Sigmoidoscopia flexible

En esta página:

¿Qué es la sigmoidoscopia flexible?

La sigmoidoscopia flexible es un procedimiento en el cual un profesional médico especializado utiliza un tubo delgado y flexible con una cámara liviana y diminuta en un extremo, llamado sigmoidoscopio o endoscopio, para examinar el interior del recto y el colon inferior, conocido también como colon sigmoide y el colon descendente. La sigmoidoscopia flexible puede mostrar tejido irritado o inflamado, úlceras, pólipos y cáncer.

Ilustración de las diferentes partes del colon. Los profesionales médicos especializados usan la sigmoidoscopia flexible para observar el interior del recto y la parte inferior del colon, incluidos el colon sigmoide y el colon descendente.

¿Para qué usan los médicos la sigmoidoscopia flexible?

Una sigmoidoscopia flexible puede ayudarle al médico a encontrar la causa de síntomas inexplicables, como:

  • sangrado del ano
  • cambios en la actividad intestinal, como diarrea
  • dolor abdominal
  • adelgazamiento sin razón aparente

Los médicos también usan la sigmoidoscopia flexible como herramienta para la detección de pólipos en el colon y del cáncer colorrectal. Las pruebas de detección pueden encontrar enfermedades en su etapa temprana, cuando el médico tiene una mejor probabilidad de curar la enfermedad.

Detección del cáncer colorrectal

El médico le recomendará al paciente que se haga una prueba de detección del cáncer colorrectal a los 50 años de edad si no tiene problemas de salud u otros factores que lo hagan más propenso a desarrollar cáncer de colon.1

Entre los factores que hacen a una persona más propensa a desarrollar cáncer colorrectal se incluyen:

  • antecedentes familiares de pólipos o cáncer de colon o del recto
  • antecedente personal de enfermedad intestinal inflamatoria, como colitis ulcerativa (en inglés) o enfermedad de Crohn
  • otros factores, como sobrepeso o fumar.

Si el paciente tiene más probabilidad de desarrollar cáncer colorrectal, el médico puede recomendarle una prueba de detección a una edad más temprana, y es posible que necesite hacerse las pruebas con más frecuencia.

Si el paciente tiene más de 75 años de edad, debe consultar con el médico si debe someterse a una prueba de detección. Para información adicional, lea las pautas actualizadas para la detección del cáncer colorrectal (en inglés) del Grupo de trabajo sobre servicios de prevención de los Estados Unidos (USPSTF, por sus siglas en inglés).

La mayoría de los médicos recomiendan la colonoscopía para detectar el cáncer de colon porque con la colonoscopía se puede observar el colon completo y extirpar los pólipos del colon. Sin embargo, la preparación y el procedimiento de una sigmoidoscopia flexible pueden tomar menos tiempo y es posible que el paciente no necesite anestesia. Los proveedores de atención médica pueden combinar la sigmoidoscopia flexible con otras pruebas.

Si durante una sigmoidoscopia flexible el médico encuentra tejido anormal o uno o más pólipos, el paciente deberá someterse a una colonoscopía para examinar el resto del colon.

Los planes de seguro de salud gubernamentales, como Medicare, y los planes de seguro de salud privados a veces cambian sus políticas sobre el cubrimiento y la frecuencia de las pruebas de detección del cáncer. El paciente debe consultar con su plan de seguro para saber con qué frecuencia cubrirá una sigmoidoscopia flexible de detección.

Visite el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer para obtener más información sobre el cáncer colorrectal.

¿Cómo se prepara el paciente para una sigmoidoscopia flexible?

Para prepararse para una sigmoidoscopia flexible, el paciente deberá consultar con el médico, cambiar la dieta y limpiar el intestino.

Consultar con el médico

El paciente debe consultar con el médico sobre cualquier afección médica que tenga y todos los medicamentos recetados y de venta libre, las vitaminas y suplementos que toma, que incluyen:

Cambiar la dieta y limpiar el intestino

Un profesional de atención médica le dará indicaciones por escrito para la preparación intestinal que debe seguir en casa antes del procedimiento. Se receta una preparación intestinal para que no queden heces, o queden muy pocas heces en el intestino. Una preparación intestinal completa le permite evacuar heces claras y líquidas. Las heces dentro del colon pueden impedir que el médico vea claramente el revestimiento del intestino.

Es posible que el paciente deba seguir una dieta de líquidos claros el día antes del procedimiento. Las indicaciones le proporcionarán instrucciones específicas sobre cuándo comenzar y suspender la dieta de líquidos claros. En la mayoría de los casos, el paciente puede tomar o comer:

  • caldo sin grasa
  • gelatina de sabores como limón, lima o naranja
  • café o té, sin crema ni leche
  • bebidas para deportistas de sabores como limón, lima o naranja
  • jugo de frutas colado, como de manzana o uva blanca; los médicos recomiendan evitar el jugo de naranja y los líquidos rojos o morados
  • agua
Médico revisando las indicaciones con el pacienteEl médico le dará al paciente indicaciones específicas sobre cómo prepararse para el procedimiento.

El médico le dirá al paciente cuánto tiempo antes del procedimiento debe dejar de comer.

Un profesional de atención médica le pedirá que siga las indicaciones para una preparación intestinal antes del procedimiento. La preparación intestinal causará diarrea, por lo que el paciente debe permanecer cerca de un baño.

Las diferentes preparaciones intestinales pueden contener diferentes combinaciones de laxantes (píldoras que se tragan o polvos que se disuelven en agua y otros líquidos claros) y enemas. Algunas personas necesitarán tomar una gran cantidad, a menudo un galón, de laxante líquido durante un período de tiempo programado, por lo general la noche anterior al procedimiento.

Quizás el paciente encuentre difícil esta parte de la preparación intestinal; sin embargo, es muy importante completar la preparación. El médico no podrá ver el colon sigmoide con claridad si la preparación quedó incompleta.

El paciente debe llamar a un profesional de atención médica si tiene efectos secundarios que le impidan terminar la preparación.

¿Cómo hacen los médicos una sigmoidoscopia flexible?

Un profesional médico especializado hace una sigmoidoscopia flexible durante una cita en el consultorio o en un hospital o centro para pacientes ambulatorios. Por lo general el paciente no necesita sedantes o anestesia, y el procedimiento dura unos 20 minutos.

Para el procedimiento, se le pedirá al paciente que se acueste en una mesa; el médico le inserta un sigmoidoscopio por el ano y lo guía lentamente a través del recto hasta el colon sigmoide. El endoscopio bombea aire en el intestino grueso para que el médico pueda verlo mejor. La cámara envía una imagen de video del revestimiento intestinal a un monitor, lo que le permite al médico examinar los tejidos que recubren el colon sigmoide y el recto. El médico puede pedirle al paciente que se mueva varias veces sobre la mesa para ajustar el endoscopio y tener una mejor visualización. Una vez que el endoscopio llegue al colon transverso, el médico lo retira lentamente y examina nuevamente el revestimiento del colon sigmoide.

Ilustración del procedimiento de sigmoidoscopia flexible. Para el procedimiento, se le pedirá al paciente que se acueste en una mesa mientras el médico le inserta un sigmoidoscopio por el ano.

Durante el procedimiento, el médico puede extirpar los pólipos y enviarlos a un laboratorio para su análisis. Los pólipos en el colon son comunes en los adultos y, en la mayoría de los casos, son benignos. Sin embargo, casi todos los casos de cáncer de colon comienzan como un pólipo, por lo que su extirpación temprana es una forma eficaz de prevenir el cáncer.

Si el médico encuentra tejido anormal, podría hacer una biopsia. El paciente no sentirá la biopsia.

Si durante una sigmoidoscopia flexible el médico encuentra pólipos u otro tejido anormal, podría sugerirle al paciente que vuelva para que le hagan una colonoscopia.

¿Qué debe esperar el paciente después de una sigmoidoscopia flexible?

Después de una sigmoidoscopia flexible, el paciente puede:

  • sentir cólicos en el abdomen o distensión abdominal durante la primera hora después del procedimiento
  • reanudar las actividades normales inmediatamente después del procedimiento
  • volver a una dieta normal.

Un profesional de atención médica le dará al paciente indicaciones por escrito sobre cómo cuidarse después del procedimiento y las revisará con él. El paciente debe seguir las indicaciones al pie de la letra.

Si el médico le extirpó pólipos o le hizo una biopsia, es posible que tenga un ligero sangrado por el ano, lo que es normal. Algunos resultados de la sigmoidoscopia flexible estarán disponibles inmediatamente después del procedimiento y el médico los compartirá con el paciente. Un patólogo examinará el tejido de la biopsia. Los resultados de la biopsia tardan unos días o más en regresar del laboratorio.

¿Cuáles son los riesgos de una sigmoidoscopia flexible?

Los riesgos de una sigmoidoscopia flexible incluyen:

  • sangrado
  • perforación del colon
  • dolor fuerte en el abdomen
  • la muerte, aunque este riesgo es muy poco común

El sangrado y la perforación son las complicaciones más comunes de la sigmoidoscopia flexible. La mayoría de los casos de sangrado se presentan en pacientes a los que se les han extirpado pólipos. El médico puede tratar inmediatamente el sangrado que se produce durante la sigmoidoscopia flexible. Sin embargo, se puede tener sangrado hasta 2 semanas después del procedimiento. El médico diagnostica y trata el sangrado tardío con una colonoscopia o con otra sigmoidoscopia flexible. El médico podría necesitar tratar la perforación con cirugía.

Bibliografía

Julio de 2016
Compartir

El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Esta información no tiene derechos de autor. NIDDK recomienda al público compartir esta información libremente.