Síntomas y causas del síndrome de intestino irritable

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del intestino irritable?

Los síntomas más comunes del SII son dolor en el abdomen, a menudo relacionado con las evacuaciones y cambios en estas. Estos cambios pueden ser diarrea, estreñimiento o ambos, dependiendo del tipo del SII que tenga.

Otros síntomas del SII pueden incluir

  • hinchazón
  • sensación de que no ha terminado de defecar
  • moco blanquecino en las heces

Las mujeres con SII a menudo tienen más síntomas durante la menstruación.

El SII puede ser doloroso pero no causa otros problemas de salud ni daña el tracto digestivo.

Para diagnosticar el SII, el doctor buscará cierto patrón en sus síntomas a lo largo del tiempo. El SII es un trastorno crónico, lo que significa que dura mucho tiempo, hasta años. Sin embargo, los síntomas pueden aparecer y desaparecer.

¿Qué causa el síndrome del intestino irritable?

Los doctores no están seguros de qué causa el SII. Los expertos creen que lo podría causar una combinación de problemas. Diferentes factores pueden causar el SII en diferentes personas.

Los trastornos gastrointestinales funcionales, como el SII, son problemas con las interacciones entre el intestino y el cerebro, es decir, cómo el cerebro y el intestino trabajan juntos. Los expertos creen que los problemas de interacción intestino-cerebro pueden afectar el funcionamiento del cuerpo y causar síntomas del SII. Por ejemplo, en algunas personas con el este síndrome, los alimentos pueden moverse por el tracto digestivo demasiado lento o demasiado rápido, lo que provoca cambios en las evacuaciones. Algunas personas con el SII pueden sentir dolor cuando tienen en el intestino una cantidad normal de gas o de heces.

Ciertos problemas son más comunes en las personas con el SII y los expertos consideran que estos problemas pueden ser un factor para el desarrollo del SII. Estos problemas incluyen

  • eventos estresantes o difíciles en la infancia, como el abuso físico o sexual
  • ciertos problemas mentales, como ansiedada, depresión y trastorno de síntomas somáticos
  • infecciones bacterianas en el tracto digestivo
  • proliferación bacteriana en el intestino delgado, un aumento en la cantidad o un cambio en el tipo de bacteria en el intestino delgado
  • intolerancia o sensibilidad a ciertos alimentos que causan síntomas digestivos

Las investigaciones sugieren que los genes pueden hacer que algunas personas sean más propensas a desarrollar el SII.

Noviembre de 2017
Share

This content is provided as a service of the National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK), part of the National Institutes of Health. The NIDDK translates and disseminates research findings through its clearinghouses and education programs to increase knowledge and understanding about health and disease among patients, health professionals, and the public. Content produced by the NIDDK is carefully reviewed by NIDDK scientists and other experts.