Diagnóstico de la incontinencia fecal

¿Cómo diagnostican los médicos la incontinencia fecal?

Los médicos usan la historia clínica, el examen físico y algunas pruebas para diagnosticar la incontinencia fecal y sus causas.

Historia clínica

Además de revisar la historia clínica general, el médico puede preguntar:

  • ¿Cuando comenzó la incontinencia fecal?
  • ¿Comenzó la incontinencia fecal después de:
    • el nacimiento de un hijo?
    • un accidente automovilístico?
    • una caída?
    • la aparición de otra enfermedad?
  • ¿Con qué frecuencia se produce la incontinencia fecal?
  • ¿Cuánta materia fecal sale?
  • ¿Es la evacuación líquida o sólida?
  • ¿Tiene una fuerte urgencia de defecar antes de que aparezca la incontinencia fecal?
  • ¿Sabe cuándo tiene que defecar antes de que suceda?
  • ¿Tiene evacuación fecal sin que lo sepa?
  • ¿Tiene escape de heces líquidas o moco?
  • ¿Presenta incontinencia fecal cuando tiene diarrea o estreñimiento?
  • ¿Empeora su incontinencia fecal después de comer?
  • ¿Cree que ciertos alimentos empeoran su incontinencia fecal?
  • ¿Cómo afecta la incontinencia fecal su vida diaria?

El médico puede pedirle al paciente que lleve un registro diario de las heces para ayudar a responder estas preguntas. Un registro diario de las heces es una tabla en la cual se anotan los detalles de las defecaciones diarias. El médico le puede dar un formato de diario de heces que haya creado o el paciente puede crear su propio diario o registrar los detalles de sus movimientos intestinales en una computadora portátil.

El paciente puede sentir vergüenza o timidez a la hora de contestar las preguntas del médico. Sin embargo, el médico no se va a escandalizar ni a sorprender. Mientras más detalles y ejemplos pueda dar acerca del problema, más lo podrá ayudar. Se puede desempeñar un papel activo en el diagnóstico hablando abierta y honestamente con el médico.

Una paciente contestando las preguntas del médico.
El paciente puede sentir vergüenza o timidez a la hora de contestar las preguntas del médico, pero el médico no se va a escandalizar ni a sorprender por las respuestas.

Examen físico

El médico le hará un examen físico, que incluirá:

  • examen rectal digital
  • examen pélvico: un examen para comprobar si los órganos reproductores internos femeninos están normales mediante la palpación de su forma y tamaño

¿Qué exámenes usan los médicos para diagnosticar la incontinencia fecal?

Exámenes de laboratorio

El médico puede solicitar uno o más de los siguientes exámenes de laboratorio para buscar signos de ciertas enfermedades y afecciones que puedan estar causando la incontinencia fecal.

  • Exámenes de sangre (en inglés) que pueden mostrar signos de anemia, inflamación e infección.
  • El examen coprológico puede mostrar la presencia de sangre y signos de inflamación e infección.
  • Los exámenes de orina pueden mostrar signos de enfermedades como la diabetes tipo 2.

Exámenes de la función intestinal

El médico puede hacer uno o más de los siguientes exámenes para ver qué tan bien están funcionando los músculos y nervios del ano, piso pélvico y recto:

  • manometría anorrectal: una prueba que verifica qué tan sensible es el recto, cómo funciona y qué tan bien funcionan los esfínteres del ano
  • defecografía: una radiografía de la zona que rodea el ano y el recto para ver qué tan bien puede retener y liberar las heces
  • electromiografía: una prueba que verifica qué tan bien están funcionando los músculos y nervios del ano y el piso pélvico

Endoscopia

El médico puede realizar una endoscopia para ver el interior del ano, recto y colon para detectar signos de inflamación del tracto digestivo y problemas que puedan estar causando incontinencia fecal. Las endoscopias para la incontinencia fecal incluyen:

Imágenes diagnósticas

Para buscar problemas en el ano, el piso pélvico o el recto que pueden estar causando la incontinencia fecal, el médico puede realizar un examen de imágenes diagnósticas como:

Julio de 2017
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.