El diagnóstico de la enfermedad celíaca

¿Cómo se diagnostica la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca puede ser difícil de diagnosticar debido a que algunos de sus síntomas son similares a los síntomas de otras enfermedades como el síndrome del intestino irritable (SII) y la intolerancia a la lactosa. Su médico puede diagnosticar la enfermedad celíaca a través de la historia clínica, antecedentes familiares, examen físico y exámenes como análisis de sangre, pruebas genéticas, y biopsia.

Historia clínica y antecedentes familiares

Su médico le pedirá información sobre la salud de su familia, específicamente si alguien en su familia tiene antecedentes de enfermedad celíaca.

Un médico que conversa con un paciente
Su médico le pedirá información sobre la salud de su familia.

Examen físico

Durante un examen físico, el médico suele:

  • revisar si tiene erupción o desnutrición: una afección que se presenta cuando no recibe suficientes vitaminas, minerales y otros nutrientes que se necesitan para estar sano
  • escuchar los sonidos en su abdomen utilizando un estetoscopio
  • palpar el abdomen para determinar si hay dolor, sensación de llenura o hinchazón

Examen dental

Para algunas personas, una visita al dentista puede ser el primer paso para descubrir la enfermedad celíaca. Los defectos en el esmalte dental, tales como manchas blancas, amarillas o marrones, son un problema muy común en las personas con enfermedad celíaca, especialmente en los niños. Estos defectos pueden ayudar a los dentistas y otros profesionales de la salud a identificar la enfermedad celíaca.

¿Qué exámenes usan los médicos para diagnosticar la enfermedad celíaca?

Análisis de sangre

Un profesional de la salud toma una muestra de sangre y la envía a un laboratorio para realizar la prueba de anticuerpos comunes en la enfermedad celíaca. Si los resultados del análisis de sangre son negativos y su médico sigue sospechando la presencia de la enfermedad celíaca, es probable que pida más análisis de sangre.

Pruebas genéticas

Si una biopsia y otros análisis de sangre no confirman claramente la enfermedad celíaca, el médico puede pedir exámenes de sangre para verificar si hay determinados cambios o variantes genéticos.4 Es muy poco probable que tenga la enfermedad celíaca si estas variantes genéticas no están presentes. Sin embargo, tener estas variantes no es suficiente para diagnosticar la enfermedad celíaca, ya que también son comunes en personas sin la enfermedad. De hecho, la mayoría de las personas con estos genes nunca padecerán la enfermedad celíaca.

Biopsia intestinal

Si los análisis de sangre sugieren que tiene enfermedad celíaca, su médico le realizará una biopsia para estar seguro. Durante una biopsia, el médico extrae una pequeña porción de tejido del intestino delgado durante un procedimiento llamado endoscopia del tracto gastrointestinal superior.

Biopsia de la piel

Si un médico sospecha que usted tiene dermatitis herpetiforme, realizará una biopsia de piel. Para esto, el médico extrae pequeñas porciones de tejido de la piel para examinarlas con un microscopio.

El médico examina el tejido de la piel en busca de anticuerpos comunes en la enfermedad celíaca. Si el tejido de la piel tiene los anticuerpos, el médico le realizará análisis de sangre para confirmar la enfermedad celíaca. Si la biopsia de piel y los exámenes de sangre sugieren la presencia de la enfermedad celíaca, puede que no necesite una biopsia intestinal.

¿Los médicos haces despistajes de la enfermedad celíaca?

Los despistajes consisten en la realización de pruebas de enfermedades cuando no se tiene síntomas. Los médicos en los Estados Unidos no suelen hacer despistajes de la enfermedad celíaca. Sin embargo, los parientes de sangre de personas con enfermedad celíaca y las personas con diabetes tipo 1 deben hablar con su médico acerca de sus posibilidades de contraer la enfermedad.

Muchos investigadores recomiendan las pruebas de detección rutinaria de la enfermedad celíaca a todos los miembros de la familia, como padres y hermanos.5 Sin embargo, las pruebas genéticas de detección rutinarias no suelen ser útiles en el diagnóstico de la enfermedad celíaca.

Referencias

Junio de 2016
Share

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.