El tratamiento de la gastroenteritis viral ("gripe estomacal")

¿Cómo pueden las personas tratar la gastroenteritis viral?

En la mayoría de los casos, las personas con gastroenteritis viral mejoran por sí solas sin tratamiento médico. Las personas pueden tratar la gastroenteritis viral reemplazando los líquidos y electrolitos perdidos para prevenir la deshidratación. En algunos casos, los medicamentos de venta libre pueden ayudar a aliviar los síntomas.

La investigación muestra que seguir una dieta restringida no ayuda a tratar la gastroenteritis viral. Cuando una persona tiene gastroenteritis viral, puede vomitar después de comer o perder el apetito por un corto tiempo. Cuando el apetito regresa, con frecuencia la persona puede volver a comer su dieta normal, incluso si todavía tiene diarrea. Obtenga consejos sobre qué comer cuando tiene gastroenteritis viral.

Si una persona tiene un hijo con síntomas de gastroenteritis viral, tales como vómitos o diarrea, no debe dudar en llamar a un médico para pedirle consejo.

Reemplazar los fluidos y electrolitos perdidos

Cuando una persona tiene gastroenteritis viral, debe reemplazar los líquidos y electrolitos perdidos para prevenir la deshidratación o tratar la deshidratación leve. La persona debe beber muchos líquidos. Si el vómito es un problema, debe intentar sorber pequeñas cantidades de líquidos claros.

La mayoría de los adultos con gastroenteritis viral pueden reemplazar los líquidos y electrolitos con líquidos tales como

  • agua
  • jugos de frutas
  • bebidas que toman los deportistas
  • caldos

Comer galletas saladas también puede ayudar a reemplazar los electrolitos.

Si un niño tiene gastroenteritis viral, se le debe dar una solución de rehidratación oral, como Pedialyte, Naturalyte, Infalyte y CeraLyte, siguiendo las indicaciones para reemplazar los líquidos y electrolitos perdidos. Las soluciones de rehidratación oral son líquidos que contienen glucosa y electrolitos. Hay que consultar con un médico sobre si es adecuado darle estas soluciones a un bebé. Los bebés deben tomar leche materna o fórmula como de costumbre.

Los adultos mayores, los adultos que tienen un sistema inmunitario debilitado y los adultos con diarrea severa o síntomas de deshidratación también deben beber soluciones de rehidratación oral.

Medicamentos de venta libre

En algunos casos, los adultos pueden tomar medicamentos de venta libre como la loperamida (Imodium) y el subsalicilato de bismuto (Pepto-Bismol, Kaopectate) para tratar la diarrea causada por una gastroenteritis viral.

Estos medicamentos pueden ser inseguros para bebés y niños. Se debe hablar con un médico antes de darle a un bebé o niño un medicamento de venta libre.

Si una persona tiene diarrea con sangre o tiene fiebre, los cuales son signos de infecciones con bacterias o parásitos, no debe usar medicamentos de venta libre para tratar la diarrea. Debe consultar a un médico para recibir tratamiento.

¿Cómo tratan los médicos la gastroenteritis viral?

Los médicos pueden recetar medicamentos para controlar los vómitos severos. Los médicos no recetan antibióticos para tratar la gastroenteritis viral. Los antibióticos no funcionan para las infecciones virales.

En algunos casos, los médicos pueden recomendar probióticos. Los probióticos son microbios vivos, en su mayoría bacterias, que son como los que normalmente una persona tiene en el tracto digestivo. Los estudios sugieren que algunos probióticos pueden ayudar a abreviar un caso de diarrea. Los investigadores aún están estudiando el uso de probióticos para tratar la gastroenteritis viral. Por razones de seguridad, las personas deben consultar con el médico antes de usar probióticos o cualquier otro medicamento o práctica médica complementaria o alternativa.

Cualquier persona con signos o síntomas de deshidratación debe consultar a un médico de inmediato. Puede ser necesario que los médicos tengan que dar tratamiento en un hospital a las personas con deshidratación severa.

¿Cómo se puede prevenir la gastroenteritis viral?

Hay varias medidas que se pueden tomar para evitar contraer o propagar infecciones que causan la gastroenteritis viral. Las personas deben lavarse bien las manos con agua y jabón

  • después de usar el baño
  • después de cambiar pañales
  • antes y después de tocar, preparar o comer alimentos

Las superficies que puedan haber estado en contacto con heces o vómitos infectados, como mostradores y mesas donde se cambian los pañales de un bebé, pueden limpiarse con una mezcla de 5 a 25 cucharadas de cloro y 1 galón de agua . Si la ropa de vestir o la ropa de cama pueden haber estado en contacto con las heces o el vómito de una persona infectada, deben ser lavadas con detergente durante el ciclo más largo que tenga la lavadora y secarlos a máquina. Para protegerse de las infecciones, es necesario usar guantes de goma mientras se toca la ropa sucia y después lavarse las manos.7

Si una persona tiene gastroenteritis viral, debe evitar tocar y preparar alimentos para otras personas mientras esté enferma y durante 2 días después de que acaben los síntomas.7 Las personas que tienen gastroenteritis viral pueden propagar el virus a cualquier alimento que toquen, especialmente si no se lavan bien las manos. El agua contaminada también puede propagar un virus a los alimentos antes de que sean cosechados. Por ejemplo, las frutas, las verduras y las ostras contaminadas se han relacionado con brotes de norovirus. Lave las frutas y verduras antes de usarlas y cocine bien las ostras y otros mariscos.7 Obtenga consejos para ayudar a mantener los alimentos seguros.

La vacuna contra la gripe no protege contra la gastroenteritis viral. Aunque algunas personas se refieren a la gastroenteritis viral como "gripe estomacal", los virus de la influenza (gripe) no causan la gastroenteritis viral. Sin embargo, las vacunas contra el rotavirus pueden prevenir la gastroenteritis viral causada por el rotavirus.

Vacunas contra el rotavirus

Dos vacunas, que los bebés reciben por vía oral, están aprobadas para proteger contra las infecciones por el rotavirus8:

  • RotaTeq: los bebés reciben esta vacuna en tres dosis: a los 2 meses, 4 meses y 6 meses de edad
  • Rotarix: los bebés reciben esta vacuna en dos dosis: a los 2 meses y 4 meses de edad

Para que la vacuna contra el rotavirus sea lo más efectiva posible, los bebés deben recibir la primera dosis antes de cumplir las 15 semanas de edad. Los bebés deben recibir todas las dosis antes de cumplir los 8 meses de edad.

Los padres de bebés deben hablar con el médico del bebé sobre la vacunación contra el rotavirus

Bibliografía

Mayo de 2018
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.