Fístulas colónicas y anorrectales

En esta sección:

¿Qué son las fístulas colónicas y anorrectales?

Una fístula es un pasaje anormal, o túnel, en el organismo. Una fístula interna es un túnel anormal entre dos órganos internos. Una fístula externa es un túnel anormal entre un órgano interno y el exterior.

Una fístula colónica es un túnel anormal desde el colon hasta la superficie de la piel o hasta un órgano interno como la vejiga, el intestino delgado o la vagina.

Una fístula anorrectal es un túnel anormal desde el ano o recto hasta la superficie de la piel alrededor del ano. Las mujeres pueden tener fístulas rectovaginales, que son fístulas anorrectales entre el ano o el recto y la vagina.

¿Cuán comunes son las fístulas colónicas y anorrectales?

Las fístulas colónicas son muy poco comunes y podrían ocurrir como una complicación de la cirugía o de una afección como diverticulitis, enfermedad de Crohn o cáncer.

Los estudios realizados en Europa han encontrado que aproximadamente 1 o 2 de cada 10,000 personas tienen fístulas anorrectales.13 Cualquier persona puede desarrollar una fístula anorrectal, que generalmente comienza como una infección en un glándula dentro del ano. Las fístulas anorrectales tienen más probabilidad de ocurrir en personas que han tenido un absceso anorrectal o con enfermedad de Crohn.

Las fístulas anorrectales son más comunes en hombres que en mujeres. Si bien las fístulas anorrectales pueden ocurrir en personas de cualquier edad, la edad promedio de las personas con fístulas anorrectales es de aproximadamente 40 años.13,14

¿Cuáles son las complicaciones de las fístulas colónicas y anorrectales?

Fístula colónica

Las fístulas colónicas pueden causar complicaciones como:

  • problemas con el equilibrio de líquidos y electrolitos en el organismo, como deshidratación o bajas concentraciones de ciertos electrolitos
  • desnutrición
  • infecciones, como infecciones del conducto urinario
  • peritonitis, una inflamación del revestimiento de la cavidad abdominal
  • abscesos, que son áreas llenas de pus dolorosas e inflamadas, causados por infecciones
  • septicemia, una enfermedad grave que se presenta cuando el organismo tiene una abrumadora respuesta del sistema inmunitario a una infección

Fístula anorrectal

Las fístulas anorrectales causan infecciones y abscesos alrededor del ano, pero en muy pocas ocasiones causan infección grave. En muy raras ocasiones, se podría desarrollar cáncer en una fístula anorrectal.

¿Cuáles son los síntomas de las fístulas colónicas y anorrectales?

Se debe consultar con el médico si aparece algún síntoma de una fístula colónica o anorrectal.

Fístula colónica

Los síntomas de la fístula colónica varían, dependiendo de la ubicación de la fístula. El contenido del colon puede ingresar a la fístula y pasar al otro extremo, que podría estar en la piel o en un órgano interno.

Los síntomas de la fístula colónica podrían incluir líquido, heces y gases pasando:

  • a través de una abertura en la piel
  • en la orina
  • a través de la vagina

Una fístula que conecta el colon con otra parte de los intestinos podría causar síntomas como:

  • diarrea
  • dolor en el abdomen
  • adelgazamiento

En algunos casos, las fístulas colónicas no causan síntomas.

Fístula anorrectal

Los síntomas de una fístula anorrectal podrían incluir:

  • drenaje de pus desde una abertura en la piel alrededor del ano
  • hinchazón y dolor cerca del ano que podría aparecer y desaparecer, a veces con enrojecimiento o fiebre
  • dolor anal

En las mujeres, una fístula rectovaginal podría causar síntomas como el paso de heces o gases a través de la vagina.

¿Qué causa las fístulas colónicas y anorrectales?

La mayoría de las fístulas colónicas y anorrectales se adquieren, es decir, que no están presentes al nacer y se desarrollan en algún momento de la vida.

Fístula colónica

La causa más común de las fístulas colónicas es la cirugía abdominal. Las enfermedades que causan inflamación del tubo digestivo, como la enfermedad de Crohn y la enfermedad diverticular, pueden también causar la formación de fístulas. Otras causas incluyen cáncer, radioterapia y traumatismo o lesión en el abdomen.

Profesionales de atención médica hablando con un paciente en una cama de hospital
La causa más común de las fístulas colónicas es la cirugía abdominal

Fístula anorrectal

Los abscesos anorrectales, causados por infecciones de las glándulas anales, son la causa más común de las fístulas anorrectales.

Ciertos problemas de salud también pueden causar fístulas anorrectales, como la enfermedad de Crohn, el cáncer y algunas infecciones como tuberculosis y VIH. La lesión en el área anorrectal debido a cirugía, parto, lesión o radioterapia también puede causar fístulas anorrectales.

¿Cómo diagnostican los médicos las fístulas colónicas y anorrectales?

Los médicos diagnostican las fístulas colónicas y anorrectales con base en los síntomas y la historia clínica, el examen físico y las pruebas de diagnóstico por la imagen.

Historia clínica

El médico preguntará acerca de los síntomas y antecedentes de afecciones que podrían causar fístulas, como cirugía abdominal, enfermedad de Crohn, enfermedad diverticular, radioterapia o lesión.

Examen físico

El médico examinará la sensibilidad o el dolor en el abdomen y podría usar un estetoscopio para escuchar los sonidos dentro del abdomen. También examinará cualquier abertura en la piel para determinar si podría tener una fístula colónica externa.

Para verificar si hay una fístula anorrectal, el médico revisará la piel alrededor del ano en busca de aberturas anormales, dolor y señales de inflamación o infección. También podría hacer un examen rectal digital y una anoscopia o una proctoscopia para examinar el interior del ano y el recto.

Pruebas de diagnóstico por la imagen

Los médicos podrían usar varias pruebas de diagnóstico por la imagen diferentes para diagnosticar o examinar las fístulas colónicas o anorrectales. El tipo de prueba depende de la ubicación sospechosa de la fístula. Las pruebas podrían incluir:

Los médicos pueden ordenar pruebas adicionales para detectar complicaciones o diagnosticar afecciones que pueden causar fístulas, como la enfermedad de Crohn o el cáncer. Si la fístula se conecta a un órgano interno, como la vejiga, el intestino delgado o la vagina, los médicos podrían ordenar pruebas adicionales para examinar estos órganos.

¿Cómo tratan los médicos las fístulas colónicas y anorrectales?

Fístula colónica

Algunas fístulas colónicas se cerrarán solas sin cirugía. El médico podría solamente tratar o prevenir cualquier complicación para ayudar a que la fístula sane. Dependiendo de las necesidades del paciente, el médico podría:

  • darle líquidos y electrolitos
  • darle soporte nutricional, que podría incluir nutrición parenteral total (nutrición intravenosa) o nutrición enteral (el paciente recibe alimentos líquidos a través de un tubo colocado en la nariz, el estómago o el intestino delgado)
  • recetarle antibióticos y drenar cualquier absceso para tratar la infección
  • proteger la piel del líquido que sale de la fístula si la fístula es externa

Si no es probable que la fístula cierre espontáneamente, los médicos hacen una cirugía para cerrarla.

Fístula anorrectal

Los médicos suelen tratar las fístulas anorrectales con cirugía. La mayoría de las fístulas anorrectales no cierran si no se hace una cirugía; sin embargo, algunas fístulas rectovaginales pueden cerrarse solas. Si la paciente tiene una fístula rectovaginal, el médico podría recomendarle retrasar la cirugía para ver si la fístula cierra.

Si tiene una fístula anorrectal con un absceso, el médico drenará el absceso para tratar la infección. En algunos casos, los médicos podrían recetar antibióticos para tratar la infección.

Bibliografía

Agosto de 2019
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.