Comer correctamente en la enfermedad de los riñones

Usted puede necesitar cambiar lo que come para controlar su enfermedad de los riñones. Trabaje con un dietista certificado para desarrollar un plan alimentación que incluya alimentos que disfrute comer al mismo tiempo que mantiene la salud de sus riñones.

Las medidas que se encuentran a continuación lo ayudarán a comer adecuadamente mientras controla su enfermedad de los riñones. Las primeras tres medidas (1-3) son importantes para todos las personas con enfermedad de los riñones. Las últimas dos medidas (4-5) son importantes para si la función de sus riñones disminuye.

Las primeras medidas para comer correctamente

Paso 1: escoja y prepare alimentos con menos sal y sodio

¿Por qué? Para ayudar a controlar su presión arterial. Su dieta debe contener menos de 2300 miligramos de sodio diarios.

  • Compre alimentos frescos. El sodio (una parte de la sal) se añade a muchos alimentos preparados o empacados que compra en el supermercado o en los restaurantes.
  • Cocine los alimentos desde cero en lugar de comer alimentos preparados, comidas "rápidas", alimentos congelados y enlatados que son altos en sodio. Cuando prepara su propia comida, usted controla lo que le pone.
  • Use especias, hierbas y condimentos libres de sodio en lugar de la sal.
  • Revise el sodio en la etiqueta de la Información Nutricional de los empaques de comida. Un valor diario de 20 por ciento o más significa que el alimento es alto en sodio.
  • Pruebe las versiones bajas en sodio de las comidas congeladas y otros alimentos fáciles de preparar.
  • Lave con agua los vegetales, frijoles, carnes y pescados enlatados antes de comerlos.

Busque las etiquetas en los alimentos que tengan palabras como libre de sodio o libre de sal; o bajo en sodio, sodio reducido, o sin sal o sodio; o ligeramente salado.

Ejemplo de una etiqueta de información nutricional que muestra un valor del porcentaje diario de 5 por ciento de sodio por porción.
Busque el sodio en la etiqueta de los alimentos. Una etiqueta que muestre un Porcentaje del valor diario de 5% o menos es bajo en sodio. También busque la cantidad de grasas saturadas y trans en la lista de la etiqueta.

Paso 2: coma la cantidad y el tipo correcto de proteínas

¿Por qué? Para ayudar a proteger sus riñones. Cuando su cuerpo usa proteínas, produce desechos. Sus riñones eliminan este desecho. Comer más proteínas de las que necesita puede hacer que sus riñones trabajen más.

  • Coma porciones pequeñas de alimentos proteicos.
  • Las proteínas se encuentran en los alimentos que provienen de plantas y animales. La mayoría de las personas comen ambos tipos de proteínas. Hable con su dietista sobre cómo escoger la combinación correcta de proteínas para usted.

Alimentos con proteína animal:

  • Pollo
  • Pescado
  • Carne
  • Huevos
  • Lácteos

Una porción cocida de pollo, pescado o carne es alrededor de 2 a 3 onzas o casi el tamaño de un mazo de cartas. Una porción de alimentos lácteos es ½ taza de leche o yogurt o una rebanada de queso.

Alimentos con proteína vegetal:

  • Frijoles
  • Nueces
  • Granos

Una porción cocida de frijoles es casi de ½ taza y una porción de nueces es ¼ de taza. Una porción de pan es una sola rebanada y una porción de arroz cocido o fideos cocidos es ½ taza.

Paso 3: escoja los alimentos que son saludables para su corazón

¿Por qué? Para ayudar a evitar que la grasa se acumule en sus vasos sanguíneos, corazón y riñones. Así como también para ayudar a evitar que la grasa se acumule en sus vasos sanguíneos, corazón y riñones.

  • Alimentos a la parrilla, asado, rostizado o salteados en lugar de fritos.
  • Cocine con aceite en aerosol antiadherente o una pequeña cantidad de aceite de oliva en lugar de mantequilla.
  • Elimine la grasa de la carne y remueva la piel de las aves antes de comerlas.
  • Trate de limitar las grasas saturadas y trans. Lea la etiqueta de los alimentos.

Alimentos saludables para el corazón:

  • Cortes de carne magra, tales como lomito o rueda
  • Aves sin piel
  • Pescado
  • Frijoles
  • Vegetales
  • Frutas
  • Leche, yogurt y queso semidescremados o descremados.
Foto de una pareja de ancianos haciendo una comida saludable para el corazón.
Escoja alimentos saludables para el corazón para ayudar a proteger sus vasos sanguíneos, corazón y riñones.

Limite el alcohol
Tome alcohol solo moderadamente: no más de una bebida diaria si es mujer y no más de dos si es hombre. Tomar mucho alcohol puede dañar el hígado, el corazón y el cerebro y producir problemas graves de salud. Pregunte a su médico cuánto alcohol puede tomar de manera segura.

Las siguientes medidas para comer correctamente

A medida que la función de sus riñones disminuye, puede necesitar comer alimentos con menos fósforo y potasio. Su médico ordenará exámenes de laboratorio para evaluar sus niveles de fósforo y potasio en su sangre y puede trabajar con su dietista para ajustar su plan alimenticio.

Paso 4: escoja alimentos y bebidas con menos fósforo

¿Por qué? Para ayudar a proteger sus huesos y vasos sanguíneos. Cuando se padece de enfermedad de los riñones, el fósforo se puede acumular en su sangre. Demasiado fósforo en su sangre extrae el calcio de sus huesos, lo que los hace más delgados, débiles y con mayor probabilidad de romperse. Los niveles elevados de fósforo en la sangre también producen picazón y dolor en los huesos y articulaciones.

  • Muchos alimentos empacados tienen fósforo. Busque el fósforo —o las letras “FOS” o “PHOS,” por sus siglas en inglés— en las etiquetas de los ingredientes.
  • Los embutidos y algunas carnes y aves frescas pueden tener fósforo. Pida al carnicero que lo ayude a escoger carnes frescas sin fósforo añadido.

Su médico puede hablarle sobre tomar un quelante de fosfato con las comidas para disminuir la cantidad de fósforo en la sangre. Un quelante de fosfato es un medicamento que actúa como una esponja que absorbe o se une al fósforo mientras está en el estómago. Gracias a esa unión, el fósforo no pasa a la sangre. En su lugar, su cuerpo lo elimina a través de las heces.

Paso 5: escoja alimentos con la cantidad correcta de potasio

¿Por qué? Para ayudar a que sus nervios y músculos trabajen correctamente. Cuando los niveles de potasio en la sangre están muy altos o muy bajos pueden aparecer problemas. Los riñones dañados permiten que el potasio se acumule en la sangre, lo cual puede ocasionar problemas cardíacos graves. Sus elecciones de alimentos y bebidas pueden ayudarlo a disminuir los niveles de potasio, de ser necesario.

  • Los sustitutos de la sal son altos en potasio. Lea la etiqueta de ingredientes. Revise con su médico el uso de sustitutos de la sal.
  • Drene las frutas y vegetales enlatados antes de comerlos.

Alimentos bajos en potasio

  • Manzanas, duraznos
  • Zanahorias, guisantes
  • Pan blanco y pasta
  • Arroz blanco
  • Leche de arroz (no enriquecida)
  • Arroz cocido y cereales de trigo, sémola
  • Jugo de manzana, uva o arándanos

Alimentos ricos en potasio

  • Naranjas, bananas y jugo de naranja
  • Papas, tomates
  • Arroz integral y salvaje
  • Cereales de salvado de trigo
  • Lácteos
  • Pan y pasta de trigo integral
  • Frijoles y nueces

Alimentos bajos en fósforo

  • Frutas frescas y vegetales
  • Pan, pasta, arroz
  • Leche de arroz (no enriquecida)
  • Cereales de maíz y arroz
  • Refrescos/gaseosas de color claro, tales como los de limón-lima o té helado casero.

Alimentos ricos en fósforo

  • Carne, aves, pescado
  • Cereales de salvado de trigo y avena
  • Lácteos
  • Frijoles, lentejas, nueces
  • Refrescos/gaseosas de color oscuro, coctel de frutas, algunos tés helados enlatados o embotellados que tienen fósforo añadido.

Algunas medicinas también pueden elevar el nivel de potasio. Su médico puede ajustar las medicinas que toma.

Vea e imprima los consejos para personas con la enfermedad de los riñones:

Abril de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.