Síntomas y causas de las úlceras pépticas (úlceras gástricas)

En esta sección:

¿Cuáles son los síntomas de una úlcera péptica?

El síntoma más común de una úlcera péptica es un dolor sordo o ardor en el estómago. La persona puede sentir el dolor en cualquier parte entre el ombligo y el esternón. Con más frecuencia el dolor:

  • ocurre cuando el estómago está vacío, como entre comidas o durante la noche
  • se alivia brevemente si la persona come o si toma antiácidos
  • dura de minutos a horas
  • aparece y desaparece por varios días, semanas o meses

Algunos síntomas menos comunes podrían incluir:

  • distensión abdominal
  • eructos
  • sensación de malestar estomacal
  • inapetencia
  • vómito
  • adelgazamiento

Incluso si los síntomas son leves, la persona podría tener una úlcera péptica y debe acudir a consulta con el médico para hablar sobre sus síntomas. Si se deja sin tratar, la úlcera péptica puede empeorar.

Mujer con dolor agarrándose el estómago El síntoma más común de las úlceras pépticas es un dolor sordo o ardor en el estómago.

¿Qué causa una úlcera péptica?

Las causas de las úlceras pépticas incluyen:

  • el uso a largo plazo de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como aspirina e ibuprofeno
  • una infección por la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori)
  • tumores cancerosos y no cancerosos poco comunes en el estómago, el duodeno o el páncreas, conocido como Síndrome de Zollinger-Ellison (en inglés)

Algunas veces los medicamentos antiinflamatorios no esteroides y la bacteria H. pylori causan las úlceras pépticas.

¿Cómo causan los medicamentos antiinflamatorios no esteroides una úlcera péptica?

Para comprender cómo los medicamentos antiinflamatorios no esteroides causan una úlcera péptica, es importante comprender cómo funcionan estos medicamentos. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides reducen el dolor, la fiebre, la inflamación o la hinchazón.

Todos tenemos dos enzimas que producen sustancias químicas en las células del organismo que promueven el dolor, la inflamación y la fiebre. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides funcionan bloqueando o reduciendo la cantidad de estas enzimas que el organismo produce. Sin embargo, una de las enzimas también produce otro tipo de sustancia química que protege el revestimiento del estómago del ácido gástrico y ayuda a controlar el sangrado. Cuando los medicamentos antiinflamatorios no esteroides bloquean o reducen la cantidad de esta enzima en el organismo, aumentan también la probabilidad de desarrollar una úlcera péptica.

¿Cómo puede el H. pylori causar una úlcera péptica y una enfermedad ulcerosa péptica?

El H. pylori es un tipo de bacteria en forma de espiral que causa una enfermedad ulcerosa péptica al dañar la capa mucosa que protege el revestimiento del estómago y del duodeno. Una vez que el H. pylori ha dañado la capa mucosa, el fuerte ácido gástrico puede pasar al revestimiento sensible. Tanto el ácido gástrico como el H. pylori irritan el revestimiento del estómago o del duodeno y causan una úlcera péptica.

¿Cómo los tumores derivados del síndrome de Zollinger-Ellison causan las úlceras pépticas?

El síndrome de Zollinger-Ellison es un trastorno poco común que se presenta cuando se forman uno o más tumores en el páncreas y el duodeno. Los tumores liberan grandes cantidades de gastrina, una hormona que hace que el estómago produzca grandes cantidades de ácido. El exceso de ácido hace que se formen úlceras pépticas en el duodeno y en la parte superior del intestino.

¿Cuándo debe una persona llamar o acudir al médico?

La persona debe llamar o acudir al médico de inmediato si:

  • se siente débil o se desvaneció
  • tiene dificultad para respirar
  • vomita sangre roja o el vómito parece granos de café
  • tiene sangre roja en las heces o las heces son negras
  • tiene dolor de estómago repentino y agudo que no desaparece

Estos síntomas pueden ser signos de que una úlcera péptica ha causado un problema más grave.

Hombre hablando por teléfono agarrándose el estómago La persona debe llamar al médico si el dolor empeora.
Noviembre de 2014
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.