Definición y hechos de la infección de la vejiga en los niños

En esta sección:

¿Qué es una infección de la vejiga?

La infección de la vejiga es una enfermedad causada generalmente por bacterias. Las infecciones de la vejiga son el tipo de infección de las vías urinarias más común en los niños. Una infección de las vías urinarias puede presentarse en cualquier parte de las vías urinarias, incluso la uretra, la vejiga, los uréteres o los riñones.

Todos los niños sanos tienen algunas bacterias en el organismo y en los intestinos. En ocasiones, las bacterias pueden entrar a la vejiga y causar una infección. Los niños de cualquier edad, incluso los bebés, pueden contraer y desarrollar infecciones de la vejiga.

El organismo del niño tiene maneras de defenderse de las infecciones. Por ejemplo, la orina normalmente fluye desde los riñones hasta la vejiga a través de los uréteres. Las bacterias que entran a las vías urinarias se eliminan cuando el niño orina. Este flujo de orina en un solo sentido previene que las bacterias infecten las vías urinarias. Información adicional sobre las vías urinarias y cómo funcionan.

A veces, las defensas del organismo fallan y las bacterias causan una infección en la vejiga. Si el niño tiene síntomas de una infección de la vejiga o tiene fiebre sin razón aparente, consulte con un profesional de atención médica en un plazo de 24 horas.

Doctora toca suavemente el estómago de una niña que se encuentra en una mesa de exploración.
Las infecciones de la vejiga son comunes en los niños, especialmente en las niñas. El tratamiento rápido es importante para evitar una infección renal.

El tratamiento inmediato para una infección en la uretra o vejiga del niño puede prevenir una infección renal. Se puede presentar una infección renal a partir de una infección que sube a uno o ambos riñones. Por lo general, las infecciones renales son muy dolorosas y pueden ser peligrosas y causar graves problemas de salud; de manera que es importante empezar el tratamiento de inmediato cuando el niño tenga una infección de la vejiga.

Es probable que un profesional de atención médica trate la infección de la vejiga del niño con antibióticos, un tipo de medicamento que combate las bacterias. Es importante que el niño tome cada dosis a su debido tiempo y termine todo el medicamento.

¿Se conoce la infección de la vejiga con otro nombre?

Las infecciones de la vejiga también se conocen como cistitis. Algunas veces, las personas usan el término más general, infección de las vías urinarias, para referirse a una infección de la vejiga, aunque las infecciones de las vías urinarias pueden ocurrir en otras partes del aparato urinario. Una infección de las vías urinarias que afecta los riñones se conoce como pielonefritis.

¿Cuán común son las infecciones de la vejiga en los niños?

Las infecciones de la vejiga son una razón común por la que los niños acuden a consulta con un profesional de atención médica. Cada año, aproximadamente 3 de cada 100 niños desarrollan una infección de las vías urinarias, y la mayoría de estas infecciones son infecciones de la vejiga.1

  • Los bebés menores de 12 meses son más propensos a desarrollar una infección de las vías urinarias que los niños mayores.
  • Durante los primeros meses de vida, las infecciones de las vías urinarias son más comunes en los niños que en las niñas.
  • Al cumplir un año, las niñas son más propensas a desarrollar una infección de las vías urinarias que los niños, y siguen teniendo un mayor riesgo durante la infancia y la adolescencia.2

¿Cuáles niños tienen más probabilidad de desarrollar una infección de la vejiga?

Las niñas son mucho más propensas a desarrollar infecciones de la vejiga que los niños, excepto durante el primer año de vida. Entre los niños menores de 1 año, los que no han sido circuncidados corren un mayor riesgo de una infección de la vejiga. Aún así, la mayoría de los niños que no han sido circuncidados no tendrá una infección de la vejiga.

En general, cualquier afección o hábito que mantenga la orina en la vejiga del niño por mucho tiempo puede causar una infección.

Otros factores que pueden hacer que el niño tenga más probabilidad de desarrollar una infección de la vejiga incluyen:

  • función o hábitos anormales de la vejiga, como
    • vejiga hiperactiva, una afección tratable que a menudo desaparece a medida que el niño crece
    • no vaciar la vejiga completamente
    • esperar mucho tiempo para orinar
  • estreñimiento, menos de dos deposiciones a la semana o deposiciones duras que son dolorosas o difíciles de pasar
  • reflujo vesicoureteral (en inglés), flujo retrógrado de algo de orina de la vejiga a los riñones durante la micción
  • obstrucción urinaria, un problema que limita el flujo normal de la orina, como un cálculo renal o un uréter muy estrecho. En algunos casos, esto puede estar relacionado con un defecto congénito
  • falta de higiene durante la micción o deposición
  • antecedentes familiares de infección de las vías urinarias

Entre las adolescentes, las que son sexualmente activas tienen más probabilidad de contraer una infección de la vejiga.

Por su diferente anatomía, las niñas son mucho más propensas a desarrollar una infección de la vejiga que los niños:

  • Las niñas tienen una uretra más corta que los niños, por lo que las bacterias no tienen que desplazarse tan lejos para llegar a la vejiga y causar una infección.
  • En las niñas, la uretra está más cerca del ano, una fuente de bacterias que puede causar una infección de la vejiga.

¿Cuáles son las complicaciones de las infecciones de la vejiga en los niños?

Es probable que el tratamiento rápido cure la infección de la vejiga del niño sin complicaciones.

Si una infección en la parte inferior de las vías urinarias, como una infección de la vejiga, no se trata adecuadamente, puede causar una infección renal (en inglés). Las infecciones renales que duran mucho tiempo o que vuelven a aparecer repetidamente pueden causar daño permanente en los riñones del niño. Este daño puede incluir cicatrices renales, mal funcionamiento renal, presión arterial alta y problemas durante el embarazo. Los niños pequeños corren un mayor riesgo de daño renal por una infección de las vías urinarias que los niños mayores y los adultos.

En contados casos, una infección renal puede desarrollarse repentinamente y ser potencialmente mortal, especialmente si las bacterias ingresan a la corriente sanguínea, lo que causa una reacción conocida como sepsis o septicemia.

Bibliografía

Abril de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.