El diagnóstico de la enfermedad diverticular

¿Cómo se diagnostican la diverticulosis y la diverticulitis?

Si su médico sospecha que usted tiene diverticulosis o diverticulitis, este puede utilizar su historial médico, realizar un examen físico y pruebas para diagnosticar estas condiciones.

Los médicos también pueden detectar bolsas en la pared del colon cuando realizan pruebas, como rayos X o colonoscopias de rutina, por otras razones.

Historial médico

Su médico le preguntará acerca de su historial médico, esto incluye su:

  • Patrón de movimientos intestinales
  • Dieta
  • Salud
  • Medicinas
  • Síntomas

Examen físico

Su médico le realizará un examen físico que puede incluir un examen rectal digital. Durante un examen rectal digital, su médico le pedirá que se incline sobre una mesa o se acueste de lado mientras mantiene las rodillas cerca de su pecho. Después de ponerse un guante, el médico desliza un dedo lubricado en su ano para comprobar si hay dolor, sangrado, hemorroides u otros problemas.

¿Qué pruebas usan los médicos para diagnosticar la diverticulosis y la diverticulitis?

Su médico puede usar las siguientes pruebas para ayudar a diagnosticar la diverticulosis y la diverticulitis:

Prueba de sangre

Un profesional de la salud le puede tomar una muestra de sangre y enviarla a un laboratorio para detectar inflamación o anemia.

Exploración TC

Una exploración con tomografía computarizada (TC) utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para crear imágenes de su tracto gastrointestinal (GI).

Un técnico en rayos X realiza el procedimiento en un centro ambulatorio o en un hospital. Un radiólogo lee y hace informes sobre las imágenes. No necesita anestesia para este procedimiento.

Para hacer una tomografía computarizada, un profesional de la salud puede darle una solución para beber y una inyección de un colorante especial, llamado medio de contraste. Un medio de contraste hace que las estructuras dentro de su cuerpo sean más fáciles de ver durante el procedimiento. Usted se acostará en una camilla que entra en un dispositivo con forma de túnel que toma los rayos x. Una tomografía computarizada de su colon es la prueba más común que realizan los doctores para diagnosticar la diverticulosis y la diverticulitis.

Serie gastrointestinal inferior

Una serie GI inferior, también llamada enema de bario, es un procedimiento en el que un médico utiliza rayos X y un líquido llamado bario para ver su intestino grueso. El bario hará que su intestino grueso sea más visible en rayos X.

Un técnico en rayos X y un radiólogo realizan una serie GI inferior en un hospital o en un centro ambulatorio. Un profesional de la salud le dará instrucciones escritas sobre la preparación del intestino que debe seguir en su casa antes del procedimiento. No necesita anestesia para este procedimiento.

Para el procedimiento, se le pedirá que se recueste sobre una mesa mientras el radiólogo inserta un tubo flexible en el ano y el intestino grueso se llena con bario. Será necesario que permanezca inmóvil en varias posiciones mientras que el radiólogo y el técnico toman las imágenes de los rayos X y, posiblemente, un vídeo de los rayos X, llamado fluoroscopia. Si existen bolsas en el colon, aparecerán en los rayos X.

Colonoscopia

La colonoscopia es un procedimiento en el que un médico utiliza un tubo largo, flexible y estrecho con una luz y una pequeña cámara en un extremo, llamado colonoscopio o endoscopio, para mirar dentro de su recto y colon.

Un especialista capacitado realiza una colonoscopia en un hospital o en un centro ambulatorio. Un profesional de la salud le dará instrucciones escritas sobre la preparación del intestino que debe seguir en su casa antes del procedimiento. Usted recibirá sedantes, anestesia o medicamentos para el dolor durante el procedimiento.

Durante la colonoscopia, se le pedirá que se recueste sobre una mesa mientras el doctor inserta un colonoscopio en su ano y lo guía lentamente a través de su recto y hacia el colon. Los médicos pueden usar la colonoscopia para confirmar un diagnóstico de diverticulosis o diverticulitis y descartar otros trastornos, tales como cáncer

Mayo de 2016
Share

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.