Diagnóstico de la pancreatitis

¿Cómo diagnostican los médicos la pancreatitis?

Para diagnosticar la pancreatitis y encontrar sus causas, los médicos utilizan:

  • la historia clínica del paciente
  • un examen físico
  • pruebas de laboratorio y pruebas de diagnóstico por la imagen

Un profesional de atención médica le preguntará al paciente:

Durante el examen físico, el profesional de atención médica:

  • le examinará el cuerpo
  • le revisará el abdomen para ver si tiene dolor, hinchazón o sensibilidad
Un profesional de atención médica hablando con un paciente y su esposa en un hospital.
Un profesional de atención médica preguntará acerca de los síntomas e historia clínica del paciente, incluso los medicamentos que está tomando.

¿Qué pruebas usan los profesionales de atención médica para diagnosticar la pancreatitis?

Los profesionales de atención médica pueden usar análisis de laboratorio o pruebas de diagnóstico por la imagen para diagnosticar la pancreatitis y encontrar las causas. El diagnóstico de la pancreatitis crónica puede ser difícil en las primeras etapas. El médico también hará pruebas para determinar otras afecciones con síntomas similares, como úlceras pépticas o cáncer de páncreas.

Análisis de laboratorio

Los análisis de laboratorio para ayudar a diagnosticar la pancreatitis incluyen:

Análisis de sangre. Un profesional de atención médica puede tomar una muestra de sangre del paciente y enviarla a un laboratorio para que la analicen en busca de:

  • altas concentraciones de amilasa y lipasa: enzimas digestivas que se producen en el páncreas
  • alta concentración de glucosa en la sangre, también llamada azúcar en la sangre
  • altas concentraciones de grasas en la sangre, llamadas lípidos
  • signos de infección o inflamación de los conductos biliares, el páncreas, la vesícula biliar o el hígado.
  • cáncer de páncreas

Análisis de heces. El médico puede analizar una muestra de heces para determinar si una persona tiene malabsorción de grasa.

Pruebas de diagnóstico por la imagen

Los profesionales de atención médica también usan pruebas de diagnóstico por la imagen para diagnosticar la pancreatitis. Un técnico realiza la mayoría de estas pruebas en un centro ambulatorio, en el hospital o en el consultorio del médico. No se necesita anestesia, un medicamento para mantener al paciente calmado, para la mayoría de estas pruebas.

Ecografía. Para la ecografía se usa un dispositivo llamado transductor, que emite ondas de sonido seguras e indoloras en los órganos para crear una imagen o una fotografía de su estructura. La ecografía puede encontrar los cálculos biliares.

Tomografía computarizada. Las tomografías computarizadas crean imágenes del páncreas, la vesícula biliar y las vías biliares. Las tomografías computarizadas pueden mostrar pancreatitis o cáncer de páncreas.

Resonancia magnética colangiopancreatográfica. Para la resonancia magnética colangiopancreatográfica se usa una máquina de resonancia magnética para crear imágenes de los órganos y tejidos blandos sin necesidad de rayos x. El médico o un especialista pueden usar esta técnica para examinar el páncreas, la vesícula biliar y los conductos biliares en busca de causas de la pancreatitis.

Una profesional de atención médica hablando con un paciente antes de que ingrese a una máquina de resonancia magnética.
Los profesionales de atención médica usan la resonancia magnética colangiopancreatográfica para examinar el páncreas, la vesícula biliar y los conductos biliares en busca de causas de la pancreatitis.

Ecografía endoscópica. El médico inserta un endoscopio (un tubo delgado y flexible) en la garganta del paciente que pasa a través del estómago al intestino delgado. El médico enciende un accesorio de ultrasonido para crear imágenes del páncreas y los conductos biliares. El médico puede remitir al paciente a un gastroenterólogo para que le haga esta prueba.

Prueba de la función pancreática. El médico puede usar esta prueba para medir cómo responde el páncreas a la secretina, una hormona que produce el intestino delgado. Esta prueba solo se hace en algunos centros en los Estados Unidos.

Noviembre de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.