Intolerancia a la lactosa

Ver o imprimir todas las secciones

Definición y hechos

Si una persona sufre de intolerancia a la lactosa, tiene síntomas digestivos como hinchazón o distensión abdominal, diarrea y gases después de consumir alimentos o bebidas que contienen lactosa. La intolerancia a la lactosa puede afectar la salud si impide que una persona obtenga suficientes nutrientes, como calcio y vitamina D.

Síntomas y causas

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa pueden incluir hinchazón o distención abdominal, diarrea, gases, náuseas y dolor en el abdomen. La intolerancia a la lactosa es causada por la malabsorción de lactosa, una afección en la cual el intestino delgado produce concentraciones bajas de lactasa y no puede digerir toda la lactosa que una persona come o bebe.

Diagnóstico

Para diagnosticar la intolerancia a la lactosa, el médico le preguntará al paciente sobre sus síntomas, su historia clínica y familiar, y sus hábitos alimenticios. El médico puede realizar un examen físico y pruebas médicas para ayudar a diagnosticar la intolerancia a la lactosa o para detectar otros problemas de salud.

Tratamiento

Los síntomas de intolerancia a la lactosa se pueden controlar cambiando la dieta para limitar o evitar los alimentos que contienen lactosa. Es posible que algunas personas necesiten solo limitar la lactosa, mientras que otras necesiten evitar la lactosa por completo. El uso de productos de lactasa puede ayudar a algunas personas a controlar los síntomas.

Alimentación, dieta y nutrición

Se debe hablar con el médico o dietista sobre cómo cambiar la dieta para ayudar a controlar los síntomas de intolerancia a la lactosa y asegurar que se están obteniendo suficientes nutrientes. Es posible que una persona deba reducir la cantidad de lactosa que come o bebe. La mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa pueden comer o beber un poco de lactosa sin tener síntomas.

Ensayos clínicos

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés) y otras organizaciones de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés) conducen y ayudan en la investigación de muchas enfermedades y afecciones médicas.

Enfermedades y afecciones relacionadas

El aparato digestivo y su funcionamiento

El sistema digestivo está formado por el tracto gastrointestinal (GI), también llamado el tracto digestivo y el hígado, el páncreas y la vesícula biliar. El tracto gastrointestinal es una serie de órganos huecos unidos en un tubo retorcido y largo desde la boca hasta el ano.

Idiomas adicionales

  • Este contenido también está disponible en Inglés

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

El NIDDK quisiera agradecer a: Rachel Fisher, M.S., M.P.H., R.D., NIDDK Office of Nutrition Research

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.