Síntomas y causas

¿Cuáles son los síntomas de los cálculos biliares?

Cuando los cálculos biliares obstruyen los conductos biliares, la bilis se acumula en la vesícula biliar y causa un ataque de la vesícula biliar, lo que se conoce también como cólico biliar. Los ataques de la vesícula biliar generalmente causan dolor en la parte superior derecha del abdomen, que dura a veces varias horas. Los ataques de la vesícula biliar a menudo se presentan después de consumir alimentos pesados y generalmente ocurren al atardecer o durante la noche. Si la persona ha tenido un ataque de la vesícula biliar, probablemente tendrá más.

Los ataques de la vesícula biliar generalmente cesan cuando los cálculos biliares se mueven y ya no obstruyen los conductos biliares. Sin embargo, si alguno de los conductos biliares permanece obstruido durante más de unas pocas horas, el paciente puede presentar complicaciones de los cálculos biliares. Los cálculos biliares que no obstruyen los conductos biliares no causan síntomas.

Ilustración de una silueta humana con una vesícula biliar y sus órganos circundantes. Un recuadro muestra la vesícula biliar con cálculos biliares en su interior y los cálculos biliares obstruyendo los conductos biliares.
Cuando aparecen los cálculos biliares que obstruyen los conductos biliares, la bilis se acumula en la vesícula biliar y causa un ataque de la vesícula biliar.

Cálculos biliares silenciosos

La mayoría de las personas con cálculos biliares no tienen síntomas. Los cálculos biliares que no causan síntomas se denominan cálculos biliares silenciosos. Los cálculos biliares silenciosos no suspenden el funcionamiento de la vesícula biliar, el hígado o el páncreas, de manera que no requieren tratamiento.

El paciente debe buscar atención médica de inmediato si tiene un ataque de la vesícula biliar

Debe consultar con el médico de inmediato si tiene estos síntomas durante o después de un ataque de la vesícula biliar:

  • dolor en el abdomen por varias horas
  • náuseas y vómito
  • fiebre, incluso fiebre leve, o escalofríos
  • color amarillento en la piel o en el blanco de los ojos, conocido como ictericia
  • orina de color de té y heces de color claro

Estos síntomas pueden ser signos de una infección grave o inflamación de la vesícula biliar, el hígado o el páncreas. Los síntomas de los cálculos biliares pueden ser similares a los síntomas de otras afecciones, como apendicitis (en inglés), úlceras, pancreatitis (en inglés) y enfermedad por reflujo gastroesofágico, las cuales deben ser tratadas por un médico tan pronto como sea posible.

Si los conductos biliares permanecen obstruidos, pueden presentarse complicaciones de los cálculos biliares. Si se dejan sin tratar, las obstrucciones de los conductos biliares o del conducto pancreático pueden ser mortales.

¿Qué causa los cálculos biliares?

Se pueden formar cálculos biliares si la bilis contiene exceso de colesterol o de bilirrubina, o deficiencia de sales biliares. Los investigadores no entienden completamente por qué ocurren estos cambios en la bilis. Los cálculos biliares también pueden formarse si la vesícula biliar no se vacía por completo o con la suficiente frecuencia. Ciertas personas son más propensas a tener cálculos biliares que otras debido a determinados factores de riesgo para desarrollar cálculos biliares, como la obesidad y ciertos tipos de dieta.

Noviembre de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.