1. Home
  2. Health Information
  3. Información de la salud
  4. Enfermedades de la sangre
  5. Anemia por inflamación o enfermedad crónica

Anemia por inflamación o enfermedad crónica

En esta página:

¿Qué es la anemia por inflamación?

La anemia por inflamación, también conocida como anemia por enfermedad crónica o ACD (por sus siglas en inglés), es un tipo de anemia que afecta a las personas que tienen afecciones que causan inflamación, como infecciones, enfermedades autoinmunitarias, cáncer y enfermedad renal crónica (ERC).

La anemia es un trastorno en el cual la sangre tiene menos glóbulos rojos de lo normal. Los glóbulos rojos también pueden tener menos hemoglobina de lo normal. La hemoglobina es la proteína rica en hierro que permite que los glóbulos rojos transporten oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. El cuerpo necesita oxígeno para funcionar correctamente. Al tener menos glóbulos rojos o menos hemoglobina, es posible que el cuerpo no reciba suficiente oxígeno.

Si el paciente tiene anemia por inflamación, es posible que tenga una cantidad de hierro normal, o a veces elevada, almacenada en los tejidos del cuerpo, pero una concentración baja de hierro en la sangre. La inflamación podría impedir que el cuerpo use el hierro almacenado para producir suficientes glóbulos rojos saludables, y causar anemia.

Imagen de glóbulos sanguíneos normales comparados con glóbulos sanguíneos anémicos.
La anemia es un trastorno en el cual la sangre tiene menos glóbulos rojos o menos hemoglobina de lo normal.

¿Por qué la anemia por inflamación se conoce también como anemia por enfermedad crónica?

La anemia por inflamación se conoce también como anemia por enfermedad crónica porque este tipo de anemia suele ocurrir en personas que tienen afecciones crónicas que podrían estar asociadas con inflamación.

¿Existen otros tipos de anemia?

Hay muchos tipos de anemia. Los tipos comunes incluyen:

  • anemia por deficiencia de hierro, un trastorno en el cual se agota el hierro almacenado en el cuerpo, lo que hace que este produzca menos glóbulos rojos saludables. En las personas con anemia por deficiencia de hierro, las concentraciones de hierro son bajas tanto en los tejidos corporales como en la sangre. Este es el tipo más común de anemia.
  • anemia perniciosa (en inglés), causada por la falta de vitamina B12.
  • anemia aplásica (en inglés), un trastorno en el cual la médula ósea no produce nuevos glóbulos rojos, glóbulos blancos ni plaquetas en suficiente cantidad porque las células primordiales de la médula ósea están dañadas.
  • anemia hemolítica (en inglés), un trastorno en el cual los glóbulos rojos se destruyen antes de lo normal.

¿Cuán común es la anemia por inflamación?

La anemia por inflamación es el segundo tipo más común de anemia, después de la anemia por deficiencia de hierro.1

¿Quién tiene más probabilidad de presentar anemia por inflamación?

Si bien la anemia por inflamación puede afectar a personas de cualquier edad, los adultos mayores corren un mayor riesgo de presentar este tipo de anemia porque tienen más probabilidad de padecer enfermedades crónicas que causan inflamación. En los Estados Unidos, aproximadamente 1 millón de personas mayores de 65 años tienen anemia por inflamación.2

¿Causa la anemia por inflamación otros problemas de salud?

La anemia por inflamación por lo general es leve y moderada, es decir, las concentraciones de hemoglobina en la sangre están por debajo de lo normal sin llegar a estar gravemente bajas. Si la anemia se agrava, la falta de oxígeno en la sangre puede causar síntomas, como cansancio o falta de aliento. La anemia grave puede ser potencialmente mortal.

En las personas con enfermedad renal crónica, la anemia grave puede aumentar la probabilidad de desarrollar problemas cardiacos (en inglés).

¿Cuáles son los síntomas de la anemia por inflamación?

La anemia por inflamación generalmente se desarrolla lentamente y podría causar pocos o ningún síntoma. De hecho, es posible que el paciente solo experimente síntomas de la enfermedad que está causando la anemia y no note síntomas adicionales.

Los síntomas de anemia por inflamación son los mismos que en cualquier tipo de anemia e incluyen:

  • ritmo cardiaco acelerado
  • dolor en el cuerpo
  • desmayos o sensación de mareo o aturdimiento
  • sensación de cansancio o debilidad
  • cansancio fácil durante o después de la actividad física
  • palidez de la piel
  • falta de aliento

¿Qué causa la anemia por inflamación?

Los expertos piensan que cuando se tiene una infección o enfermedad que causa inflamación, el sistema inmunitario provoca cambios en el funcionamiento del cuerpo que pueden causar anemia por inflamación.

  • Es posible que el cuerpo no almacene ni use el hierro correctamente.
  • Los riñones pueden producir menos eritropoyetina (EPO), una hormona que le indica a la médula ósea, el tejido esponjoso dentro de la mayoría de los huesos, que produzca glóbulos rojos.
  • Es posible que la médula ósea no responda normalmente a la EPO y produzca menos glóbulos rojos de los necesarios.
  • Los glóbulos rojos pueden vivir por menos tiempo de lo normal, lo que hace que mueran más rápidamente de lo que pueden ser reemplazados.

Afecciones crónicas que causan anemia por inflamación

Muchos tipos de afecciones crónicas pueden causar la inflamación que conlleva la anemia, como:

En las personas con ciertas afecciones crónicas, la anemia puede tener más de una causa. Por ejemplo:

  • Las causas de anemia por enfermedad renal crónica (en inglés) podrían incluir inflamación, concentraciones bajas de EPO debido a una lesión renal o concentraciones bajas de los nutrientes necesarios para producir glóbulos rojos. La hemodiálisis para tratar la enfermedad renal crónica también podría causar anemia por deficiencia de hierro.
  • Las personas con enfermedad intestinal inflamatoria pueden tener anemia por deficiencia de hierro debido a la pérdida de sangre así como anemia por inflamación.
  • En las personas con cáncer, la causa de la anemia podría ser inflamación, pérdida de sangre y cánceres que afectan o se extienden a la médula ósea. Los tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia y la radioterapia también puede causar o empeorar la anemia.

Otras causas de inflamación que podrían terminar en anemia

Si bien la anemia por inflamación generalmente se desarrolla lentamente, la anemia por enfermedad crítica es un tipo de anemia por inflamación que se desarrolla rápidamente en pacientes hospitalizados por infecciones agudas graves, traumatismos u otras afecciones que causan inflamación.

En algunos casos, los adultos mayores desarrollan anemia por inflamación que no está relacionada con una infección o enfermedad crónica subyacente. Los expertos consideran que el proceso de envejecimiento podría causar inflamación y anemia.

¿Cómo diagnostican los profesionales de atención médica la anemia por inflamación?

Los profesionales de atención médica usan la historia clínica y los análisis de sangre para diagnosticar la anemia por inflamación.

Historia clínica

Un profesional de atención médica le preguntará al paciente sobre sus antecedentes de infecciones o enfermedades crónicas que podrían causar anemia por inflamación.

Análisis de sangre

Los profesionales de atención médica usan los análisis de sangre para detectar signos de anemia por inflamación, otros tipos de anemia, u otros problemas de salud. Un profesional de atención médica tomará una muestra de sangre del paciente y la enviará a un laboratorio para que la analicen.

Los hemogramas o exámenes de sangre puede analizar muchas partes y características de la sangre, incluso:

  • la cantidad de glóbulos rojos
  • el tamaño promedio de los glóbulos rojos
  • la cantidad de hemoglobina en la sangre y en los glóbulos rojos
  • la cantidad de glóbulos rojos en desarrollo, llamados reticulocitos, en la sangre

Algunos de estos hemogramas y otros análisis se pueden combinar en una prueba llamada hemograma completo. Se puede hacer un frotis de sangre para examinar el tamaño, la forma y la cantidad de glóbulos rojos en la sangre.

Un profesional de atención médica podría también usar los análisis de sangre para verificar la cantidad de hierro en la sangre y almacenada en el cuerpo. Estas pruebas pueden medir:

  • el hierro en la sangre
  • la transferrina, una proteína en la sangre que transporta hierro
  • la ferritina, la proteína que almacena hierro en las células del cuerpo

Un profesional de atención médica podría diagnosticar anemia por inflamación si los resultados de los análisis de sangre sugieren que el paciente tiene anemia, una concentración baja de hierro en la sangre y una concentración normal de hierro almacenado en los tejidos del cuerpo.

Si los resultados de los análisis de sangre sugieren que el paciente tiene anemia por inflamación pero se desconoce la causa, un profesional de atención médica podría realizar pruebas adicionales para encontrar la causa.

Médica tomando una muestra de sangre de una paciente.
Para hacer una análisis de sangre, un profesional de atención médica tomará una muestra de sangre del paciente y la enviará a un laboratorio.

¿Cómo tratan los profesionales de atención médica la anemia por inflamación?

Los profesionales de atención médica tratan la anemia por inflamación enfocándose en la afección subyacente y en la anemia con medicamentos y ocasionalmente con transfusiones de sangre.

Tratamiento de la afección subyacente

Los profesionales de atención médica generalmente tratan la anemia por inflamación enfocándose en la afección subyacente que está causando la inflamación. Si hay tratamientos disponibles para reducir la inflamación, estos pueden hacer que la anemia mejore o desaparezca. Por ejemplo, tomar medicamentos para tratar la inflamación causada por la artritis reumatoide puede mejorar la anemia.

Medicamentos

Un profesional de atención médica podría recetar los agentes estimulantes de la eritropoyesis (AEE) alfa epoetina o alfa darbepoetina para tratar la anemia relacionada con la enfermedad renal crónica, los tratamientos de quimioterapia para el cáncer o ciertos tratamientos para el VIH. Los AEE hacen que la médula ósea produzca más glóbulos rojos. Los profesionales de atención médica por lo general administran AEE en inyecciones y pueden enseñar al paciente a administrárselas en el hogar. Un profesional de atención médica podría recetar suplementos de hierro, administrados como pastillas o inyecciones, para ayudar a que los agentes estimulantes de la eritropoyesis funcionen.

Si el paciente está en hemodiálisis, es posible que pueda recibir AEE y suplementos de hierro por vía intravenosa (iv) durante la hemodiálisis. El paciente debe informarse mejor sobre los tratamientos para la anemia relacionada con la enfermedad renal crónica (en inglés).

Transfusiones de sangre

En algunos casos, los profesionales de atención médica podrían usar transfusiones de sangre (en inglés) para tratar la anemia por inflamación grave. Una transfusión de sangre puede aumentar rápidamente la cantidad de hemoglobina en la sangre y reforzar el oxígeno.

¿Puedo prevenir la anemia por inflamación?

Los expertos aún no han encontrado una manera de prevenir la anemia por inflamación. En el caso de algunas afecciones crónicas que causan inflamación, podrían haber tratamientos para reducir o prevenir la inflamación que puede causar anemia. El paciente debe consultar con su médico sobre los tratamientos y seguir el plan de tratamiento que le recomiende.

¿Cómo afectan la alimentación, la dieta y la nutrición la anemia por inflamación?

Si el paciente tiene una afección crónica que está causando anemia por inflamación, debe seguir los consejos del médico o nutricionista relacionados con una buena alimentación y nutrición.

Ensayos clínicos para la anemia por inflamación

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés) y otros componentes de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) realizan y respaldan las investigaciones de muchas enfermedades y afecciones, incluso las enfermedades de la sangre.

¿En qué consisten los ensayos clínicos para la anemia por inflamación?

Los ensayos clínicos y otros tipos de estudios clínicos (en inglés) forman parte de la investigación médica e involucran a personas como usted. Cuando una persona se ofrece como voluntaria para participar en un estudio clínico, está ayudando a los médicos e investigadores a conocer más sobre las enfermedades y a mejorar la atención médica para las personas en el futuro.

Los investigadores están estudiando muchos aspectos de la anemia por inflamación, incluidos los nuevos tratamientos para esta afección.

Investigue si los ensayos clínicos son adecuados para usted.

¿Qué estudios clínicos para la anemia por inflamación están buscando participantes?

En www.ClinicalTrials.gov (en inglés) puede encontrar estudios clínicos sobre la anemia por inflamación. Además de buscar estudios patrocinados por el gobierno federal, usted puede ampliar o reducir la lista para incluir estudios clínicos de la industria, universidades e individuos; sin embargo, los NIH no revisan estos estudios y no puede garantizar su inocuidad. Antes de participar en un estudio clínico, debe consultar siempre con su proveedor de atención médica.

Bibliografía

Septiembre de 2018
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quisiera agradecer a:
Robert T. Means, Jr., M.D., East Tennessee State University Quillen College of Medicine

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.