Definición e information sobre la del hígado graso no alcohólico

¿Qué es la enfermedad del hígado graso no alcohólico?

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD, por sus siglas en inglés) es una enfermedad en la que se acumula grasa en el hígado, pero esta acumulación no es causada por el consumo excesivo de alcohol. Cuando la acumulación de grasa en el hígado es causada por el consumo excesivo de alcohol, esta afección se llama enfermedad hepática alcohólica.

Aun cuando el hígado graso simple y la esteatohepatitis no alcohólica son dos tipos de NAFLD, los dos son afecciones distintas. En general, las personas presentan desarollan uno de los dos tipos de la enfermedad, aunque a veces las personas afectada por un tipo de la enfermedad del hígado graso no alcohólico pueden ser diagnosticado con el otro tipo más tarde.

Hígado graso simple

El hígado graso simple, también conocido como hígado graso no alcohólico (NAFL, por sus siglas en inglés), es un tipo de NAFLD en la que se tiene acumulación de grasa en el hígado, pero hay poco o ningun daño o inflamación en las células hepáticas. El hígado graso simple no suele avanzar hasta causar lesión o complicación es en el hígado.

Esteatohepatitis no alcohólica

La esteatohepatitis no alcohólica (NASH, por sus siglas en inglés) es una forma de NAFLD en la que, además de la acumulación de grasa en el hígado, hay inflamación y daño en las células hepáticas. La inflamación y daño en las células hepáticas pueden causar fibrosis o cicatrización del hígado. La NASH puede provocar la cirrosis o el cáncer de hígado.

Los expertos no están seguros de por qué algunas personas con NAFLD tienen NASH, mientras que otras personas tienen hígado graso simple.

¿Qué tan comunes son la NAFLD y la NASH?

La NAFLD es una de las formas más comunes de la enfermedad del hígado en los Estados Unidos. La mayoría de las personas con esta enfermedad tiene hígado graso simple. Sólo una pequeña cantidad de personas con NAFLD –los expertos calculan que alrededor del 20 por ciento— tiene NASH.1

Entre un 30 a 40 por ciento de los adultos en los Estados Unidos tienen NAFLD, y entre un 3 a 12 por ciento tienen NASH.1

¿Quién tiene más probabilidad de desarrollar la NAFLD?

La NAFLD es más frecuente en las personas que tienen ciertos problemas médicos, incluyendo la obesidad y problemas médicos que podrían estar asociados con la obesidad, como la diabetes tipo 2. Los investigadores calculan que alrededor del 40 al 80 por ciento de las personas que tienen diabetes tipo 2 y del 30 al 90 por ciento de las personas obesas tienen NAFLD. En una investigación en la que se les hacía la prueba de la NAFLD a las personas gravemente obesas que se sometieron a la cirugía bariátrica, se encontró que más de un 90 por ciento de las personas en el estudio tenía esta enfermedad.3

Una profesional de la atención médica mide la cintura de un hombre obeso.
La enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD, por sus siglas en inglés) es más común en las personas obesas.

La NAFLD puede afectar a personas de cualquier edad, incluso los niños. Aunque las investigaciones sugieren que cerca de un 10 por ciento de los niños entre los 2 y los 19 años de edad tiene esta enfermedad,4 es más probable que se presente a medida que las personas envejecen.

Aunque la NAFLD se presenta en personas de todas las razas y grupos étnicos, es más común en los hispanos, seguidos por los blancos no hispanos.2 Esta enfermedad es menos frecuente en los afroamericanos.2 Entre las personas de todos los grupos raciales y étnicos que tienen un peso dentro de los límites normales, los estadounidenses de origen asiático son quienes tienen más probabilidad de desarrollar NAFLD.5

¿Cuáles son las complicaciones de la NAFLD y la NASH?

La mayoría de las personas con NAFLD tiene la forma simple de la enfermedad, y ésta no suele causar complicaciones.1

La NASH puede causar complicaciones como la cirrosis y el cáncer de hígado. Las personas con NASH tienen una mayor probabilidad de morir por causas relacionadas con el hígado.3

Si la NASH provoca la cirrosis, y la cirrosis provoca la insuficiencia hepática, tal vez sea necesario hacer un trasplante de hígado para que la persona pueda sobrevivir.

Los estudios también sugieren que las personas que padecen de NAFLD tienen una mayor probabilidad de desarrollar enfermedad cardiovascular. La enfermedad cardiovascular es la causa más común de muerte en las personas que tienen cualquiera de las dos formas de NAFLD.6

Referencias

Noviembre de 2016
Share

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quisiera agradecer:
Anna Mae Diehl, M.D., Duke University Medical Center, and Brent A. Tetri, M.D., Saint Louis University

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.