Tratamiento para la enfermedad diverticular

¿Cómo los médicos tratan la diverticulosis?

El objetivo del tratamiento de la diverticulosis es prevenir que las bolsas causen síntomas o problemas. El médico puede recomendar los siguientes tratamientos.

Dieta rica en fibra

Aunque una dieta rica en fibra puede que no prevenga la diverticulosis, esta puede ayudar a prevenir los síntomas o problemas en personas que ya tienen diverticulosis. Un médico puede sugerirle que lentamente incremente la cantidad fibra en su dieta para reducir las probabilidades de tener gases y dolor en su abdomen. Conozca más sobre las comidas ricas en fibra.

Suplementos de fibra

Su médico puede recomendarle que tome productos con fibra como la metilcelulosa (Citrucel) o psyllium (Metamucil) de una a tres veces al día. Estos productos están disponibles en forma de polvos, píldoras u obleas y proporcionan de 0.5 a 3.5 gramos de fibra por dosis. Debe tomar los productos de fibra con al menos 8 onzas de agua.

Medicinas

Algunos estudios sugieren que tomar mesalazina (Asacol) todos los días o en ciclos puede ayudar a reducir los síntomas que la diverticulosis pueda producir, como dolor en el abdomen o distensión abdominal. Los estudios sugieren que el antibiótico rifaximina (Xifaxan) también puede ayudar con los síntomas de la diverticulosis.

Probióticos

Algunos estudios muestran que los probióticos pueden ayudar con los síntomas de la diverticulosis y a prevenir la diverticulitis.5 Sin embargo, los investigadores todavía están estudiando este tema. Los probióticos son bacterias vivas como las que se producen normalmente en su estómago e intestinos. Puede encontrar los probióticos en los suplementos dietéticos, en forma de cápsulas, tabletas y en polvo, y en algunos alimentos, como el yogur.

Por razones de seguridad, hable con su médico antes de usar probióticos o cualquier medicina complementaria o alternativa o prácticas médicas.

¿Cómo los médicos tratan el sangrado diverticular?

El sangrado diverticular es inusual. Si tiene sangrado, puede ser grave. En algunas personas, el sangrado puede detenerse por sí solo y puede no requerir tratamiento. Sin embargo, si tiene sangrado desde su recto, incluso una pequeña cantidad, debe acudir al médico de inmediato.

Para encontrar el lugar del sangrado y detenerlo, el médico puede realizar una colonoscopia. Su médico también puede utilizar una tomografía computarizada (TC) o un angiograma para encontrar el lugar del sangrado. Un angiograma es un tipo especial de rayos X en el que el médico inserta un tubo delgado y flexible a través de una arteria grande, a menudo de su ingle, hasta la zona del sangrado.

Resección de colon

Si su sangrado no se detiene, un cirujano puede realizar una cirugía abdominal con una resección de colon. Durante una resección de colon, el cirujano extrae la parte afectada de su colon y une los extremos restantes de su colon. Recibirá anestesia general para este procedimiento.

En algunos casos, durante una resección de colon, puede que no sea seguro para el cirujano unir los extremos de su colon de forma inmediata. En este caso, el cirujano realiza una colostomía temporal. Varios meses después, en una segunda cirugía, el cirujano vuelve a unir los extremos de su colon y cierra la abertura de su abdomen.

¿Cómo los médicos tratan la diverticulitis?

Si tiene diverticulitis con síntomas leves y ningún otro problema, el médico puede recomendarle que descanse, tome antibióticos orales y siga una dieta líquida durante cierto tiempo. Si sus síntomas mejoran después de unos días, el médico recomendará agregar gradualmente alimentos sólidos en su dieta.

Es probable que los casos graves de diverticulitis que se producen con rapidez y causan complicaciones requieran de hospitalización e involucren el uso de antibióticos intravenosos (IV). Algunos días sin comida ni bebida ayudarán a que su colon descanse.

Si el periodo sin comida ni bebida dura más que unos pocos días, su médico le puede dar una mezcla de alimentación líquida IV. La mezcla contiene:

  • Carbohidratos
  • Proteínas
  • Grasas
  • Vitaminas
  • Minerales
Un médico hablando con un paciente que está tumbado en una cama de hospital
Es probable que los casos graves de diverticulitis requieran de hospitalización

¿Cómo los médicos tratan las complicaciones de la diverticulitis?

Su médico puede recomendar lo siguiente para tratar las complicaciones de la diverticulitis:

Abscesos

Su médico puede necesitar drenar un absceso si este es grande o no se cura con antibióticos.

Perforación

Si usted tiene una perforación, es probable que necesite una cirugía para arreglar la abertura o agujero. Puede necesitar cirugía adicional para extraer una pequeña parte de su colon si el cirujano no puede reparar la perforación.

Peritonitis

La peritonitis requiere de cirugía inmediata para limpiar la cavidad abdominal. Es posible que necesite una resección de colon posterior a la culminación de un tratamiento con antibióticos. También puede necesitar una transfusión de sangre si ha perdido mucha sangre. Sin un tratamiento rápido, la peritonitis puede ser letal.

Fístula

Los cirujanos pueden corregir una fístula realizando una resección de colon y eliminando la fístula.

Obstrucción intestinal

Si el intestino grueso está completamente bloqueado, necesitará una cirugía de emergencia, con la posibilidad de una resección de colon. El bloqueo parcial no es una emergencia, por lo que puede programar la cirugía u otros procedimientos correctivos.

Referencias

Mayo de 2016
Share

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK desea agradecer a:
Lisa L. Strate, M.D., M.P.H., University of Washington School of Medicine, Harborview Medical Center

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.