Síndrome de intestino irritable

Lo que usted debe saber

¿Sabía que si a menudo siente dolor abdominal o un malestar que puede sentirse como cólicos estomacales, junto con diarrea, estreñimiento o ambos, podría tener el síndrome del intestino irritable?

¿Qué es el síndrome del intestino irritable (SII)?

El síndrome del intestino irritable es un trastorno gastrointestinal funcional, lo que significa que es un problema provocado por cambios en la forma en que funciona el tracto gastrointestinal. El tracto gastrointestinal es una serie de órganos huecos unidos en un tubo largo y retorcido desde la boca hasta el ano, a través de la cual las deposiciones se eliminan del cuerpo. El tracto gastrointestinal digiere la comida que usted ingiere. El SII es un grupo de síntomas que se presentan juntos; no es una enfermedad. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer reiteradamente, pero el SII no daña el tracto gastrointestinal.

¿Cuáles son los síntomas del SII?

Los síntomas más comunes del SII incluyen

  • dolor o molestia en el abdomen
  • cambios en los hábitos intestinales

El dolor o la molestia que ocurre podría ser descrito como cólicos estomacales y

  • comienzan cuando tiene deposiciones que se dan con más o menos frecuencia que lo habitual
  • comienzan cuando las deposiciones son más blandas y acuosas, o más duras y grumosas que lo habitual
  • desaparecen después de defecar

Otros síntomas incluyen

  • diarrea—eliminación de deposiciones blandas y acuosas tres o más veces al día, acompañada de una necesidad urgente de ir al baño
  • estreñimiento—eliminación de deposiciones duras y secas; hacer tres deposiciones o menos por semana; o tener que hacer fuerza para defecar
  • sentir que no terminó de defecar
  • mucosidad blanquecina en la deposición
  • abdomen hinchado

Es probable que, por lo general, los síntomas se presenten después de comer. Puede tener el SII si ha tenido síntomas al menos tres veces por mes durante los últimos 3 meses.

¿Cómo sabré si tengo el SII?

Su médico puede diagnosticar el SII preguntándole sobre sus síntomas, sus antecedentes médicos, hábitos alimenticios y los medicamentos que toma. Posiblemente no necesite realizar pruebas médicas o sólo necesite realizar unas pocas, incluso un análisis de sangre para detectar otros problemas. Puede ser necesario realizar más análisis según los resultados del análisis de sangre o si usted presenta síntomas de otro problema.

¿Qué puedo hacer con respecto al SII?

A pesar de que el SII no tiene cura, puede tomar algunas medidas para aliviar los síntomas. Su médico puede hablarle de uno o más de los siguientes temas:

  • Alimentación, dieta y nutrición. Su médico puede indicarle que coma comidas más pequeñas con mayor frecuencia o que coma porciones más pequeñas. Debe evitar los alimentos y las bebidas que agraven sus síntomas. Su médico puede solicitarle que incremente el consumo de fibra si tiene estreñimiento.
  • Medicamentos. Su médico puede recetarle medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas.
  • Probióticos. Los probióticos son bacterias que se encuentran normalmente en el tracto gastrointestinal. Puede aliviar sus síntomas al tomar pastillas o comer ciertos alimentos, como yogur, que contienen probióticos.
  • Terapia psicológica. Las terapias, como la psicoterapia, la hipnoterapia o un tipo de meditación llamada práctica de la conciencia plena, pueden ayudarlo a disminuir el estrés—el cual que puede empeorar los síntomas—y mejorar los síntomas del SII.
Junio de 2014
Share

Versiones Alternativas

También puede pedir versiones impresas a través de nuestro catálogo en línea.

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.