanos.1

 Fotografía de un niño que tiene sobrepesoLa NAFLD y la NASH son más comunes en los niños mayores que en los niños más pequeños y más comunes en los niños que en las niñas.

¿Cuáles son las complicaciones de la NAFLD y la NASH?

Los niños con la NAFLD y NASH tienen una mayor probabilidad de desarrollar complicaciones hepáticas y otros problemas de salud.

Complicaciones hepáticas

La mayoría de los niños con la NAFLD tienen hígado graso simple.1 Los niños con hígado graso simple generalmente no desarrollan complicaciones hepáticas, aunque tienen un mayor riesgo de desarrollar otros problemas de salud como la diabetes. Sin embargo, algunos niños con la NAFLD tienen NASH. La NASH puede causar complicaciones hepáticas, como cirrosis y cáncer de hígado. Si la cirrosis conduce a una insuficiencia hepática, puede ser necesario realizar un trasplante de hígado (en inglés).

En comparación con las personas que desarrollan la NAFLD durante la edad adulta, las personas que desarrollan la NAFLD durante la niñez tienen más probabilidad de tener NASH y complicaciones relacionadas o enfermedad hepática en la edad adulta. Los niños con NASH pueden desarrollar cirrosis durante la niñez.2 Sin embargo, las complicaciones de la cirrosis, como la insuficiencia hepática y el cáncer de hígado, suelen surgir en la edad adulta.

Otros problemas de salud

Los niños que tienen la NAFLD, ya sea hígado graso simple o NASH, corren un mayor riesgo de tener ciertos problemas de salud como:

  • diabetes tipo 2
  • síndrome metabólico
  • afecciones médicas que pueden formar parte del síndrome metabólico, como presión arterial alta y niveles anormales de grasas (colesterol y triglicéridos) en la sangre

Las personas afectadas con el síndrome metabólico tienen una mayor probabilidad de sufrir una enfermedad cardíaca, un derrame cerebral y endurecimiento de las arterias cuando son adultos.

Bibliografía

Noviembre de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.