Síntomas y causas de la NAFLD y la NASH en los niños

¿Cuáles son los síntomas de la NAFLD y la NASH en los niños?

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD por sus siglas en inglés) y la esteatohepatitis no alcohólica (NASH por sus siglas en inglés) son usualmente enfermedades silenciosas con pocos o ningún síntoma. Los niños pueden no tener síntomas incluso si desarrollan cirrosis debido a la NASH. Sin embargo, cuando los síntomas aparecen, es posible que el niño ya tenga un daño hepático permanente. Si los niños tienen síntomas de NASH, pueden sentirse cansados, cansarse fácilmente o tener molestias en el área del hígado, en la parte superior derecha del abdomen.

¿Qué causa la NAFLD y la NASH en los niños?

Los expertos aún están estudiando las causas de la NAFLD y la NASH. Las investigaciones sugieren que ciertos genes pueden hacer que algunos niños tengan más probabilidad de desarrollar la NAFLD.

Los niños con las siguientes afecciones de salud también son más propensos a desarrollar la NAFLD o la NASH:

  • sobrepeso u obesidad
  • resistencia a la insulina o diabetes tipo 2
  • presión arterial alta
  • concentraciones anormales de grasas en la sangre, lo cual puede incluir
    • concentraciones altas de triglicéridos
    • concentraciones anormales de colesterol: colesterol total alto, colesterol LDL alto o colesterol HDL bajo
  • síndrome metabólico, o uno o más rasgos del síndrome metabólico. El síndrome metabólico es un grupo de rasgos y afecciones médicas vinculados con el sobrepeso y la obesidad. Las personas con síndrome metabólico son más propensas a desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas. Los expertos piensan que la NAFLD puede estar estrechamente vinculada al síndrome metabólico. Los médicos generalmente definen el síndrome metabólico en los niños como una combinación de tres o más de las siguientes características:
    • tamaño grande de cintura
    • concentraciones altas de triglicéridos en la sangre
    • concentraciones bajas de colesterol HDL en la sangre
    • presión arterial alta
    • concentraciones de glucosa en la sangre más altas de lo normal
    Es posible que los médicos no puedan diagnosticar el síndrome metabólico en niños menores de 10 años. Aun así, los niños de esa edad pueden tener rasgos del síndrome metabólico.

Los expertos no saben con seguridad por qué algunos niños con la NAFLD tienen hígado graso simple, mientras que otros tienen NASH. Las investigaciones sugieren que la NASH es más común en los niños que tienen la NAFLD y también diabetes tipo 2.3

Ciertos genes también pueden aumentar la probabilidad de que un niño desarrolle la NASH. Estos genes pueden explicar por qué la NASH es más común entre los niños hispanos y asiático americanos que entre los niños negros o afroamericanos. Los expertos aún están estudiando cómo actúan los genes para causar la NAFLD y la NASH.

Causas menos comunes de la NAFLD y la NASH en los niños

Algunas causas menos comunes de la NAFLD y la NASH en los niños incluyen:

Bibliografía

Noviembre de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.