Definición y hechos

¿Qué son los cálculos biliares?

Los cálculos biliares son pedazos de material duro, como piedras, compuestos generalmente de colesterol o bilirrubina, que se forman en la vesícula biliar. Los cálculos biliares pueden variar en tamaño, desde un grano de arena hasta una pelota de golf. La vesícula biliar puede formar un cálculo biliar grande, cientos de piedritas pequeñas o una combinación de piedras pequeñas y grandes.

Cuando los cálculos biliares obstruyen los conductos biliares de las vías biliares, pueden causar dolor repentino en la parte superior derecha del abdomen. Este dolor se denomina ataque de la vesícula biliar o cólico biliar. Si los síntomas continúan y se dejan sin tratar, los cálculos biliares pueden causar complicaciones graves.

Sin embargo, la mayoría de los cálculos biliares no causan obstrucciones ni dolor, lo que se conoce también como cálculos biliares "silenciosos". Los cálculos biliares silenciosos por lo general no requieren tratamiento médico.

Tipos de cálculos biliares

Los dos tipos principales de cálculos biliares son:

  • cálculos de colesterol
  • cálculos de pigmento

Los cálculos de colesterol suelen ser de color amarillo verdoso y están compuestos principalmente de colesterol endurecido. En algunos países, este tipo de cálculo representa aproximadamente el 75 por ciento de los cálculos biliares.1

Los cálculos de pigmento son de color oscuro y están compuestos de bilirrubina. Algunas personas tienen una mezcla de ambos tipos de cálculos.

¿A qué se pueden parecer algunos tipos de cálculos biliares? A piedritas amarillas.
Los cálculos biliares pueden variar en tamaño, desde un grano de arena hasta una pelota de golf.

¿Se conocen los cálculos biliares por otro nombre?

Colelitiasis es el nombre que los médicos a veces usan para referirse a los cálculos biliares.

¿Qué son las vías biliares?

Las vías biliares, formadas por la vesícula biliar y los conductos biliares, ayudan a la digestión al liberar la bilis.

La vesícula biliar es un órgano pequeño con forma de pera que almacena la bilis y se encuentra en la parte superior derecha del abdomen, debajo del hígado.

Los conductos biliares de las vías biliares incluyen los conductos hepáticos, el conducto biliar común y el conducto cístico. Los conductos biliares también transportan toxinas y jugos digestivos del hígado y el páncreas al duodeno.

El hígado produce la bilis, que está compuesta principalmente de colesterol, sales biliares y bilirrubina. La vesícula biliar almacena la bilis hasta que se necesita. Cuando la persona come, el organismo le indica a la vesícula biliar que vacíe la bilis en el duodeno para que se mezcle con los alimentos. Los conductos biliares trasportan la bilis de la vesícula biliar al duodeno.

View full-sized imageIlustración de la anatomía de la vesícula biliar; muestra el hígado, el conducto hepático común, el conducto quístico, el conducto biliar común, el páncreas y el intestino delgado. El recuadro muestra el hígado, los conductos biliares, la vesícula biliar, el páncreas y el intestino delgado.
Las vías biliares, formadas por la vesícula biliar y los conductos biliares, ayudan a la digestión al liberar la bilis.

¿Cuán comunes son los cálculos biliares?

Los cálculos biliares son muy comunes y afectan entre el 10 y el 15 por ciento de la población de los Estados Unidos, que es de aproximadamente 25 millones de personas. Alrededor de una cuarta parte de los casi 1 millón de personas diagnosticadas con cálculos biliares cada año tendrán que ser tratadas, generalmente con cirugía.2

¿Quién tiene más probabilidad de desarrollar cálculos biliares?

Ciertos grupos de personas corren un mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares que otros.3

  • Las mujeres tienen más probabilidad de desarrollar cálculos biliares que los hombres. Las mujeres que tienen exceso de estrógeno en el organismo debido al embarazo, reciben terapia de reemplazo hormonal o toman pastillas anticonceptivas pueden ser más propensas a producir cálculos biliares.
  • Las personas mayores son más propensas a desarrollar cálculos biliares. A medida que las personas envejecen, la posibilidad de desarrollar cálculos biliares aumenta.
  • Las personas con antecedentes familiares de cálculos biliares corren un mayor riesgo.
  • Los indígenas estadounidenses tienen genes que elevan la cantidad de colesterol en la bilis, y tienen la tasa más alta de cálculos biliares en los Estados Unidos.
  • Los estadounidenses de origen mexicano también corren un mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares.
Un indígena norteamericano y una niña.
Los indígenas norteamericanos tienen factores genéticos que los hacen más propensos a desarrollar cálculos biliares.

Personas con ciertas afecciones médicas

Es más probable que una persona desarrolle cálculos biliares si tiene una de las siguientes afecciones médicas:

  • cirrosis, un trastorno por el cual el hígado se descompone lentamente y deja de funcionar debido a una lesión crónica o de larga duración
  • infecciones en los conductos biliares, que también pueden ser el resultado de una complicación de los cálculos biliares
  • anemias hemolíticas, afecciones por las cuales los glóbulos rojos se descomponen continuamente, como la anemia drepanocítica
  • algunas enfermedades intestinales que afectan la absorción normal de nutrientes, como la enfermedad de Crohn
  • concentraciones altas de triglicéridos
  • colesterol HDL bajo
  • síndrome metabólico, que puede también aumentar el riesgo de complicaciones de los cálculos biliares
  • diabetes y resistencia a la insulina

Personas con problemas de salud relacionados con la dieta y el peso

Es más probable una persona desarrolle cálculos biliares si:

  • es obesa, especialmente si es mujer
  • ha adelgazado rápidamente, como en el caso de una cirugía para adelgazar (en inglés)
  • ha seguido una dieta alta en calorías y carbohidratos refinados y baja en fibra

Infórmese más acerca de la dieta y los cálculos biliares.

¿Cuáles son las complicaciones de los cálculos biliares?

Las complicaciones de los cálculos biliares pueden incluir:

  • inflamación de la vesícula biliar
  • daño grave o infección de la vesícula biliar, los conductos biliares o el hígado
  • pancreatitis (en inglés) por cálculos biliares, es decir, inflamación del páncreas debido a una obstrucción por cálculos biliares

Muchas personas no tienen síntomas de cálculos biliares hasta que aparecen las complicaciones.

Si se dejan sin tratar, los cálculos biliares pueden ser mortales. El tratamiento por lo general involucra cirugía para extraer los cálculos biliares.

Bibliografía

Noviembre de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.