Diagnosis de la gastroenteritis viral ("gripe estomacal")

¿Cómo diagnostican los médicos la gastroenteritis viral?

Los médicos a menudo diagnostican la gastroenteritis viral basándose en los síntomas. Si los síntomas son leves y duran solo poco tiempo, usualmente no será necesario realizar pruebas de laboratorio.

En algunos casos, un historial médico, un examen físico y pruebas de heces pueden ayudar a diagnosticar la gastroenteritis viral. El médico puede realizar pruebas adicionales para detectar otros problemas de salud.

Historial médico

El médico le hará preguntas a una persona sobre los síntomas, por ejemplo

  • los síntomas que tiene
  • la cantidad de tiempo que ha tenido esos síntomas
  • la frecuencia con que ha tenido esos síntomas

El médico también le puede preguntar sobre

  • contactos recientes con otras personas que están enfermas
  • viajes recientes
  • condiciones médicas actuales y pasadas
  • medicamentos recetados y de venta libre que toma

Examen físico

Durante un examen físico, el médico puede

  • revisar la presión arterial y el pulso para detectar signos de deshidratación
  • examinar a la persona para detectar signos de fiebre o deshidratación
  • usar un estetoscopio para escuchar los sonidos en el abdomen
  • palpar el abdomen para comprobar si hay sensibilidad o dolor
Foto de un médico revisando la presión arterial de un paciente
Durante un examen físico, el médico puede revisar la presión arterial y el pulso para detectar signos de deshidratación.

A veces los médicos realizan un examen rectal digital. El médico le pedirá al paciente que se incline sobre una mesa o se acueste de lado mientras mantiene las rodillas cerca del pecho. Después de ponerse un guante, el médico deslizará un dedo lubricado en el ano del paciente para verificar si hay sangre en las heces. La sangre en las heces puede ser un signo de condiciones de salud distintas a la gastroenteritis viral que pueden estar causando los síntomas.

Pruebas de heces

Un profesional de la salud le dará al paciente un recipiente para atrapar y almacenar las heces. El paciente recibirá instrucciones sobre dónde enviar o llevar el recipiente para que las heces sean analizadas. Las pruebas de heces pueden mostrar signos de infección, inflamación, y enfermedades y trastornos digestivos.

Mayo de 2018
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.